El sitio del bebe, el niño y su familia

Dr. Sergio Pasqualini

Médico de la Universidad de Buenos Aires en 1971. Especialista en Ginecología, Obstetricia y Reproducción. Estudios de pregrado en Cirugía General en el Departamento de Cirugía General del Sanatorio San José, a cargo del profesor Dr. Hernán J. Pavlovsky, y en el Hospital St. Joseph en Stanford, Connecticut. Formación en Ginecología y Obstetricia realizada en la Cátedra de Ginecología a cargo del profesor Dr. Leoncio Arrighi del Hospital de Clínicas “José de San Martín”, cumpliendo con el programa de Intercambio Rotatorio, Residencia, jefe de residentes y posteriormente como instructor de los mismos. Becado por la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) en 1977 para realizar estudios sobre inmunidad en cáncer de mama. Autor y co-autor en más de 100 trabajos presentados en distintos congresos o publicados en revistas nacionales y extranjeras y fue premiado en seis oportunidades por trabajos presentados de la especialidad. Miembro de: Sociedad Argentina de Ginecología y Obstetricia, American Fertility Society-Asociación Médica Latinoamericana- Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad, Sociedad Argentina de Andrologia, Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo. Es fundador en el año 1987 de Halitus Instituto Médico, en el cual se desempeña hasta la actualidad como Director Médico. En Halitus ofrecemos a las parejas con dificultades para concebir la última tecnología, la trayectoria y la experiencia de quienes hemos realizado y logrado traer al mundo más de 2500 bebés nacidos por estos procedimientos de fertilización asistida. Esta experiencia, el hecho de ser líderes en estas técnicas en nuestro país y la oferta de todas las variantes de las técnicas es lo que nos permite ofrecer las mejores chances para lograr el embarazo. Desde 1987, cuando empezamos, es mucho lo que hemos realizado y seguimos trabajando para dar a cada paciente lo mejor desde el punto de vista médico y humano. Es por ello que nos organizamos en diferentes departamentos y tenemos médicos referentes en cada especialidad, con amplia experiencia y extensa trayectoria científica, cuyo principal objetivo es acompañar a la pareja estéril a lo largo de todo el proceso de diagnóstico y tratamiento. Cada profesional en Halitus tiene un área de especialización pero el objetivo es trabajar en equipo entre los distintos departamentos e, incluso con la pareja involucrada, para que la multiplicidad de puntos de vista permita decidir juntos la mejor solución al problema.

Técnicas de fertilizaciónLas chances de lograr el embarazo con las Técnicas de Fertilización Asistida han aumentado enormemente, pero lamentablemente el embarazo no se logra en todos los casos. Es importante tener en cuenta que:

  • El embarazo no siempre se logra en el primer intento, como tampoco lo logra la pareja fértil teniendo relaciones en el momento apropiado.
  • Las conclusiones que se obtengan del primer intento pueden ser útiles para tener mejores chances en intentos posteriores, ya sea repitiendo el procedimiento de la misma manera o introduciendo las modificaciones que se consideren convenientes.
  • El factor psicológico siempre está presente, en menor o mayor grado, siendo imposible cuantificarlo o evaluar en qué medida está influyendo en forma negativa en un caso en particular. Por lo tanto todo lo que se pueda hacer para mejorar el aspecto psicológico va a redundar en beneficio para la pareja, independientemente del resultado final. Es por esto que aconsejamos una consulta con algún miembro del psicólogo, para una entrevista inicial, la evaluación del caso en particular y decidir qué tipo de acompañamiento es más conveniente: individual o en grupo de apoyo.
  • Muchas veces el éxito final (o sea el embarazo) va a depender de la perseverancia, por lo que la relación pareja-Institución debe ser la mejor posible. Para ello, la confianza en el Instituto y sus integrantes, el diálogo, el planteo de toda duda que se tenga, el participar de los grupos de apoyo, etc. va a ayudar a recorrer el camino juntos.

Baja complejidad

  • Estimulación de la ovulación: ingesta de hormonas. Habitualmente se le indica a la paciente que durante el ciclo previo al tratamiento ingiera píldoras “anticonceptivas”, las cuales suprimen el funcionamiento de los ovarios. La medicación que se le administre servirá para estimular al ovario. Esto se hace debido a que la tasa de embarazo en Fecundación in Vitro es mayor si se puede obtener más de un ovocito.
  • Estimulación de la ovulación e inseminación intrauterina: Puede hacerse en consultorio o quirófano. Se necesita una muestra de por lo menos 5 millones de espermatozoides. Las trompas deben estar en buen estado, la mujer ovular bien, y el semen, ser de buena calidad.
  • Inseminación con SWIM UP: en lugar de inseminar el eyaculado fresco directamente, esta técnica selecciona la calidad de los espermatozoides.

Alta complejidad

  • Fertilización In Vitro (FIV) convencional: consiste en sacar el óvulo, mezclarlo con el espermatozoide obtenido días antes por Swim Up y, al tercer día, cuando está formado el embrión, colocarlo dentro del útero.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI): se emplea cuando hay pocos espermatozoides. Esta es otra variante de las técnicas de fertilización asistida y consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente dentro del citoplasma del óvulo. Proponemos esta variante en las siguientes circunstancias.
    • Semen que presente alteraciones específicas de los espermatozoides.
    • Espermatozoides de pobre calidad (alto porcentaje de espermatozoides anormales, test de hemizona o test de activación alterados) y/ o cantidad insuficiente para intentar una técnica de fertilización in Vitro convencional.
    • Parejas con fallas previas de FIV debido al eventual fracaso en la fertilización, por alteraciones del óvulo.
    • Óvulos con alteraciones estructurales asociadas a fallas en la fertilización.
  • Método GIFT: se colocan óvulos y espermatozoides dentro de la trompa, para que allí se fecunden solos.
  • Diagnóstico preimplantacional: El DGP ofrece a las familias con alto de riesgo de descendencia afectada por enfermedades genéticas una opción diagnóstica temprana que permite evitar la interrupción electiva del embarazo debida a la presencia de afectación fetal.
    Asimismo incrementa la probabilidad de éxito en la implantación y el logro del embarazo, al transferirse al útero los embriones no afectados por la enfermedad genética para la que se encuentra en riesgo la pareja consultante.
  • Método TOMI: se inyecta el espermatozoide dentro del óvulo y – sin permanecer en medios de cultivo – el conjunto se coloca de inmediato en la trompa.

Dr. Sergio Pasqualini
Director Médico de Halitus Instituto Médico

0

En ciclo natural – Una nueva propuesta para las parejas con problemas de esterilidad

Fecundación in vitroAproximadamente entre un 10% y un 15% de las parejas presentan problemas de esterilidad, y un porcentaje de parejas aún no conocido, pero posiblemente mayor, tiene menos hijos que los deseados. La mayoría de las personas con esta dificultad realiza diversos tratamientos e intervenciones para lograr un embarazo.

La Fecundación In Vitro pero en el ciclo natural es una nueva propuesta para aquellas mujeres en las cuales la medicación hormonal que estimula los ovarios no dio buenos resultados luego de varios In Vitro fallidos.

Es una buena alternativa para mejorar la calidad del embrión en ciertos casos o para las parejas que por diversos motivos prefieren no recurrir a la estimulación con hormonas.

Se denomina ciclo natural a aquel ciclo de la mujer en el cual no se usan hormonas para estimular el desarrollo de los folículos y obtener varios óvulos, sino que se utiliza el único óvulo que normalmente produce toda mujer, llevando a cabo una nueva técnica de fecundación In Vitro (FIV) sin medicación, sin el uso de las distintas dosis de hormonas que se aplican en la fertilización convencional para obtener mayor cantidad de óvulos.

Normalmente la mujer desarrolla cada mes un único óvulo, aunque en los primeros días de su ciclo comienza con el desarrollo de varios folículos en cada ovario, cuya cantidad va a depender de las características intrínsecas de sus ovarios.

Por un mecanismo que aún no se conoce, alrededor del día 6 o 7 uno de esos folículos domina e inhibe el desarrollo de los demás y sigue su camino solo hasta la ovulación. Algunos meses, de manera excepcional siguen dos folículos, pudiendo dar lugar a un embarazo de mellizos.

En el caso de los ciclos de fertilización asistida en los cuales se usa medicación para estimular los ovarios, se utilizan hormonas para tratar de obtener el desarrollo de la mayor cantidad de folículos y por lo tanto más cantidad de óvulos para fertilizar in Vitro. Esto se hace a expensas de romper en mayor o menor medida el mecanismo natural de la dominancia.

Investigación y nueva propuesta

Pero a veces este mecanismo de estimular artificialmente los ovarios exige pagar un precio. La técnica no es natural, en algunos casos el resultado es bueno y se obtienen excelentes óvulos, pero en otros la paciente no responde bien a la medicación y se le aspiran pocos ovocitos o de mala calidad.

Por estas pacientes es que en Halitus Instituto Médico se comenzó a investigar sobre esta nueva técnica. Se hizo el seguimiento de estas mujeres en sus ciclos naturales y se realizó el monitoreo del desarrollo de ese folículo.

Al determinar que crecía correctamente de acuerdo al día del ciclo estudiado, al alcanzar el tamaño conveniente y con un adecuado nivel de estrógenos en sangre, se interrumpe el seguimiento y se programa la punción del folículo para obtener el óvulo maduro.

En muchas ocasiones, el óvulo obtenido en un ciclo natural era de mejor calidad que los que esa misma paciente había producido bajo estimulación ovárica en FIV convencionales. De esta manera se comprobó que la estimulación ovárica en base a hormonas no siempre es buena para todas las mujeres.

Utilizarla como la primera alternativa

En el instituto se comenzó a aplicar esta modalidad en las pacientes con fallas reiteradas en FIV con medicación. Hoy ya se está aplicando también a mujeres que responden bien a la estimulación ovárica y que aun no han realizado tratamientos de otro tipo. Es que esta técnica presenta diversas ventajas:

  • El tratamiento tiene menos costos que el FIV o ICSI convencional.
  • La pareja se ahorra también los altos costos de la medicación hormonal.
  • No existe el riesgo de embarazo múltiple de alto grado.
  • Ofrece una opción válida a las mujeres bajas respondedoras (que ya han realizado tratamientos).
  • Se utiliza en aquellos casos de salud donde está contraindicado el embarazo de más de un bebé (malformaciones del útero y/o cuello del útero).
  • No genera la misma ansiedad que un ciclo con medicación.

Tasa de éxito

El 12 % de las mujeres que no lograron el embarazo en reiterados FIV con medicación, sí pudieron hacerlo por transferencia del embrión a partir de un óvulo obtenido en un ciclo natural.

Esta cifra aparentemente baja es sin embargo muy importante porque se trata de mujeres que no obtuvieron ningún resultado, es decir una tasa del 0% en tratamientos previos. Lo importante es destacar el concepto básico: no toda mujer es buena candidata para el In Vitro porque no responde bien a las hormonas.

Dr. Sergio Pasqualini
Director Médico de Halitus Instituto Médico

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles