El sitio del bebe, el niño y su familia

¿Crece correctamente?Si el bebé sigue un ritmo regular de crecimiento, la cantidad de comida que necesita para crecer es proporcional al aumento de su peso y de su altura.

Si comparamos las necesidades alimenticias del primer año de nuestro hijo con las del adulto, apreciaremos que las del bebé son proporcionalmente más grandes. Este hecho se comprende si consideramos algunos aspectos.

  1. La rapidez de su crecimiento en peso: a los 5 meses, el niño dobla el peso que tenía en el momento de nacer; a los 12 meses, lo triplica; durante el primer año, su altura aumenta en un 50 por ciento.
  2. La carencia casi total de reservas en el momento del nacimiento, que lo hace depender totalmente del aporte alimenticio. El alimento debe proporcionarle toda la energía para:

  • El mantenimiento de las funciones vitales: respiración, digestión y funcionamiento cardíaco, entre otras.
  • Todas las actividades relacionadas con el movimiento.
  • Reintegrar las perdidas normales producidas por el sudor, la caca o la orina. En el caso de los lactantes, hay que tener presente que el aporte alimenticio debe permitir su correcto crecimiento, precisamente en el momento en que sus necesidades plásticas (de construcción, así como de mantenimiento de los tejidos de su organismo) más lo necesitan.

¿Cómo interpreto los gráficos de crecimiento?

Las medidas de los niños normales están comprendidas, para cada edad, dentro de determinados límites. Según sea la constitución, más pequeña o más fuerte, sus medidas también se agrupan a lo largo de curvas comunes, que reciben el nombre de “percentiles”.

En el gráfico de la altura, la curva que distingue a los bebés más altos está indicada como percentil 97. La que distingue a los más bajos (pero comprendidos dentro de la normalidad) es el percentil 3. Para encontrar los percentiles del peso y de la altura de nuestro hijo hay que hacer lo siguiente: si deseamos comprobar la altura de nuestro pequeño, debemos trazar en el gráfico de la altura una línea vertical a partir del punto que corresponde a la edad del niño.

Después, trazaremos otra línea horizontal a partir del punto que corresponde a su estatura en centímetros. Las dos líneas se encontrarán en correspondencia de uno de los percentiles. Si se trata del percentil señalado con el numero 50, comprobaremos que el bebé se encuentra dentro de la media.

Si los puntos se encuentran por encima o por debajo del percentil 50, podremos asegurar que se encuentra por encima o por debajo de la media, aunque se mantiene dentro de lo normal. Pulsa sobre el gráfico para agrandarlo:

Realízalo tú misma

Supongamos que tu hijo de un mes pesa 4 kilos. Partiendo del punto que en la línea B del gráfico corresponde a 4 kilos de peso, traza una línea horizontal hacia la derecha y luego otra línea vertical hacia arriba, partiendo del punto que en la línea horizontal A corresponde a 1 mes. Estas dos líneas se encontrarán en un punto, que señalaremos en rojo. Conforme pasen los meses, debes ir uniendo los distintos puntos rojos con una línea, con lo que podrás trazar la “curva del peso” de tu hijo. Haz lo mismo con la altura, de manera que puedas comparar ambas curvas.

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles