El sitio del bebe, el niño y su familia

Un cucú se casó con una estrellapor Gissou Borquez

H abía un cocu, respetado y muy bien educado, vivía cerca de un estanque,

Muchos bambúes y flores de jengibre eran su hogar,

su día empezaba al dormirse el sol.

Era allí cuando estiraba sus alitas llenas de rocío

Y levantaba su vuelo prendiendo su luz,

se dedicaba a alumbrarle el camino

a los que la noche agarraba fuera de sus casas,

el cien pies, era uno que por su lento andar.

Le pedía ayuda para caminar

pues muchas veces había tropezado

y caído en huecos difíciles de trepar.

El cocuy parecía ser un bichito feliz, pero no lo era.

Sus noches no terminaban hasta que se posaba en un bambú

a mirar a su más preciada ilusión, una estrella,

la buscaba nervioso entre las demás hasta ubicarla

para luego empezar a moverse de un lado a otro.

Saltar, hacer exagerados movimientos con sus alas y pies

hasta pararse de cabeza para llamar su atención,

pero nada daba resultado ella era indiferente a todos sus esfuerzos,

pero alguien si lo veía y se reía de tanta pirueta

La luna se divertía al ver a ese pequeño bichito hacer tantos malabares

y la curiosidad de saber el porque de ellos la hizo invitarlo a conversar

el cocuy no podía creer tanta suerte,

paso el día limpiando sus alas y pensando que decir.

Hasta que el momento llego,

una estrella fugaz lo arrebato de la tierra y sentó en la luna,

ella cariñosa le pregunta de sus piruetas

y el decidido le confeso de su amor por la estrella.

Tanta seguridad en sus palabras confundió a la luna,

quien no se esperaba jamás algo así,

pero ella sabia de amores,

millones de años viendo parejas ocultas bajo el manto de la noche.

Había visto de todo, desde la pasión de un gordo cangrejo,

hasta los sueños de los hombres mas fuertes,

el cocuy emocionado por su interés le señalo a su estrellita

la que tanto amaba.

La luna conmovida, le dio permiso de acercarse a ella.

La estrella era más hermosa de lo que él jamás imaginó.

Sin demora el se presento y le hablo rápidamente de su amor,

la estrella sorprendida se sintió halagada.

Para ese cocuy ella era especial, diferente

le pareció maravilloso y de buenos sentimientos

ese bichito que solo pedía un poco de su atención,

prometió verlo todas las noches.

Luego hablaron un largo rato

hasta que el sol anuncio que era hora de regresar,

el cocuy y la estrella esperaban ansiosos la oscuridad,

para tan solo mirarse.

La aventura del cocuy se extendió por todas partes

llamando la atención de todos lo que lo conocían

Pero al contrario de lo que esperaban

cada noche el cocuy se veía mas y más desmejorado.

La distancia entre el y su amada era inmensa

y sus vidas estaban por separado.

Cuenta la historia que el cocuy dejo de comer

ya no salía a brincar y hacer piruetas.

Su luz se estaba apagando de tanta soledad

sus ojos ya no buscaban con picardía ver la noche

ni siquiera su estrella lo podía animar

una mañana lo encontró una mariposa en el bambú mas alto.

Se había dormido con las alitas abiertas como si volara

la luna al ver tanto dolor de el y su estrella

decidió ofrecerle llevarlo al cielo para que brillaran juntos por siempre,

y así fue como el cocuy se caso con su estrella.

Si miran arriba en el cielo los verán

dos luces muy juntas que con su brillo

iluminan el camino para que nadie se pierda,

ni siquiera su amigo el ciempiés.

FIN

Cuento original por: Gissou Borquez
Email: gissouborquez@hotmail.com

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles