El sitio del bebe, el niño y su familia

El cuerpo en la crianzaEl juego corporal en los primeros años de vida

por Daniel Calmels

Juegos de sostén

Mecimientos, giros y caídas; sostén donde la confianza esta presente. En todos ellos se producen modificaciones en la cantidad y calidad del contacto que el cuerpo del adulto ofrece al niño: hamaca, caballito, babucha, avioncito, etc.

Las plazas poseen grandes cuerpos de metal y madera que sostienen y permiten movimientos básicos; las hamacas, calesitas, toboganes, sube y baja, trepadoras, sustituyen a los cuerpos de los adultos y reproducen las acciones de los juegos de sostén.

  • Mecer- hamaca; girar-calesita, luego ronda.
  • Sostener y bajar al niño (caída sostenida, preludio del salto)-tobogán.
  • Los niños trepan el cuerpo del adulto y luego se desplazan a otras superficies que pueden ser trepadas (las trepadoras de las plazas).

De acuerdo a esto, en la sala

  • Jugamos a “Andar a caballito”: Sentamos al niño en nuestras rodillas. Las levantamos junta o alternadamente a diferentes ritmos y velocidades.
  • Jugamos a “Los Trotes”: El niño se aferra con sus piernas a nuestra cintura y con sus brazos a nuestro cuello. Lo sostenemos e iniciamos el recorrido por la sala haciendo trotecitos en diferentes direcciones y velocidades. Probamos aflojar e interrumpir el sostén por breves momentos, haciendo que el niño se sostenga solo.
  • Jugamos a “Las hamacas”: Nos pusimos de pie con las piernas abiertas formando un arco. Tomamos al niño firmemente y lo sujetamos rodeándole el cuerpo por debajo de los brazos y entrelazando las manos. Balanceamos al niño hacia atrás y hacia delante pasándolo por debajo de nuestras piernas.
  • Jugamos al “Tobogán”: Sentamos al niño sobre nuestras rodillas de espaldas. Extendemos las piernas. Tomamos al nene de las axilas y lo deslizamos por nuestras piernas como un tobogán.
  • Jugamos a “La Calesita”: Sujetamos al nene rodeándole el torso por debajo de las axilas y entrelazando las manos, comenzamos a girar como una calesita, primero hacia un lado y luego hacia el otro, realizando ascensos y descensos mientras giramos.

Juegos de ocultamiento

  • El niño se oculta para ser reconocido.
  • Les colocamos sabanas sobre las mesas, en cajas, se ocultan.
  • Aparecen las diferencias individuales, quien demuestra más ansiedad, quien puede permanecer más tiempo oculto.
  • La construcción corporal ubica al juego como uno de los espacios constructores y este es el instrumento por excelencia en el jardín maternal y de infantes. El ámbito físico donde el juego se desarrolla debe ser un espacio que favorezca la aparición en todas sus variantes.

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles