El sitio del bebe, el niño y su familia

Faringitis agudaAngina

La faringitis aguda o angina es una de las enfermedades más frecuentes de los niños, especialmente en invierno y primavera. Consiste en la inflamación e infección de las amígdalas y de los tejidos de la garganta (por eso también recibe el nombre de amigdalitis, o faringoamigdalitis).

Las infecciones respiratorias agudas, entre ellas las de las amígdalas y la faringe, son los padecimientos más comunes de los seres humanos y son mucho más frecuentes en los niños.

Los síntomas habituales son dolor de garganta, inapetencia, cansancio y decaimiento, como así también inflamación de los ganglios del cuello y fiebre.
¿Cuantos tipos de anginas existen?

Principalmente las podemos dividir en dos grandes grupos: las de origen viral y las de origen bacteriano.

Las faringitis de origen viral son la gran mayoría, sobre todo en niños menores de 3 años. Los síntomas que acompañan al dolor de garganta son el catarro, la conjuntivitis y la tos. Los virus que más frecuentemente la producen son los adenovirus, que producen vesículas (pequeñas ampollas), los enterovirus, que causan una enfermedad llamada herpangina (angina con vesículas, mucha irritación de la faringe y fiebre alta), y los rinovirus, o virus del resfrío común.

Las faringitis de origen bacteriano son producidas principalmente por los estreptococos (faringoamigdalitis estreptocóccica), y se dan sobre todo en los niños entre 4 y 15 años, especialmente en la primavera y el otoño, y en época escolar.

Se caracterizan por comenzar abruptamente con alta fiebre, dolor al tragar, ganglios en el cuello y, la mayoría de las veces, exudado purulento (que se denomina comunmente “placas de pus”). También puede verse un puntillado colorado en el paladar.

Dentro de la familia de los estreptococos, hay uno que a los pediatras nos preocupa, y es el estreptococo beta hemolítico del grupo A. La preocupación se debe a que este germen es capaz de producir complicaciones a largo plazo, tales como la fiebre reumática o lesiones del riñón. Por eso, aunque la angina se curaría sin tratamiento, al indicar un antibiótico, nos aseguramos que no se producirán las citadas complicaciones. (ver tratamiento).

¿Cómo reconocemos el tipo de angina?

Es difícil para el médico dictaminar a simple vista cual es la causa de la angina. No siempre las anginas con exudado purulento son bacterianas, y hay virus capaces de producir las famosas “placas” y despistar totalmente el diagnóstico.

Por eso es importante confirmar la impresión clínica con el examen del laboratorio. Para esto, disponemos del examen del exudado de fauces. Con el mismo se puede efectuar el streptest, que es una prueba rápida, que nos informa inmediatamente si hay o no presencia de estreptococos, y también el cultivo que en alrededor de 48 hs. confirma con precisión si el estreptococo betahemolítico del grupo A es el germen productor de esa angina.

Debido a que es infrecuente pero no imposible que el test rápido sea negativo, y luego el cultivo informe estreptococos, es muy importante solicitar ambos estudios.

Cuando y cómo tratar una angina

Cuando sospechamos que la faringitis del paciente es por el estreptococo grupo A, indicamos realizar los estudios antes mencionados. Si el streptest fuera negativo, esperamos los resultados del cultivo ya que no hay ningún riesgo de comenzar el antibiótico cuarenta y ocho horas más tarde. Si, en cambio, fuera positivo, comenzamos ese mismo día y luego el cultivo ratificará o rectificará el resultado inicial, y nos guiará para la continuación del tratamiento.

El tratamiento antibiótico de la faringitis, si es apropiado, acorta la duración de los síntomas y del período de contagio, pero el objetivo principal es reducir la posibilidad de fiebre reumática y de complicaciones renales.

Según las recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría y de la Academia Americana de Pediatría, la penicilina sigue siendo la droga de elección para la angina estreptocóccica, debido a su eficacia, seguridad y bajo costo. La amoxicilina también es utilizable, ya que se obtienen los mismos resultados que con la penicilina.

El tratamiento debe cumplirse estrictamente, respetando los horarios de la medicación, así como la duración del tratamiento, que debe ser de 10 días (aunque el niño suele mejorar en pocos días). Está demostrado que si la administración del medicamento se interrumpe, existe una alta posibilidad de que se produzcan recurrencias y eventualmente complicaciones.

Para los niños alérgicos a la penicilina, existen otros antibióticos que podemos indicar.

Debido al surgimiento de gérmenes resistentes por el sobreuso de antibióticos, nosotros aconsejamos una utilización racional, justificado con los exámenes clínico y de laboratorio correspondiente.

No es útil administrar antibióticos a otra angina que no sea la estreptocóccica.

Del mismo modo, la Academia Americana de Pediatría desaconseja los tratamientos breves con antibióticos no recomendados, como los de tres días de duración y una sola dosis diaria, ya que estos han desarrollado resistencia y hoy día se observa con ellos mala respuesta clínica, que suele obligar a recomenzar el tratamiento con otro antibiótico.

¿Es contagiosa la faringitis?

Como enfermedad infecciosa, la faringitis se contagia. Si es de origen viral, contagia durante toda la fase aguda, es decir, mientras persista la fiebre y los síntomas. Si, en cambio, es de origen bacteriano, la contagiosidad se extingue luego de 24 horas de tratamiento antibiótico. Pasado este periodo de tiempo y si el niño se encuentra afebril, estará en condiciones de retomar su actividad habitual sin riesgo para él ni para sus compañeros.

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina no es otra cosa que una angina estreptocóccica que coexiste con un brote rojo en la piel característico llamado “rash escarlatiniforme”. No tiene ninguna implicancia distinta a las de la angina estreptocóccica sin erupción.

Dra. Laura Krynski

Médica pediatra, con trayectoria en temas de familia. Residencia Hospital Garrahan, concurrencia Hospital Tornú con especialización en Pediatría Ambulatoria. Miembro del Comité de Familia y Salud Mental de la SAP

Notas de Dra. Laura Krynski (ver todo)

Notas relacionadas:

0

0 respuestas a Faringitis aguda

  • Hola muy interesante el imforme.mi hija de cinco años acaba de salir de una faringitis aguda con fiebre muy alta decaimiento y placas en la garganta mucha tos y catarro.mi bebe de seis meses empezo con fiebre poca a lo que era su hermana es probable que se haya contagiado o es muy pequeño para ello?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles