El sitio del bebe, el niño y su familia

Gripes y resfríosEl resfrío común es la forma más leve y frecuente de infección respiratoria viral. Los síntomas típicos son nariz congestionada, poco apetito, dolor de cabeza y cansancio. Otras molestias pueden ser dolor de garganta y tos leve. La fiebre es infrecuente y suele ser baja.

La gripe es otra enfermedad distinta, producida por un virus distinto, y que, a diferencia del resfrío, produce fiebre, que suele ser alta y persistente, dolores musculares, mayor decaimiento, angina, tos catarral, y en ocasiones vómitos, diarrea y pérdida del apetito.

¿Qué ayuda a los niños con resfríos y gripe?

  • Paracetamol (Termofrén, Tylenol, etc.): es el medicamento que se prefiere para aliviar el dolor del cuerpo o bajar la fiebre cuando ésta supera los 38ºC.
  • Ibuprofeno (Ibupirac, Dolorsyn, etc.): es una alternativa válida como antifebril.
  • La aspirina (y cualquier medicación que la contenga) debe EVITARSE en niños y adolescentes ya que puede producir el Síndrome de Reye. La aspirina no cura los resfríos.
  • Ofrecer abundantes líquidos frescos.
  • Insistir en que su niño descanse, al menos durante los primeros días.
  • Los jarabes antitusivos pueden aliviar la tos seca, irritativa y no productiva. La tos que sirve para extraer el catarro del pecho (tos productiva) no debe ser tratada con antitusivos potentes. Pueden ser utilizados, salvo excepciones, después de los 2 años.
  • Los antibióticos sólo deben usarse cuando los niños desarrollan complicaciones bacterianas, como la infección del oído o la neumonía.

Qué no sirve

  • Las gotas o sprays nasales: son difíciles de usar en niños y el alivio dura poco tiempo.
  • Los descongestivos dados por boca pueden causan taquicardia o insomnio en niños.
  • Los antihistamínicos no son efectivos para los resfríos.
  • Los antibióticos no mejoran los estados gripales ni los resfríos.
  • La vitamina C.
  • La aspirina y la dipirona.
  • Los medicamentos “antigripales” y los ungüentos publicitados en los medios.

Complicaciones

Los resfríos también pueden llevar a complicaciones que deben ser controladas por su doctor:

  • Otitis media aguda
  • Infecciones de la cara
  • Neumonía y bronco espasmo.

Evolución

Los niños resfriados pueden concurrir a la escuela o guardería si se sienten bien, en cambio si tienen fiebre o están muy decaídos (gripe o influenza) es conveniente que hagan reposo.

Los resfríos comunes suelen mejorar en 5 a 7 días, y desaparecer en 2 a 3 semanas; la tos catarral puede persistir mas tiempo, sin que esto signifique que contagie o que la evolución sea mala.

Los bebés menores de 3 meses de edad en ocasiones tienen problemas para respirar a través de la nariz tapada, les cuesta alimentarse y dormir, lloran más que lo habitual y están irritables; en este caso deben ser vistos por el pediatra.

Los resfríos pueden producir otitis media aguda. Los síntomas son: dolor de oído, malestar, fiebre (solo un tercio de las otitis) y vómitos. Si aparece pus en el conducto auditivo habitualmente se debe a la perforación de la membrana timpánica por la infección. El diagnóstico de otitis lo realiza el pediatra mediante otoscopia. No es útil para el diagnóstico (y además es cruel) apretar los oídos para ver si el niño llora.

Los resfríos y otitis muchas veces se acompañan de conjuntivitis que aparece como hinchazón leve y enrojecimiento de los párpados, junto con secreción amarillenta. Consulte a su pediatra si esto ocurre.

Los cuadros gripales con tos pueden complicarse con neumonía o bronco espasmo. Los niños deben ser examinados por el pediatra si tienen dificultad respiratoria, labios o uñas de color azulado, o tos tan intensa que provoque vómitos y/o rubicundez de la cara, al toser.

La fiebre

Se llama fiebre a la elevación de la temperatura corporal por encima de los 38 grados centígrados, a cualquier edad. Se la debe tomar como una manifestación de un cuadro y no como una enfermedad en sí misma. El propósito de combatirla consiste en brindarle confort al niño sin olvidar que el mayor riesgo de la fiebre es intoxicar al niño con antitérmicos.

Los medios con los que contamos para normalizar la temperatura son:

  • Los medicamentos, que actúan normalizando la temperatura pero no pueden evitar que ésta vuelva a ascender. Una vez administrados ejercen su efecto durante varias horas (4-6hs aproximadamente) por lo tanto no debe reiterarse la dosis antes de ese lapso.
  • Desabrigar al niño para que pierda calor.
  • Mojarlo o bañarlo con agua tibia, que lo hace perder calor a través de otro mecanismo.

La vacuna antigripal

Es útil para prevenir la gripe propiamente dicha (o Influenza) pero no tiene ningún efecto preventivo sobre los resfríos y catarro de vías superiores.

Dra. María Silvia Iribarren

PEDIATRAS ASOCIADOS: Un equipo pediátrico con características de funcionamiento destinadas a brindar comodidad y contención a la población infantil y a sus padres. Dentro del consultorio se brindan diversos servicios para los pacientes (vacunación, fonoaudiología, nutrición, etc). Consultas y Vacunatorio: Lunes a Viernes de 9.30 a 20 hs. y Sábados de 9 a 13 hs. Paraguay 2302 piso 17 dto. 4º. Teléfono 4961-4109

Notas de Dra. María Silvia Iribarren (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles