El sitio del bebe, el niño y su familia

Intervención tempranaPara lactantes y deambuladores con problemas en su desarrollo

Ha sido suficientemente demostrado y comprobado la enorme importancia que tienen los modos de comunicación entre el bebé y su mamá, y su incidencia en probables perturbaciones en el proceso de hacerse persona un niño (constitución de lo mental).

Este campo, poblado de limitaciones y potencialidades, será transitado con logros a veces tan insignificantes (en apariencia) por considerarse tan obvios, que casi pasan desapercibidos para los padres, a pesar de su gran sentido, y su gran implicancia en el crecimiento y desarrollo del pequeño.

Si nos remitimos en esta etapa, a situaciones con niños afectados por alguna condición que altere el normal desarrollo integral, la consulta con un especialista se hace más que necesaria cuando apura el alto riesgo en lactantes y deambuladores. Será altamente beneficioso tanto para el niño así como para sus padres, quienes en estas circunstancias necesitan fundamentalmente de contención y orientación, pues el nacimiento de un niño que, lejos de despertar la alegría esperable, nace con perturbaciones, genera una situación de shock y desestabilización, por lo inesperado, apareciendo estados de confusión, bloqueo para comprender, ansiedades, temor a ser inadecuados en la comunicación con su bebé, culpas, alteraciones de índole vincular en la pareja (divorcio, por ejemplo), muchas veces la madre se debate entre el duelo del hijo imaginado (sano) y siente al niño afectado, como un impostor o un desconocido.

Este desencuentro precoz, antes de quedar profundamente instalado, es al que se dirigirá la intervención temprana para reconstruir los aspectos dañados de la función materna, y otorgarle elementos de sustentación en esta lucha que ella libra, ya que las consecuencias de un distanciamiento afectivo materno serán graves, y si es prolongado caerá con facilidad en la irreversibilidad de su instalación, creándose probablemente una suerte de desconexión vincular entre el niño y ella, perdiendo la oportunidad de organizar de un modo más coherente este encuentro, quedando comprometida su condición de devenir persona.

Podrán aparecer también ante esta desilusión, situaciones que irán desde la sobreprotección hasta una negación de los hechos, tratando de ignorar el problema, no favoreciendo con estas reacciones al recién nacido, quién tanto por su misma condición de incompletud e inmadurez natural, como por su minusvalía no natural, necesitará, él también, de un recibimiento aún más especialmente organizado que en situaciones normales.

Muchas veces en estos casos se suman a estas dificultades alguna descompensación extra, intrínseca a su deficiencia o enfermedad y quedan sometidos a una deprivación, sea sensorial o aún afectiva, debido a la emergencia del tratamiento clínico o quirúrgico que en cada caso se precise. En estos casos al bebé se le sustituye el “calor” materno por un contacto con un medio extraño, agresivo, con alimentos sustitutos, canalizaciones, posiciones anómalas, aislamiento, mientras la madre desconoce todo lo que está ocurriendo con su bebé, y llevada por un estado de ansiedad esperable, se siente inútil y culpable, a veces, por no haber podido traer al mundo un hijo “normal” o sano.

De allí que es importante aclarar, que la Intervención Temprana no está dirigida solamente a bebés en déficit orgánicos específicos como por ejemplo Síndrome de Down, Parálisis Cerebral, Disminución Visual, Disminución auditiva, etc., sino también a bebés que sufrieron, sufren o sufrirán determinados tratamientos que necesiten inevitablemente una separación transitoria de su madre, o incluso sin separación, pero que padecen un trastorno o retardo en su desarrollo; orientando a ésta y compensando al niño, tratando de reparar ese agujero afectivo del modo más organizado posible.

De aquí que sea tan conveniente que estos padres cuenten con un espacio que les brinde un intenso apoyo con una buena información inicial y orientación adecuadas, durante todo el tiempo que sea necesario, hasta lograr en el mejor de los casos, una aceptación que beneficiará al pequeño, pudiendo comprender que independientemente d sus esperanzas sobre cirugía, tratamientos curativos, o mágicos, es imprescindible la intervención temprana que posibilite el mejor cumplimiento de las diferentes etapas de desarrollo correspondientes, y una psicoprofilaxis del vínculo Materno-Paterno-Filial.

El abordaje terapéutico de un niño en sus primeros tres años de vida, tiene características que le son propias más allá de la patología que afecta al pequeño.

  • Deberá mostrarse en la medida de lo posible a los padres las pautas de maduración, crecimiento y desarrollo, como así el proceso de estructuración de lo mental, que el niño irá cumpliendo positivamente, para que éstos comiencen a ver los aspectos normales de su bebé(…)
  • La Intervención Temprana terapéutica se realizará no solamente con entrevistas individuales con los padres (además del trabajo específico con el bebé), sino también trabajando con grupos operativos de parejas que se encuentren en la misma situación, orientándolos para encontrar un camino de encuentro, aprendiendo cómo actuar para vincularse con su hijo, ofreciéndoles lo que el niño necesite aprender para que sus limitaciones no sean del todo definitivas y sus posibilidades coaguladas. Se instalará así un circuito de retroalimentación afectiva organizado.
  • Se rehabilitará, detendrá o compensará el trastorno, restituyendo en lo posible el equilibrio familiar. Se les posibilitará a los padres de sentirse importantes en una tarea en común con sus hijos.

Una vez completado el período de tratamiento en Estimulación Temprana Especial, deberá continuarse con otras terapias como Psicopedagogía Inicial Terapéutica en grupos de pre-jardín.

Objetivos principales

  • Restablecer el equilibrio familiar.
  • Incorporar a los padres en la tarea de apoyo a su hijo.
  • Poner el acento en los logros y posibilidades del pequeño.
  • Revalorizar la imagen que los padres tienen de su hijo.
  • Revalorizar la imagen de los padres reactivamente distorsionada.
  • Fortalecer el vínculo padres-niño.
  • Evaluar, tratar, limitar la discapacidad, rehabilitar, compensar o sustituir.
  • Escuela para padres con hijos desde la gestación hasta los 3 años.

(…) Una atención especial anticipada: antes de nacer el niño y cuando exista una detección de anormalidades realizadas por el obstetra o ecógrafo), como tarea anticipatoria de dificultades particulares que se presentarán, a través de charlas de orientación, información y contención a los padres, para favorecer una mejor disposición de éstos para recibir a su bebé.

© 2001 Todos los derechos reservados

Bibliografía

  • Artículo extractado del libro Perspectivas en Psicología Fenomenológica.
  • Editorial Paidós (en colaboración).
  • Artículo titulado: Estimulación Temprana, aproximación Genético-Estructural.
  • Autora: Silvia Zaffirio.
  • Otros títulos del mismo artículo: Prevención Primaria. Fundamentos del Término Estimulación Temprana. Notas constitutivas del Hombre. Comentarios acerca de la incidencia de la Estimulación Temprana en el Campo Biológico. Fundamentos Biológicos. Protección Específica de la Estimulación Temprana. Mención Breve de algunos Fundamentos Psicológico-Sociales en la Infancia Temprana. Esquema Inicial para el funcionamiento de un Consultorio con Atención Personalizada Especial en Estimulación Temprana. Programa del Curso de formación de Estimulación Temprana. Educación Especial para Lactantes y Deambuladores en Estimulación Temprana. Estimulación Temprana en Educación Especial.

Lic. Silvia Zaffirio

Profesora Adjunta en la cátedra de Teorías y Sistemas, en la carrera de Psicología. Universidad Del Salvador (1997/98)
Coordinadora y profesora dictante del curso bi-anual de Psicología Clínica, perteneciente al Programa de Formación e Investigación Continuas, apertura programática del Plan de Salud Mental, Municipalidad de Escobar. (1996/97)
Profesora Adjunta en la Cátedra de Personalidad, en la carrera de Psicología, Universidad Del Salvador. (1996)
Profesora Adjunta en la Cátedra de Psicología Fenomenológica, en la carrera de Psicología. Universidad Del Salvador (1994/95)
Profesora Ayudante de Primera en la Cátedra de Psicología Fenomenológica, en la carrera de Psicología. Universidad Del Salvador. (1991/92/93)
Profesora dictante del curso "El Significado de la Expresión", con el Tema: "Cómo el gesto anuncia la posibilidad de cambio en el acto creativo"(1994)
Profesora dictante en el curso de Formación en Psicopatología y Terapéutica Genético-Estructural (curso privado, 1994) (curso dictado en la Municipalidad de Escobar – 1996)
Profesora colaboradora en la cátedra de Psicología Preventiva en la carrera de Psicología en la Universidad J. F. Kennedy. (1993)
Profesora Titular de la cátedra de Elementos del Comportamiento en la carrera de Publicidad. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. (1992)
Profesora Titular de la cátedra de Psicología, en la carrera de Administración de Empresas. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. (1992)
Directora y profesora disertante del curso anual de "Prevención Primaria para la Primera Infancia" en Extensión Universitaria. Universidad J. F. Kennedy. (1992)
Profesora Jefa de Trabajos Prácticos en la Cátedra de Psicología Preventiva, en la carrera de Psicología. Universidad J. F. Kennedy. (1992)
Profesora Titular de la Cátedra de Relaciones Públicas, en la Carrera de Publicidad. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. (1992)
Profesora Titular de la Cátedra de Psicología Social, en la Carrera de Publicidad. Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales. (1992)
Profesora Jefa de Trabajos Prácticos en la materia Psicología Fenomenológica, Carrera de Psicología. Universidad Del Salvador. (1991)

Profesora Ayudante de Primera en la Materia Psicología Preventiva, Carrera de Psicología. Universidad J. F. Kennedy. (1991)
Profesora Ayudante en la Cátedra de Fenomenología, Carrera de Psicología. Universidad de Buenos Aires. (1991)
Profesora Ayudante en la Cátedra de Psicopatología, Carrera de Psicología. Universidad de Buenos Aires (1975)

Notas de Lic. Silvia Zaffirio (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles