El sitio del bebe, el niño y su familia

Jugar en familiaLos juegos compartidos por la familia son encantadores… siempre y cuando los integrantes puedan ocupar su rol sin dificultades, es decir, sin invasiones, sin desplazamientos, sin usurpaciones.

Analizando los roles familiares es fácil advertir al menos dos tipos elementales: el rol adulto y el rol niño. Al principio, nos parece sencillo y natural que los niños tengan su rol niño y que los adultos tengan el suyo. Sin embargo, observando a otros, surge fácilmente la posibilidad, sana y bien intencionada de criticar. Esta critica, como toda apreciación bien hecha, debe mirar tanto los aspectos positivos como los negativos.

Miremos un poco como intercambia una familia:

¿Papá y mamá se vuelven chiquillos de pronto? ¿Compiten con el hijo sin medir las diferencias y disfrutan de ganarle o se enojan cuando no logran que el niño cubra el rol que ellos consideran mas satisfactorio? ¿Quien pone las reglas en un juego con niños pequeños? ¿Papá? ¿Mamá? ¿El nene o la nena? ¿Quieren los niños ‘mandar’ ejerciendo el rol de los adultos? ¿Aceptan los errores, se disculpan mutuamente, toman todo ‘a la ligera’ o hay disputas y enojos sin grandes causas?

Las formas de compartir juegos son propias de cada familia y conforman una red tenue, envolvente y también atrapante.

Cada vez que se juega se ofrece al bebe como al niño pequeño una oportunidad para asociar comportamientos. Es decir una oportunidad para medir fuerzas mucho antes de la edad en que a un niño pueda interesarle la competencia deportiva.

Hay otras competencias no menos importantes. A veces los padres pelean por el cuerpo del hijo pero las actitudes son tan sutiles que es fácil que casi no se note. ¿Quien lo alza? ¿Quien lo lleva? A veces se compite por complacer o por obtener lo que se desea o por ser atendido con prioridad.

Los resultados se las competencias afectivas son innumerables en su calidad y en su expresión, pero siempre acaban como los partidos en el deporte, con un ‘empate’ cuando los que intercambian intenciones ceden cada uno, algo, o si no , con ganadores y perdedores.

No todas las veces los ganadores quedan eufóricos ni todas las veces los perdedores se sienten frustrados o guardan rencores. Nada pasa a mayores mientras las situaciones no acaben ‘cristalizandose’ o sea, a fuerza de ser repetidas, se inmovilizan las actitudes para lograr un cambio y algunos siempre ganan y otros siempre pierden. O lo que es igual, a nivel de los sentimientos, algunos pierden ‘casi siempre’ y otros ‘casi siempre ganan’.

Si la familia logra, esta vez, en lugar de mirar a otros mirarse a si misma, los adultos sobre todo, pueden intentar cambiar la historia en un futuro mejor.

Aprender a esperar. Aprender a resignar. Aprender a tolerar. Aprender a disfrutar con la ganancia del otro es estar en el buen camino. Camino de convivencias, de amor reciproco, de vida amorosamente compartida. Una infancia que se vive con ejemplos respetuosos de los deseos de los demás, pequeños o adultos, genera la mejor matriz para el comportamiento social y es muy difícil, cualquiera sean las circunstancias a vivir, que las personas alteren este legado familiar.

Los menos afortunados, que crecen entre riñas pequeñas o grandes, sintiendo la frustración y el fracaso, soportando la indiferencia (o la prepotencia) deberán realizar un enorme esfuerzo personal, a menudo a través de la intervención de profesionales especializados, para revertir las tendencias agresivas, envidiosas o exageradamente competitivas.

Los simples juegos en el hogar, en la plaza, durante las visitas a parientes o amigos, son eslabones de una larga, larguísima cadena afectiva que nos hace finalmente sociables a nuestro modo particular.

Dra. Patricia Cirigliano

TITULOS

1959 Periodista Profesional (Matrícula Nacional Periodística N° 8316)
1960 Maestra Nacional de Educación Física (Instituto Nacional de Educación Física "Dr. Enrique Romero Brest "- Argentina (I.N.E.F.).
1961 Profesora Nacional de Educación Física - Argentina (I.N.E.F.).
1976 Licenciada en Psicología con especialización en Psicología Educacional, Laboral y Clínica - Universidad del Salvador - Argentina.
1981 Doctora en Psicología con especialidad Clínica - Universidad de Belgrano - Argentina.
1996 Doctora en Sociología - Universidad de Belgrano - Argentina.
2001- Licenciada en Educación Física y Deportes - Universidad Abierta Interamericana-Argentina

DOCENCIA

1960 Creó la "Primera Escuela Argentina de Natación para Bebés", Centro de investigación sobre Educación Física para la Primera Infancia. Actualmente continúa en la dirección de la Escuela.
1976 Creó el instituto Superior de Educación Física "Hugo Quinn", incorporado en 1981 a la enseñanaza oficial - Profesorado de Educación Preescolar y Profesorado de Educación Física con especialización en Educación Física infantil para la Primera Infancia (Resolución Ministerial N° 1032/89)
1992 Creó la Asociación Internacional para los Nacimientos Acuáticos (AINA).
MATRONATACION: Primera escuela Argentina de natación para bebés

Soldado de la Independencia 1352 (1426) Ciudad de Buenos Aires

Argentina - Teléfonos (011) 4785-5565 / 4783-3976

Notas de Dra. Patricia Cirigliano (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles