El sitio del bebe, el niño y su familia

La vista y los anteojosPara los seres humanos, uno de los sentidos más importantes es la vista. Más que los otros, éste es determinante para tomar conciencia del mundo en que vivimos. Hablamos del encanto de los ojos, de un espectáculo deslumbrante y también, de que cuidamos a nuestros hijos como a la luz de nuestros ojos. Los bebés ya mueven los ojos cuando aún están dentro del vientre materno, y prácticamente enseguida después del parto, pueden mirar el rostro de su madre.

¿A qué síntomas deben prestar atención los padres?

Cuando se trata de los ojos no se debe confiar solo en las revisaciones médicas preventivas. En ellas solo se detectan a uno de cada 10 niños bizcos y, únicamente, 1 de cada 50 de los que tienen problemas de visión disminuida. Por eso es muy importante que los padres presten atención a los cambios que se produzcan en el chico.

Por ejemplo, cuando un bebé parece prestar muy poca atención a lo que acontece a su alrededor. En muchas ocasiones, los niños que tienen dificultades visuales son considerados menos inteligentes que sus compañeros de estudios.

En realidad, éste no es el problema, sino solo una consecuencia que atenta contra algo tan importante como es la autoestima.

Diversos estudios indican que los pequeños que cursan el primer año de enseñanza obligatoria deberían ser enviados al oculista por este tipo de problemática, que origina un menor nivel de rendimiento y, además, grandes problemas de frustración y desgano en lo que respecta a la concurrencia al colegio.

Si un niño entrecierra notoriamente los ojos cada vez que tiene que copiar algo del pizarrón, copia mal, se equivoca en los números y en las letras y está en lucha permanente con las matemáticas, es muy posible que tenga problemas con la vista.

Los dolores de cabeza y el cansancio excesivo que aparece al hacer las tareas, también pueden tener su origen en este. Lo mismo si leen con las hojas casi pegadas a la nariz, se acercan demasiado al cuaderno cuando tienen que escribir o mirar la televisión desde una excesiva cercanía, necesitan mucho más que recriminaciones, una consulta con un buen oculista.

¿Cómo acostumbrarlo a usar anteojos?

Los defectos de la vista deben ser corregidos por medio del uso de lentes; y cuanto antes, mejor. Es el único modo de que el niño se acostumbre a gozar de una visión normal. El mayor problema suele ser lograr que los acepte y que se los esté quitando permanentemente. Aquí van algunos consejos simples y prácticos:

  • Déjelos elegirlos. Observe que no le aprieten. No deben deslizarse ni estar apoyado sobre las mejillas.
  • No se le debe otorgar excesiva importancia a este hecho y, mucho menos, demostrar compasión.
  • Son recomendables los comentarios positivos.
  • No le permitamos que se los quiten como premio por algún logro en especial. Con actitudes como esa sólo se refuerza el mensaje de que usarlos es un castigo.

El tratamiento de oclusión

Se inicia a los 4 meses y consiste en tapar, de modo alternativo, uno de los ojos del niño por espacio de varias horas. Así, desarrollan paulatinamente su capacidad visual por medio de un funcionamiento armónicamente combinado con el cerebro. El modo de lograrlo es entrenar permanentemente ambos ojos.

Dado que un niño bizco usa en forma casi exclusiva uno solo, la imagen refleja del otro queda prácticamente anulada en el cerebro. Si no se le proporciona el tratamiento correcto antes de la edad escolar, para ese entonces sus posibilidades de visión serán prácticamente insalvables.

El tratamiento de la oclusión se combina y se refuerza con el uso de lentes. La realización de controles periódicos permitirá constatar que la visión de ambos ojos comienza a desarrollarse de un modo más parejo.

Para corregir la ubicación del ángulo que tiene el ojo bizco, no es suficiente el tratamiento de oclusión, se hace necesaria una posterior intervención quirúrgica. El resultado estético se puede apreciar inmediatamente, y esto le proporciona una gran alegría al niño.

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles