El sitio del bebe, el niño y su familia

OdontopediatríaPrevención de caries

Para la prevención de las caries, la odontopediatría cuenta hoy con varios recursos:

Administración prolongada de flúor

En los niños que se alimentan al pecho

La cantidad de flúor excretada por la leche materna es mínima.

El comienzo de la administración de flúor debe ser a los 3 meses.

La dosis debe ser 0.25mg por día en gotas.

La administración debe durar hasta los 5 o 6 años siempre que la familia tome el compromiso de administrarlo diariamente.

En los niños que reciben alimentación artificial

Si la mamadera es preparada con agua corriente o si el niño toma solo ésta, las recomendaciones respecto al flúor son idénticas a las del niño que toma pecho.

Si la mamadera es preparada con agua mineral debe tenerse en cuenta que la misma contiene flúor. En la Capital Federal el agua de consumo es recomendable e higiénicamente segura por lo que utilizar agua mineral es superfluo y antieconómico.

¿Cómo administrar el flúor?

A partir de los 3 meses gotas de fluor (Ej.: Fluordent) 5 gotas por día hasta los 3 años. Luego de los 3 y hasta los 6 años debe administrares 10 gotas por día o ½ comprimido a masticar.

Existen en el comercio pastas dentífricas con flúor. Para no excederse en la cantidad de flúor que el niño recibe, se aconseja utilizar una muy pequeña cantidad en la punta del cepillo y solicitar que el niño no la trague (aunque debamos aceptar que lograr esto último es difícil).

Cuidar los hábitos alimentarios

Para una adecuada prevención de las caries hay algunas precauciones a tomar:

  1. No agregar azúcar a las mamaderas. En algunos hogares se hace práctica el darle al niño pequeño jugos en mamadera, y aún el dejarle la mamadera al acostarlo para que se quede tranquilo y se duerma. O el dejar al niño mas grande deambular con una mamadera de jugo o gaseosa en sus manos. Esto es altamente perjudicial para la salud de los dientes. Después de quedar dormidos, a los niños que practican esta costumbre les queda liquido con azúcar en la boca. Este azúcar es convertido en ácido por las bacterias y este ácido ataca al diente y provoca caries. Aunque los dientes de leche así careados luego se caigan, ello es perjudicial, ya que los dientes definitivos aparecerán en un medio hostil y a su vez desarrollarán caries a corto plazo.
  2. No administrar bebidas gaseosas ni jugos naturales o artificiales en la mamadera.
  3. En niños mas grandes, evitar las golosinas y “el kiosco”. Cuando ocasionalmente reciban golosinas, deberán cepillarse a continuación.

¿Cómo higienizar la boca del bebé?

Puede comenzarse en el momento de erupcionar los primeros dientes o aún algunas semanas antes. Proceda de la siguiente manera:

  1. Ponga al bebé mirando hacia arriba, apoyado en su falda o contra la cama.
  2. Para lograr que el niño abra la boca, introduzca suavemente su dedo índice en la boca y desplácelo hasta llegar a la parte posterior de la encía.
  3. Envuelva su dedo índice en una gasa de 5 x 5 centímetros, mójela ligeramente en agua y pásela suavemente por ambas caras dentarias durante 3 a 5 segundos, arriba y abajo. Como alternativa a la gasa puede utilizar un cepillito dental de siliconas para bebés, sin pasta. Aplique presión suave, solo para remover la pequeña película que recubre el diente.
  4. Repita lo explicado en el punto 3) dos veces por día, después de la primera y de la última ingesta del día.

La higiene de la boca desde una edad temprana tiene, además de la acción preventiva de las caries, la ventaja de acostumbrar al niño y los padres al hábito del cepillado, ya que es frecuente ver que cuando se intenta comenzar en edades mayores, el niño suele resistirse.

La primera visita al odontopediatra

En nuestro país (Argentina), la primera visita al odontopediatra ocurre demasiado tarde (luego de los dos años), cuando ya se han iniciado ciertos hábitos y tarde para la iniciación del cepillado. La primera consulta odontopediátrica debería ocurrir alrededor de los 6 meses, o en su defecto puede ser el pediatra el que introduzca las primeras nociones de odontoprevención.

En esa primera consulta el odontopediatra examinará al niño, anticipará problemas, revisará con los padres los procedimientos de higiene bucal y cepillado, definirá la dosis de flúor, y ayudará a establecer con los padres una conducta alimentaria apropiada. Discutirá con los padres la conducta respecto a chupetes, succión de dedos y mamaderas. Cuanto antes ocurra la primer consulta, mejor.

La erupción dentaria

Si bien se han observado dientes hasta en el recién nacido, la erupción dentaria suele ocurrir alrededor de los 6 meses (a veces un poco antes o después), no suele ser dolorosa en si misma, no produce ninguno de los efectos que habitualmente se le atribuyen (fiebre, llanto, otitis, diarreas, etc). No es necesario darle al niño ningún “anestésico” ni calmante local.

Si el niño llora a esa edad, la razón suele ser otra.

La lactancia y los dientes

  • Durante la lactancia natural, es mejor, para la ejercitación y el desarrollo de los músculos de la boca, que el niño mame en posición vertical o semivertical.
  • Si utiliza mamadera, que esta tenga un agujerito pequeño, que deje gotear la leche y de la cual el niño tenga que realizar un trabajo activo para extraer la leche.
  • Introduzca la taza (sin “piquito”) precozmente.
  • No utilice la mamadera con jugos como chupete.
  • Higienice los dientes del niño dos veces por día.

Como evitar las caries asociadas al biberón

En algunos hogares se hace práctica el darle al niño pequeño jugos en mamadera, y aún el dejarle la mamadera al acostarlo para que se quede tranquilo y se duerma.

O el dejar al niño mas grande deambular con una mamadera de jugo o gaseosa en sus manos. Esto es altamente perjudicial para la salud de los dientes.

Después de quedar dormidos, a los niños que practican esta costumbre les queda líquido con azúcar en la boca. Este azúcar es convertido en ácido por las bacterias y este ácido ataca al diente y provoca caries.

Aunque los dientes de leche así careados luego se caigan, ello es perjudicial, ya que los dientes definitivos aparecerán en un medio hostil y a su vez desarrollarán caries a corto plazo.

No solo no es recomendable esta práctica, sino en general, no se les debe dar a los niños bebidas gaseosas que contengan azúcar, jugos (aún los que tienen aspecto de “alimento”), ni golosinas. Cuando ocasionalmente los ingieran, deberán poder lavarse los dientes a continuación.

Dr. Osvaldo Stoliar

PEDIATRAS ASOCIADOS: Un equipo pediátrico con características de funcionamiento destinadas a brindar comodidad y contención a la población infantil y a sus padres. Dentro del consultorio se brindan diversos servicios para los pacientes (vacunación, fonoaudiología, nutrición, etc). Consultas y Vacunatorio: Lunes a Viernes de 9.30 a 20 hs. y Sábados de 9 a 13 hs. Paraguay 2302 piso 17 dto. 4º. Teléfono 4961-4109

Notas de Dr. Osvaldo Stoliar (ver todo)

Notas relacionadas:

0

0 respuestas a Odontopediatría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles