El sitio del bebe, el niño y su familia

Peligros de la aspirinaIntoxicación y Síndrome de Reye

La aspirina (ácido acetil salicílico) cumplió hace poco 100 años de su invención. Desde entonces cientos de miles de personas han sido beneficiadas con sus efectos terapéuticos. Es uno de los medicamentos más utilizados en todo el mundo.

La aspirina tiene un efecto antidolor y antifiebre, y también ha sido (y es todavía) muy utilizada para el resfrío común. También es una droga útil en el tratamiento y en la prevención de diversas enfermedades en los adultos.

Resulta tan familiar contar con una caja de aspirinas en la casa, que su uso doméstico y frecuentemente su abuso resultan cotidianos.

Es fácil conseguir este medicamento, aún en kioscos callejeros, y se ha ganado la confianza de la población.

En nuestro país existen más de 15 preparados comerciales que contienen esta sustancia.

Existen también en la Argentina varios productos comercializados por los laboratorios para el uso infantil, identificables por los sufijos “etas”, “ito” y otros, elegidos estos sufijos por los técnicos del marketing con el doble propósito de señalar su destino para el uso infantil y de sugerir subconscientemente su supuesta inocuidad (“todo lo que es pequeño es inocente…”).

La confianza excesiva en la aspirina se ha convertido en un peligro, ya que ella es capaz de producir intoxicaciones y también está asociada a una enfermedad grave que puede llegar incluso a comprometer la vida: el Síndrome de Reye.

¿Con qué frecuencia se presenta una intoxicación con la aspirina?

La aspirina es la causa más frecuentes de intoxicación en niños en todo el mundo. Anualmente se cuentan más de 10 mil casos de intoxicación infantil por aspirina en los Estados Unidos, por ingesta accidental o por sobredosis. En la Argentina se desconocen las cifras totales, pero es una causa de internación frecuente en los hospitales pediátricos.

¿Qué grupo de la población se intoxica más frecuentemente con la aspirina?

Para la intoxicación por descuido y accidental los más afectados son los niños pequeños, de 1 a 4 años. En la Argentina esto se ve favorecido por la ausencia de frascos con cierre de seguridad y por el sabor a golosina de los comprimidos de aspirina infantil, hechos que facilitan el acceso y que invitan al menor a ingerir los comprimidos. También por la imagen televisiva de niños “felices” o “sanos” como resultado de la automedicación.

Por otra parte, la costumbre de la automedicación sin consejo médico, y la “fiebrofobia” que lleva a los padres a administrar dosis crecientes para “combatir” la fiebre (como si esta fuera el ejército enemigo), y también la falsa idea de que la aspirina es en sí misma un “remedio” para los resfríos y estados gripales incrementan los casos de intoxicación.

¿Qué es el Síndrome de Reye?

Muchas enfermedades febriles de la infancia son de origen viral (influenza, varicela, catarros de vías aéreas superiores, etc). La combinación de aspirina con el virus de estas enfermedades están asociadas a la Enfermedad de Reye, sumamente grave y frecuentemente mortal.

Consiste en una severa insuficiencia del hígado producida por la degeneración grasa del mismo, y síntomas neurológicos graves que pueden llegar al coma y frecuentemente a la muerte. Es rara si no se consume aspirina y es más frecuente hasta los 5 años de edad.

Desde 1980 se sabe que en los pacientes con Síndrome de Reye existe una fuerte asociación entre la ingesta de aspirina (a dosis habituales, no necesariamente altas) por niños que cursan una varicela o una influenza.

Desde hace ya muchos años el Center for Disease Control de los Estados Unidos implementa una campaña de salud pública de advertencia a los padres acerca de este peligro.

En los Estados Unidos es obligatorio expenderla en envases de seguridad para niños, y colocar carteles de advertencia en los mismos envases informado a los padres de los supuestos usuarios acerca del Síndrome de Reye. Cualquiera que haya viajado a Estados Unidos recordará haber visto esos envases con sus respectivos carteles.

En una reciente publicación de la prestigiosa revista New England Journal of Medicine se señala que, en los Estados Unidos, a medida de que la aspirina se ha ido abandonando como medicación antifebril en los niños, se ha observado una dramática disminución del Síndrome de Reye, hasta convertirse en una rareza.

¿Qué presentan los niños cuando se intoxican con aspirina?

Inicialmente, mareos, confusión mental, cansancio, dolor abdominal, náuseas, vómitos y hemorragia digestiva.

Lo más típico es el aumento en la profundidad y de la frecuencia de las respiraciones. Otras manifestaciones pueden ser sed intensa, diferentes grados de deshidratación y paradójicamente fiebre.

¿Qué hacer ante una sobredosis de aspirina?

Lo mejor sería prevenir la intoxicación. Pero si ya ocurrió siempre la debe de considerar una urgencia médica. El medicamento tarda algunos minutos en absorberse por lo que provocar el vómito puede impedir que la sustancia siga absorbiéndose.

En casa podemos inducir el vómito en forma inmediata a la ingestión y acudir al centro hospitalario más cercano. Ya en el hospital, el lavado gástrico ayuda a disminuir su absorción. El manejo incluye estudios especiales, uso de medicamentos y procedimientos que sólo puede llevarse a cabo dentro de una unidad de internación y por personal capacitado.

¿Está indicado administrar leche en estos casos mientras se recibe la atención médica?

Definitivamente no. La leche puede ayudar a que la aspirina se absorba más rápidamente.

¿Ante un resfrío común puedo dar aspirina a mi hijo?

No, a menos que sea prescripción médica ya que es difícil conocer la dosis exacta por persona que no se dedican a la medicina. Además en niños menores de 4 años está contraindicada.

¿Cómo puedo prevenir la intoxicación por aspirina?

La primera indicación ha sido ya mencionada: evitar la automedicación y no usar aspirina para la fiebre. Lo siguiente es mantener fuera del alcance de los niños los recipientes que contengan el medicamento. El esconder o colocar el medicamento en un sitio elevado puede no ser suficiente en la mayoría de los casos. Si es posible debería mantenerse bajo llave.

En la Argentina, en lugar de discutir la ley de patentes, es necesario establecer como obligatorios los frascos de seguridad para la aspirina y también otros medicamentos potencialmente peligrosos.

¿Qué deben hacer los padres para evitar el Síndrome de Reye?

No deben utilizar aspirina en los niños febriles de menos de 5 años.

Dr. Osvaldo Stoliar

PEDIATRAS ASOCIADOS: Un equipo pediátrico con características de funcionamiento destinadas a brindar comodidad y contención a la población infantil y a sus padres. Dentro del consultorio se brindan diversos servicios para los pacientes (vacunación, fonoaudiología, nutrición, etc). Consultas y Vacunatorio: Lunes a Viernes de 9.30 a 20 hs. y Sábados de 9 a 13 hs. Paraguay 2302 piso 17 dto. 4º. Teléfono 4961-4109

Notas de Dr. Osvaldo Stoliar (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles