El sitio del bebe, el niño y su familia

crecimiento

[youtube clip_id=”bbYU42fzvnk”]

Hacia finales del sexto mes, algunos bebés logran permanecer sentados con un apoyo detrás de la espalda. Otros se balancean, lo que significa que no están preparados para adoptar la posición erguida.

La habilidad motriz en el bebé de 6 mesesMientras permanece acostado boca arriba o boca abajo, toma confianza en su cuerpo. Sus manos siempre han constituido un gran centro de interés, pero ahora juega con sus pies.

Cualquier objeto se transforma en un juguete para él: el collar de mamá o una cajita, además de sus propios juguetes. Cuando el bebé permanece despierto, todavía sigue haciendo algunos gorjeos, aunque su forma principal de expresarse sigue siendo limitada.

La hora de comer es una ocasión ideal para jugar. Para el bebé no es suficiente experimentar solo con la boca. Quiere tocar, manipular, aplastar y desmenuzar. De este modo, practica la movilidad de sus dedos.

Lee más acerca del desarrollo del bebé a los seis meses desde aquí.

0

Tu bebé creceConductas esperadas del bebé en su etapa de crecimiento

Desde el nacimiento hasta el año de edad, tu bebé crecerá hasta convertirse en un niño que explorará por su cuenta el mundo que lo rodea.

Durante este periodo, observarás nuevos cambios en la conducta de tu hijo. Son varias las etapas por las que pasan todos los bebés, otros cambios serán propios de su personalidad.

A continuación te describimos las etapas del desarrollo psicomotor y social en los primeros 12 meses, que los ayudarán a prepararse para algunos de estos cambios a medida que tu bebé crece.

Puedes ayudar a crecer a tu bebé, estimulándolo con los siguientes consejos:

  • Acaricia suavemente su cuerpo.
  • Acércate a su carita y busca su mirada.
  • Háblale, cántale.
  • Colócale al alcance de su mano objetos con colores llamativos.
  • Ofrécele un objeto liviano para que lo tome con sus manos.
  • No es conveniente que tu bebé mire televisión.
  • Permite que se mueva
  • Habla con tu bebé aunque estés haciendo otras tareas.
  • Ofrécele objetos de tamaño mediano para que pueda pasarlo de una mano a la otra.
  • No lo pongas de pie aunque le guste, ya que aún le falta maduración.
  • Ayúdale a rodar o que cambie de posición.
  • Conversa con tu bebé.
  • Dele cosas pequeñas PARA QUE UTILICE SUS DEDOS COMO PINZAS.
  • Invítalo a tomar los objetos que desee por sus propios medios.
  • No lo deje solo en lugares peligrosos, se está moviendo y todo le despierta curiosidad.
  • Incentívalo para que se anime a dar sus primeros pasos.
  • Acompáñalo en cada caída.
  • Muéstrale revistas, libros de cuentos.

Estos son algunos consejos de la sociedad argentina de pediatría.

0

¿Crece correctamente?Si el bebé sigue un ritmo regular de crecimiento, la cantidad de comida que necesita para crecer es proporcional al aumento de su peso y de su altura.

Si comparamos las necesidades alimenticias del primer año de nuestro hijo con las del adulto, apreciaremos que las del bebé son proporcionalmente más grandes. Este hecho se comprende si consideramos algunos aspectos.

  1. La rapidez de su crecimiento en peso: a los 5 meses, el niño dobla el peso que tenía en el momento de nacer; a los 12 meses, lo triplica; durante el primer año, su altura aumenta en un 50 por ciento.
  2. La carencia casi total de reservas en el momento del nacimiento, que lo hace depender totalmente del aporte alimenticio. El alimento debe proporcionarle toda la energía para:

  • El mantenimiento de las funciones vitales: respiración, digestión y funcionamiento cardíaco, entre otras.
  • Todas las actividades relacionadas con el movimiento.
  • Reintegrar las perdidas normales producidas por el sudor, la caca o la orina. En el caso de los lactantes, hay que tener presente que el aporte alimenticio debe permitir su correcto crecimiento, precisamente en el momento en que sus necesidades plásticas (de construcción, así como de mantenimiento de los tejidos de su organismo) más lo necesitan.

¿Cómo interpreto los gráficos de crecimiento?

Las medidas de los niños normales están comprendidas, para cada edad, dentro de determinados límites. Según sea la constitución, más pequeña o más fuerte, sus medidas también se agrupan a lo largo de curvas comunes, que reciben el nombre de “percentiles”.

En el gráfico de la altura, la curva que distingue a los bebés más altos está indicada como percentil 97. La que distingue a los más bajos (pero comprendidos dentro de la normalidad) es el percentil 3. Para encontrar los percentiles del peso y de la altura de nuestro hijo hay que hacer lo siguiente: si deseamos comprobar la altura de nuestro pequeño, debemos trazar en el gráfico de la altura una línea vertical a partir del punto que corresponde a la edad del niño.

Después, trazaremos otra línea horizontal a partir del punto que corresponde a su estatura en centímetros. Las dos líneas se encontrarán en correspondencia de uno de los percentiles. Si se trata del percentil señalado con el numero 50, comprobaremos que el bebé se encuentra dentro de la media.

Si los puntos se encuentran por encima o por debajo del percentil 50, podremos asegurar que se encuentra por encima o por debajo de la media, aunque se mantiene dentro de lo normal. Pulsa sobre el gráfico para agrandarlo:

Realízalo tú misma

Supongamos que tu hijo de un mes pesa 4 kilos. Partiendo del punto que en la línea B del gráfico corresponde a 4 kilos de peso, traza una línea horizontal hacia la derecha y luego otra línea vertical hacia arriba, partiendo del punto que en la línea horizontal A corresponde a 1 mes. Estas dos líneas se encontrarán en un punto, que señalaremos en rojo. Conforme pasen los meses, debes ir uniendo los distintos puntos rojos con una línea, con lo que podrás trazar la “curva del peso” de tu hijo. Haz lo mismo con la altura, de manera que puedas comparar ambas curvas.

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles