El sitio del bebe, el niño y su familia

cuidados

Controles prenatalesPrenatal es un concepto que se utiliza para nombrar a aquello que surge o que tiene existencia desde instancias previas al nacimiento. El término se forma con la unión del prefijo pre (referente a lo que antecede) y el adjetivo natal (vinculado al nacimiento).

Los controles prenatales incluyen diversos procesos y evaluaciones que se realizan de manera sistemática para estudiar el estado de salud de la embarazada y del feto. El objetivo de estos controles es prevenir, diagnosticar y, eventualmente, tratar aquellos trastornos que pueden incidir en el normal desarrollo del embarazo.

El control prenatal, por lo tanto, consiste en analizar cómo avanza el embarazo para que, llegado el parto, éste se produzca sin problemas, con la madre y el niño en buen estado de salud.

Es posible referirse también a la atención prenatal, un concepto que se emplea como sinónimo del control prenatal y que hace referencia directa a la atención que la embarazada y el hijo que lleva en el vientre reciben en los centros de salud.

El análisis prenatal y el diagnóstico prenatal son otras nociones que pueden aparecer en la etapa que transita la mujer mientras se encuentra embarazada.

La estimulación prenatal, por último, es el proceso que busca fomentar el aprendizaje y promover el desarrollo sensorial e intelectual del bebé mientras se encuentra en el útero de su madre.

0

¿Qué es el embarazo precoz?El embarazo precoz es aquel embarazo que se produce en niñas y adolescentes. A partir de la pubertad, comienza el proceso de cambios físicos que convierte a la niña en un adulto capaz de la reproducción sexual. Esto no quiere decir, sin embargo, que la niña esté preparada para ser madre.

En concreto muchas son las consecuencias negativas que tiene que una pequeña de esta edad quede en estado. Entre las mismas podríamos destacar, por ejemplo, un brutal cambio emocional que la lleve a la depresión y también una ruptura de su vida hasta ese momento. Y es que debe hacer frente no sólo a una carga de adulto, como es tener un hijo, sino también a ver paralizados sus proyectos formativos, laborales o de vida.

Todo ello a su vez trae consigo que a su vez el bebé que nace pueda estar sometido a los problemas físicos y mentales de la madre lo que suponga al final que él tenga que enfrentarse a sufrir patologías tales como ceguera, mal formación o diversos retrasos psíquicos.

Embarazo precoz

Según diversos estudios, el embarazo precoz es cada vez mas frecuente. Se trata de un problema de prioridad para la salud pública por el alto riesgo de mortalidad que suele presentar. Los bebés de madres adolescentes, por lo general, presentan bajo peso al nacer y suelen ser prematuros.

El embarazo precoz está vinculado a una cierta situación social, que combina la falta de educación en materia de reproducción y comportamientos sexuales, la falta de conciencia propia de la edad y otros factores, como puede ser la pobreza (que obliga a vivir en situaciones de hacinamiento, por ejemplo). En muchas ocasiones, incluso, el embarazo precoz está vinculado a violaciones.

Y todo ello sin olvidar otras causas que igualmente se encuentran entre las principales originarias del llamado embarazo precoz. Así, entre las mismas se hallan también el consumo de todo tipo drogas, una falta de modelos adecuados en la joven, violencia en el seno de la familia y la influencia de vivir en un entorno donde es frecuente que las mujeres queden embarazadas a edad muy temprana.

Es común que el embarazo precoz sea condenado a nivel social y familiar. La adolescente embarazada es vista como “culpable” de una situación “indeseada”, por lo que suele ser discriminada y no cuenta con el apoyo que necesita. Por eso, los especialistas insisten en que la madre precoz debe contar con la asistencia de la familia y ser acompañada en las visitas a los médicos y en los cuidados.

De todas formas, los médicos resaltan que es necesario trabajar en la prevención de los embarazos precoces, con campañas de concienciación, educación sexual y el reparto gratuito de métodos anticonceptivos.

En este caso podemos decir que se establecen tres modelos de prevención:

  1. Primaria: Consiste en desarrollar todo tipo de medidas, fundamentalmente educativas y sociales, para evitar que se produzca el embarazo precoz. Se encamina hacia el cambio de comportamientos sexuales.
  2. Secundaria: En este caso lo que se intenta es que una vez el embarazo ha tenido lugar se limiten los problemas que él trae consigo, es decir, persigue la evolución satisfactoria tanto de la madre como del bebé.
  3. Terciaria: Tiene como objetivo el conseguir la felicidad y estabilidad del bebé.
0

Sobre la preconcepciónEl concepto está vinculado a los recaudos que una pareja debe tomar cuando decide planificar la concepción de un hijo. De este modo, la preconcepción incluye estudios para determinar el estado de salud de la mujer con vistas a un posible embarazo.

Cuando un médico se ocupa de la preconcepción, puede detectar trastornos que afectarán a la paciente si queda embarazada y al bebé durante su desarrollo. De manera similar, los análisis que se realizan en el marco de los cuidados de preconcepción pueden ayudar a advertir posibles defectos congénitos.

Es importante destacar que la ausencia de la atención preconcepción no implica necesariamente que la madre tendrá problemas en el embarazo o que el bebé nacerá con inconvenientes. Muchas mujeres quedan embarazadas sin proponérselo y cursan su embarazo con normalidad.

El cuidado en la preconcepción, de todas formas, ayuda a minimizar los riesgos. Planear el embarazo, por otra parte, permite acomodar la vida familiar para recibir al bebé de la mejor manera. Desde planificar la economía pasando por acondicionar la casa y estructurar la nueva vida familiar, siempre resulta positivo prever el embarazo para que nada quede librado al azar.

La atención de la preconcepción, por supuesto, no supone interrumpir o minimizar la atención que la mujer y el bebé deben recibir en el transcurso del embarazo o en las etapas posteriores al alumbramiento.

0

Diez consejos para ir de compras con tus hijos1. Recuerda que los niños tienen límites

Si vas de compras con niños, estate pendiente de sus necesidades: ¿están ellos cansados, hambrientos, sobre-estimulados por el sonido y confusión, o simplemente necesitan aire fresco y ejercicio, o un abrazo que les dé seguridad?

2. Recuerda que los niños son curiosos por naturaleza

Los niños son curiosos por naturaleza; es de esta manera que aprenden acerca del mundo que los rodea. Si ellos quieren examinar un objeto atractivo, por favor, no los regañes. Al contrario, ayúdalos a sostener el objeto en forma segura, o déjalos saber que se lo puede ver pero no tocar. Puedes decirles “Este es un objeto que se rompe, así que mejor mirémoslo juntos”. Incluso si un objeto no puede ser comprado, puede ser de mucha ayuda el compartir el entusiasmo e interés que el niño tiene sobre este.

3. Yendo de compras con bebés…

Ir de compras con un bebé puede ser mucho más fácil si el viaje se lo hace luego de que el bebé ha sido alimentado. Los bebés y niños pequeños pueden deshidratarse en el aire seco de los centros comerciales, por lo que debes asegurarte de realizar varias paradas para amamantarlo o darle de tomar alguna bebida.

Los bebés generalmente están felices cuando se los lleva cargados. Una bandolera o mochila porta-bebés usada por uno de los padres puede dar mucha más comodidad y seguridad emocional que un cochecito o carrito de compras. Un juguete pequeño a prueba de niños puede ayudar al bebé a sobrellevar las inevitables pérdidas de atención por parte de los padres, pero recuerda parar tan frecuentemente como te sea posible y tomarte un momento para decirle palabras dulces, realizar contacto visual y abrazarlo.

4. Yendo de compras con párvulos…

A los párvulos se los puede empezar a incluir en decisiones inherentes a la compra. Involucrando al niño con preguntas como “¿Cuál de estos dos duraznos crees que luce mejor?” puede transformar una experiencia aburrida y frustrante en una más placentera, tanto para el padre como para el niño. Los niños de todas las edades disfrutan y aprecian el ser capaces de tomar decisiones por sí mismos. También puede ser útil llevar un jugo, un bocadillo preferido, y un libro para pintar de preferencia del niño, o un libro recién sacado de la biblioteca.

Estar rodeados por una multitud de adultos puede ser intimidante para los niños pequeños, especialmente cuando las tiendas están llenas. El uso de una mochila porta-bebés puede ser una forma de llevar a los niños a una altura en la que se sienten más satisfechos. También se puede prevenir de esta forma la común y aterradora experiencia de perder a un niño en una multitud.

5. Yendo de compras con niños mayores…

Un niño mayor puede ser de gran ayuda al ir de compras, si se lo aborda con un espíritu divertido y de aprecio. Si el padre lleva consigo fotografías de alimentos recortadas de los anuncios del periódico, el niño puede ayudar a localizar los objetos. Los niños que son lo suficientemente maduros como para comprar por sí mismos pueden ayudar a abreviar el tiempo de compras encontrando los objetos por sí mismos, regresando periódicamente a poner los objetos en el carrito.

6. Evitar las multitudes

Ir de compras justo antes de la cena, cuando las tiendas están llenas, y los padres y niños están cansados y hambrientos, puede ser muy estresante. Intenta ir de compras en la mañana o primeras horas de la tarde en los días de semana, o adelante la cena y ve de compras durante las tranquilas primeras horas de la noche, entre las 6 y las 7 PM. Si podemos evitar el estrés de estar en una tienda llena de gente y largas filas, podremos tener más energía y creatividad para responder a las necesidades de nuestro niño.

7. La fila para pagar puede resultar desafiante…

Las filas para pagar que tienen seductores paquetes coloridos de chicles y caramelos pueden ser un verdadero desafío, especialmente debido a que se encuentran al final del trayecto de compras, cuando tanto el padre y el niño están más cansados y hambrientos. Llevar un bocadillo saludable del gusto del niño puede dar lugar a una sencilla alternativa: “Ese paquete luce muy bonito, pero el caramelo no es muy nutritivo. Aquí tienes la galleta de avena y el jugo que trajimos.” Ir de compras a una tienda que tenga cajas “a prueba de niños”, sin caramelos, puede ameritar un viaje más largo. Si no hay una tienda local que ofrezca este tipo de cajas, puedes sugerir este servicio al gerente de la tienda, prometiéndole comprar regularmente si esta opción se vuelve una realidad.

8. Cuando necesitas decir “no”…

La parte más importante de decir “no” es comunicar al niño que estamos de su lado, incluso cuando no podemos satisfacer todos sus deseos inmediatamente. Puede ayudar decir, “Esto está bonito ¿no? Míralo bien y cuando lleguemos a casa lo pondremos en tu lista de deseos”. Como alguna vez dijo el educador John Holt, “No hay razón por la que no podamos decir ‘No’ a los niños de una forma tan amable como si estuviésemos diciendo ‘Sí’”. ¡Y recuerde que las sonrisas, abrazos y cariños son todos gratis!

9. Si llegas a tu límite…

Si llegas al límite de tu paciencia y energía, intenta mostrar con el ejemplo algunas formas positivas de manejar la ira y el cansancio. Podrías intentar decir “Estoy empezando a perder mi paciencia, creo que necesito descansar un poco de las compras. Vamos afuera por unos minutos para que ambos podamos refrescarnos.” Incluso unos pocos momentos de aire fuera de la multitud pueden hacer una gran diferencia tanto para el padre como para el niño.

10. Si tus niños llegan al límite…

Si, después de intentar varias de las sugerencias previas, tus hijos simplemente han alcanzado el tope de su habilidad para soportar un solo momento más de trajín, por favor respétalos. Las compras pueden esperar; un niño exhausto, hambriento o sobre-excitado no lo puede.

Recuerda que todos los niños se comportan tan bien como son tratados. Un niño a quien le dedicamos regularmente nuestro tiempo, atención íntegra, paciencia y comprensión, será más tolerante a una salida de compras – y a cualquier otra situación difícil- que un niño que debe afrontar situaciones estresantes sin este apoyo emocional.

[notification type=”info”] Traducido por Mónica Salazar, de www.FamiliaLibre.com, del artículo en Inglés “Ten Tips for Shopping with Children” http://www.naturalchild.org/jan_hunt/shopping.html El URL de este artículo es: http://www.familialibre.com/pages/jan-hunt-ir-de-compras.php [/notification]
0

Ya somos tresLa comunicación entre la mamá y el bebé se mantiene dentro de secretos del vínculo. El papá “lo sabe”, lo siente, lo experiencia, y en una actitud de comprensión, acepta mantenerse fuera, involucrándose sólo cuando la díada lo reclama.

Pero la mujer, sumergida en el océano narcisista de entrega total hacia su hijo, no olvida, sin embargo, la presencia de su esposo.

La esposa encuentra el apoyo incondicional de su marido, que le tiende una mano en los momentos más críticos, enviando mensajes de “aquí estoy cuando me necesites”.

Gracias a esto se siente acompañada, comprendida, sostenida, y retoma la calma y energía necesarias para continuar, porque sabe que no está sola. Así, el bebé descubre paulatinamente otro alguien (otro olor, otra piel, otras maneras), cuya voz no le resulta tan desconocida.

Es una voz que le trae recuerdos. Y es alguien que calma, que alivia las necesidades y que habla con palabras que acarician. Sin poder comprender aún cognitivamente acerca de “quién es papá”, vive la experiencia de que se trata de un ser que puede comprenderlo, muchas veces, como mamá lo hace.

Sin embargo el tiempo transcurre, y este chiquito que día a día crece debe aprender a vivir en un mundo social, en un universo de códigos comunes, de vivencias compartidas, de personas con quienes relacionarse.

Debe abrirse al afuera para explorarlo todo, recorriéndolo, sintiéndolo, adaptándose a la realidad e integrando aquello que le resulta beneficioso, para hacerse autónomo y constituirse en uno más en el mundo de “los otros”.

La mamá, por su parte, debe retomar sus actividades, volver a cumplir con otras tareas que no sean “bebé”.

Saludable para uno y para otro reiniciarán el camino de la vida como dos seres discriminados, independientes el uno del otro.

Muy cuidadosamente el papá comienza a abrirse un espacio para poder “entrar” y ocupar así un rol más activo.

0

El cuarto del niñoCuando el espacio lo permite, tener un cuarto de juegos para niños en el hogar sería lo ideal. En ese espacio decorado especialmente y con muebles infantiles, los niños de la familia tendrían un territorio único y propio en donde podrían divertirse libremente. Ahora bien, un cuarto de juegos para niños no es lo mismo que las habitaciones infantiles, no es un cuarto común. Para que realmente cumpla con su función, usted debe tener en cuenta detalles importantes para darle a su hijo o a sus hijos el cuarto de juegos ideal.

Para empezar y aunque parezca obvio, se debe tener en cuenta el sexo del niño, su edad, sus gustos personales y también es importante considerar su nivel de actividad: saber si su hijo es hiperactivo o más bien tranquilo. Cuando tenga claras estas cuestiones, será el momento de seleccionar el color del cuarto de juegos. Recuerde que hay colores que pueden estimular al niño pero una mala elección puede hacer que ocurra todo lo contrario, que el niño se aburra. No se apresure a elegir, hágalo con calma.

De más está decir que el cuarto de juegos debe ser espacioso y luminoso y una muy buena idea para que los pequeños lo disfruten al máximo es que sean irregulares: se pueden crear desniveles. ¿Qué finalidad tiene esto? Brindarles a los niños un espacio en donde puedan echar a volar su imaginación y su creatividad y puedan disfrutar de varios ambientes.

Usted deberá seleccionar muebles infantiles para el cuarto de juegos e intentará que estos sean multifuncionales porque de esa manera logrará que haya mayor espacio libre para que el niño juegue cómodamente. No seleccione muebles que no sean diseñados para niños. Tenga presente que un mueble infantil es el único tipo de mobiliario que le puede garantizar a usted la seguridad del pequeño. Respecto al tema de la seguridad, otro aspecto importante es la posibilidad de revestir las paredes para evitar posibles golpes. Se pueden usar materiales como el corcho; al mismo tiempo estará protegiendo a la pared de las “batallas” que se realicen allí.

Como se dijo anteriormente, este espacio no tiene que ver con los dormitorios infantiles por lo tanto hay ciertos aspectos que se le podrían escapar. Por ejemplo el suelo. Generalmente a los niños les gusta mucho jugar en éste. Si usted coloca en el suelo una buena alfombra no solamente los abrigará durante el invierno, sino que para usted será mucho más fácil lograr la limpieza del cuarto de juegos.

Para que el niño pueda hacer manualidades y también dibujar, es necesario que usted no se olvide de colocar una mesa y al menos una silla. Es un espacio de diversión así que además tendrá que tener divertidos juegos y si su niño es muy pequeño coloque una cuna allí para que pueda dormir su siesta.

Quizás su casa o piso no cuenta con el suficiente espacio para que su hijo tenga su propia sala de juegos y usted esté pensando que es una pena que eso ocurra. Lo bueno es que en toda habitación siempre se puede disponer de una pequeña área de juegos. Sí, en el propio dormitorio infantil de su hijo, en un rincón de este. Inténtelo. No se arrepentirá y su hijo lo disfrutará muchísimo.

0

La primera semana del bebéEl acontecimiento que acompaña el nacimiento inminente de un nuevo bebé es superado sólo por el entusiasmo de la magnífica llegada del bebé al mundo.

Llenan a una nueva madre típicamente de maravilla sobre el paquete desamparado de la alegría que está segura de cambiar su vida para siempre. En la primera semana de la vida en el mundo exterior, un bebé experimenta un cambio muy importante y confía en su madre para la comodidad y la nutrición constante. Aquí tienes una sinopsis de lo que el bebé espera en la primera semana de la vida:

Un bebé entra en el mundo listo para el crecimiento y supervivencia, dirigida predominantemente por el instinto en los primeros días.

Casi inmediatamente, un bebé sucumbirá a su impulso principal de chupar, un ritual alimenticio esencial para la supervivencia humana.

En el nacimiento, un bebé puede reconocer ya la voz de su madre y puede intentar girar su cabeza en su dirección. Al poco tiempo, el bebé reconocerá otros sonidos familiares y voces a las cuales fue expuesto en la matriz.

Al principio, su bebé puede parecer que le han mojado con agua y sale hinchado, pero es bastante habitual para un bebé que acaba de experimentar la prueba dura de nacer. El hincharse o la decoloración está presente, usted puede esperar que se quitará en un par de días.

En el mundo exterior, un bebé recién nacido tiende a colocar su cuerpo en un camino que imita la proximidad más cómoda que él experimentó en la matriz, puños cerrados con piernas y los brazos cruzados. En las siguientes semanas, él comenzará a relajar sus músculos cuando él se acostumbre a moverse libremente y el mundo de alrededor de él.

En esta etapa temprana, la visión es un sentido más débil, y un bebé sólo puede distinguir imágenes próximas a él. La vista se hará considerablemente más fuerte en las siguientes semanas.

Después del nacimiento, la mayoría de los bebés se duermen en aproximadamente una hora. El nacimiento puede ser una experiencia traumática para un bebé, transformando todo lo que ha sido consolador en todas las partes de su existencia. Los bebés recién nacidos naturalmente necesitan dormir mucho, sobre todo en el primer par de días, que es también una buena oportunidad para que las madres descansen.

Es natural para una nueva madre sentirse preocupada por su papel que ha cambiado tanto su vida. El tamaño de un bebé y el comportamiento son afectados por una combinación única de factores prenatales, genéticos y ambientales, y no deberían alinearse con ideales poco prácticos.

La individualidad de un bebé es su regalo a sus padres orgullosos y el principio de su contribución al mundo.

Fuente: http://www.lartys.com

0

La deshidratación en el embarazoDurante el embarazo se producen numerosos cambios en el cuerpo de la mujer y se modifican sus necesidades nutricionales, aumentando las necesidades de líquido.

Por tanto, es fundamental vigilar la correcta hidratación de las mujeres que esperan un bebé.

Durante la gestación se necesita beber más de lo habitual. Para hacernos una idea, dos terceras partes del peso ganado al final del embarazo son agua.

Su cuerpo está afectado por cambios hormonales que desequilibran la regulación térmica, por lo que es fundamental una buena hidratación.

Dentro de las recomendaciones nutricionales para este periodo, una de ellas es una adecuada ingesta de líquidos, a través de las bebidas y alimentos que componen la dieta.

Esto facilita la eliminación de toxinas, la digestión de los alimentos y la depuración del organismo.

Durante la lactancia, probablemente habrán notado más sed de lo habitual. Es normal que la madre requiera beber más agua, ya que la leche materna está compuesta fundamentalmente por este elemento.

No tenemos que hacer nada especial, sencillamente incrementando los líquidos ingeridos, calmando nuestra sed, estaremos dándole a nuestro organismo lo que necesita en esta etapa para producir la leche suficiente que toma el bebé.

Ello, junto a una alimentación adecuada: durante la lactancia la alimentación de la madre ha de ser sana, variada y equilibrada, sin olvidar beber los líquidos suficientes. Según Unicef:

La madre en período de lactancia, necesita tomar líquidos para mantenerse hidratada de modo que pueda mantener la cantidad suficiente de leche; el mejor indicador de la cantidad de líquidos que la mujer requiere es la sed; por esto es importante que consuma agua, leche o jugos cada vez que sienta sed y es importante que la calme tomando agua, jugos o leche, pero sin olvidar que la producción de la leche se garantiza por la succión del bebé.

Fuente: http://www.articulo.org/7083/dchiari

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles