El sitio del bebe, el niño y su familia

karate

Beneficios de la práctica deportiva en familiaAfortunadamente, cada vez más son más los padres que deciden compartir con sus hijos un espacio lúdico para el deporte, y en este caso el Karate-Do como arte marcial no podía quedar exento. Y es que participar con nuestros niños estos momentos de ejercicio tiene muchísimos beneficios.

Si bien entendemos que practicar deporte es bueno a cualquier edad, lo es más aún si hablamos de niños pequeños. La práctica de ejercicio ayuda a fortalecer el desarrollo físico y psicológico de los niños. Además aprenden a través de una disciplina marcial como lo es el Karate-Do a adquirir valores, respeto a los demás, tolerancia, y también adquisición de normas, mayor control de la impulsividad, y por ende una mejor integración en la sociedad.

En los últimos años se observa como el sedentarismo se abre cada vez más entre los niños de todas las edades, y esto sumado a una mala alimentación, demuestra que la práctica de una actividad física como el Karate-Do en una opción fundamental para conseguir y mantener una vida saludable.

Beneficios de la práctica en familia

Pero más allá de la importancia de la salud, destinar unas horas a la semana para hacer Karate-Do junto a nuestros hijos trae excelentes beneficios para ambos. La mayor parte de los padres y madres pasan gran parte de la semana inmersos en sus trabajos, por eso estos momentos dedicados únicamente a sus hijos hacen que se fortalezca la unión, creando unos vínculos afectivos más fuertes entre ellos, ya que están compartiendo un tiempo muy valioso de ocio-diversión-juego para el niño, donde disfruta muchísimo con su padre o madre.

No podemos olvidarnos también de que cuando un niño comparte espacios o actividades con sus padres y viceversa se está haciendo algo más que eso, los padres están transmitiendo unos valores de diversión-ocio hacia el deporte, haciendo que para el niño sea un juego y esta es la primera regla para que algo le guste, se lo pasa bien, está jugando, divirtiéndose con su papá o mamá o ambos a los que quiere y adora. Y esa es una condición indispensable, tomarse el entrenamiento como un juego, nunca como una obligación.

La práctica en el Dojo

En el Dojo Torakan tenemos un espacio destinado a la práctica del Karate-Do integrando a padres e hijos los días viernes de 20 a 21hs, en donde a través de juegos dentro de la gimnasia, irán adentrándose poco a poco cada vez más en la práctica de un arte marcial que más allá del ejercicio les inculcará valores de vida a ambos, pero sobre todo les dará un espacio para compartir en familia.

Si desean conocer más sobre los beneficios del Karate-Do, pueden visitar “Karate para niños y adolescentes” y “Karate para adultos y avanzados”. Los esperamos, oss!!

Federico Gerhardt – Dojo Torakan

Beneficios de la práctica deportiva en familia

Dojo Torakan – Clases para padres e hijos

0

Mamá karatecaEl Karate Tradicional en un arte marcial, originado para la defensa personal, cada vez más mujeres se animan a practicarlo, desde hace un tiempo las competencias también contemplan su participación en todas las categorías, es bueno que puedan incorporarlo y buscar desarrollar todos los beneficios que el Karate les ofrece. No deben sentirse excluidas o inhibidas por pensar que es algo violento o poco femenino, ya que no lo es.
Algo muy importante que nombramos anteriormente, es que el Karate no se apoya en lo físico y que su práctica en conjunto con el Budo genera fuerzas que permiten que pequeñas personas puedan dominar a personas más grandes o mas poderosas. La cultivación del espíritu permite que logremos dominar al oponente sin necesidad del enfrentamiento físico. Mientras que un deporte estudia superar a un oponente en iguales condiciones, el Karate Tradicional estudia el desarrollo de uno mismo, para poder dominar la adversidad, sin medir la fuerza física, la edad o el género que esta posea.

Por todo esto la mujer iguala sus oportunidades de desarrollo y además cuenta con una gran ventaja, a la hora de desarrollar el uso de los sentidos y la intuición, ya que por naturaleza poseen un gran dominio de estos. Luego el trabajo físico intensivo y fortalecimiento del cuerpo que deviene con la práctica le ayuda a ganar confianza en sí misma.

Mujer Karateca

La vida cotidianamente nos presenta desafíos, muchos son fácilmente sorteables con fuerza de voluntad, paciencia, virtudes que podemos cultivar con la práctica de muchas y variadas actividades. Pero otro tipo de desafíos pueden presentarse, situaciones más complicadas, la violencia física, el sometimiento psicológico y/o verbal, un robo, ataques grupales, etc. Para esto la preparación debe ir más profundo, las emociones involucradas son muy fuertes: dolor, miedo, pánico, ira, etc. y suelen paralizarnos o llevarnos a tomar decisiones incorrectas.

La mujer puede ser hoy en día victima de todos estos ataques, y el camino de la defensa personal suele ser una alternativa a la hora de buscar seguridad.

Debe tenerse cuidado con la trampa que nos presentan muchos sistemas, técnicas, de muy alta complejidad, transmitidas a través de la repetición y generalmente desconectadas del contenido esencial, las emociones que genera la situación real, la conexión con la mente y el espíritu. Es que la repetición no nos sirve de nada si cambia la presión y el stress, en circunstancias de alto riesgo, el cuerpo y la mente no responden, de allí que el peligro se incrementa cuando pensamos estar preparados y realmente no es así, el entrenamiento debe hacerse de la forma mas aproximada a esas condiciones, conocer verdaderamente nuestro instinto y reflejos, para adaptarlos a una forma de reaccionar eficazmente.

El Karate le aporta a la mujer, el camino para encontrar confianza en si misma, fortaleza en su espíritu y experiencia para afrontar distintos problemas en la vida. En Karate estudiamos como dominar en el combate a nuestro oponente, como mantener la iniciativa en la pelea, como nunca dejarse sorprender y anticipar la acción del enemigo. Conceptos que funcionan de igual modo en circunstancias que la vida cotidiana nos presenta, un hombre golpeador, un jefe abusador, a un carterista en el tren o un grupo de asaltantes nocturnos entre otros.
No se necesita ser mas fuerte que el enemigo, el Karate es la vía, para anticipar la agresión y actuar con sorpresa. La filosofía de Karate evita el combate, la agresión generalmente proviene de una persona más grande o más fuerte, y talvez no sea una, sino varias. Se busca la técnica definitiva, para superar a cada oponente con un solo golpe, es el tiempo que tenemos para salvar nuestra vida antes de que el siguiente oponente nos encuentre vulnerables.

Si tu agresor se ve anticipado y siente tu atención, depondrá su acción, y habrás vencido. Si escapas del escenario de la agresión antes de que ocurra, habrás vencido.
Si anticipas a tu agresor en su acción con la técnica correcta, seguro habrás vencido. Si vences a tu oponente con un solo golpe, no hay combate.

Mamá Karateca

Una hermosa experiencia hemos compartido con muchas mamás de nuestros alumnos, a través de la práctica de sus hijos se han acercado al Dojo y han comenzado sus propias prácticas. Esto nos permitió generar algunas importantes observaciones.

Las madres y los padres en muchos casos se acercan con sus hijos pequeños en busca de una disciplina que pueda ordenar la conducta de sus hijos, muchos niños presentan problemas de conducta, a veces se manifiestan en juegos bruscos o violentos con sus amigos y otras veces falta de concentración, coordinación motriz, o desgano por la actividad física, la evolución de los chicos, despierta la curiosidad de los padres. Un claro ejemplo, una mamá me comento en una oportunidad “ Ya se que mi hijo no tiene problemas auditivos!!! , en casa lo llamo Martin, hace esto, Martin hace lo otro y ni modo, no me escucha. Aquí en el Dojo, acata las ordenes al instante !!!”.
Tal como estudiamos como vencer en combate y dominar a nuestro oponente, es también aplicable al manejo, ni más ni menos que de nuestros propios hijos.

Muchas veces las madres tienen miedo de dar órdenes o poner límites, porque no saben como reaccionar luego, ante la negativa de sus hijos a obedecer. La situación suele írseles de las manos con algunos niños que pueden presentar problemas de conducta.

El Karate nos enseña a impartir una orden y acompañarla con energía o (Ki), en el momento oportuno (Kio), en forma clara y determinada (Kime), y la técnica debe ser adaptada especialmente a las características del niño que la recibe. Perfectamente una analogía con un enfrentamiento, en el cual hay que imponerse y la técnica a utilizar, es la orden. Aclaración nada de esto tiene que ver con los gritos ni con los zamarreos, la claridad del objetivo y la confianza, proporciona la paciencia y la armonía con sus hijos, así la relación toma un nuevo color.

Folleto karate para adultos

0

Beneficios del Karate-Do para los niñosEl karate mejora la coordinación y enseña a los niños a respetar a los demás.

Aunque para muchos padres el karate es sinónimo de lucha y agresividad, es una actividad muy recomendada para todo tipo de niños, desde el más hiperactivo hasta el más tímido, una forma de conocerse a sí mismo y de desarrollarse positivamente como personas.

El Karate es una de las artes marciales milenarias cuyo objetivo no era otro que la autodefensa. Hoy en día se ha convertido en un deporte organizado con sus correspondiente reglas, aunque no está incluido dentro de las competiciones olímpicas. Este arte marcial se basa en la lucha de uno contra uno, siempre siguiendo las reglas impuestas.

¿Cuando practicarlo?

El karate puede ser practicado por los niños y las niñas a partir de los 4 años, que es cuando su aparato locomotor está terminando de desarrollarse y los niños ya controlan sus movimientos y son conscientes de hasta dónde pueden llegar. Ahora bien, en función de la edad de los pequeños, así serán los tipos de ejercicios y técnicas que se realicen durante las clases:

  • Karate para niños de entre 4 y 6 años: en esta etapa de iniciación a la arte marcial, los niños y niñas, de una forma siempre divertida y amena, aprenderán poco a poco lo que significa el karate y todo lo que implica. Aprenderán a canalizar su energía y su fuerza, a respetar a los demás compañeros y al profesor y a que conocerse mejor a sí mismos. Además desarrollarán sus capacidades, habilidades y potencial dentro del deporte, lo que podrán extrapolar a su vida diaria.
  • Karate para niños de entre 7 y 10 años: a partir de los siete años es verdaderamente cuando el niño o la niña empieza a practicar karate. Los profesores durante las clases enseñan a los pequeños técnicas, movimientos, figuras propias de este arte marcial. En este etapa, a medida que aumenta el aprendizaje, el niño realiza una serie de exámenes que le permiten cambiar el color de su cinturón, esto es, aumentar su nivel de karate.
  • Karate a partir de los 11 años: las clases de karate a partir de esta etapa ya son muy similares a las de los adultos. Empiezan los combates y las competiciones, fortaleciendo el cuerpo y adquiriendo una disciplina muy severa.

Además de lo útil que puede ser como método de defensa personal, el kárate es uno de los deportes más completos física y mentalmente a los que puedes apuntar a tus hijos. Los niños y las niñas se divierten mientras aprenden disciplina, tolerancia y respeto y fomentan su desarrollo óseo y muscular.

Beneficios del Karate para los niños

Al igual que en la práctica de otros deportes, no se debe abusar y dedicar excesivo tiempo al karate, el niño o la niña tiene que hacer otras actividades, jugar, hacer los deberes, estar en familia o, simplemente, descansar y no hacer nada. Por ello, se recomienda que se acuda a clases de karate entre dos y tres veces por semana, con una duración de entre una y dos horas por sesión.

En cuanto a los beneficios de este arte marcial, pueden destacarse, tanto a nivel físico como psíquico, los siguientes:

  • Mejora la coordinación psicomotriz.
  • Desarrolla las destrezas, los reflejos y las reacciones.
  • Descarga energía.
  • Enseña educación, disciplina y respeto a todo el que nos rodea.
  • Favorece el aumento de la concentración.
  • Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo.
  • Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad.
  • Genera la confianza de los niños en sí mismos.
  • Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.

El color de los cinturones de Karate

Al igual que en el judo y el taekwondo, el karate consta de una serie de niveles, denominados danes, que se diferencian a simple vista por el color de los cinturones que llevan los niños.

Originalmente sólo se empleaban el color blanco y negro, utilizando el blanco los alumnos y el negro los profesores, pero ahora son siete los colores empleados. Se empieza por el color blanco para después pasar al amarillo, naranja, verde, azul, marrón y terminar con el negro.

Además, también existen niveles intermedios; por ejemplo, los niños más pequeños pueden pasar del blanco al celeste antes de llegar al amarillo, o los niños pueden estar en la transición entre un color y otro, llevando todo el cinturón del mismo color excepto la punta, que es del color del nivel al que se va a pasar.

Karate-Do para niños - Dojo Torakan - Visita nuestro sitio

Visita el sitio Web del Dojo TORAKAN – Karate-Do para niños

 

 

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles