El sitio del bebe, el niño y su familia

no poder

El "no poder"“Nuestra formación suele ser -a veces- la suma de cosas que debemos reparar de nuestra infancia”.

De chica me enfrente al hecho de ser marcada como: la inquieta, la torpe, la que no podía, pero con esfuerzos descubrí que “no poder” era patrimonio de los adultos que “no podían” ver cuan capaz era de hacer cosas que ellos me proponían.

Llevo tiempo pero pude superar la adversidad y me recibí de docente, de acompañante terapéutico y de psicopedagoga e incursioné en el arte. Pretendí cambiar la mirada que los adultos tenemos de los niños, esa mirada que me había “marcado” que me había atrapado y que no me dejaba expresar.

Yo pude haber sufrido… por eso prometí “reparar” todo lo que esos adultos no vieron de mi y ser una psico, y una docente que mira más allá de sus ojos, siente más allá de su piel, escucha mas allá de sus oídos.

Demos la oportunidad a los niños de ser. Conozcamos su propio recorrido de aprendizaje. No todos usamos los mismos caminos para llegar al conocimiento. Cada uno tiene una matriz, una forma que lo hace único.

No enseñemos para la masa, sino aceptemos el desafío de enseñar, de curar cada caso en particular porque el hombre es un ser particular, único y autentico y nadie debe opacar su sutoria.

Lic. Ximena Arisio – Psicopedagoga y Docente – Jardín El Payaso

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles