Jardín maternal y jardín de infantes

Escuela infantil bilingüe

 

 

¡Te ofrecemos más de lo que te imaginás!

  • Jornada simple y completa

  • Natación - Inglés intensivo - Computación

  • Educación musical - Expresión corporal

  • Servicio médico permanente - Comedor

  • Playroom y Huerta

Todo esto a cargo de personal especializado

Aranceles accesibles

   
Proyecto educativo institucional

A continuación detallaremos el proyecto del jardín La Casita del Sol:
A través de estas líneas queremos que conozcan los fundamentos principales de nuestro proyecto pedagógico. Partimos del convencimiento de que la educación debe integrar las distintas áreas en las que nos formamos y desarrollamos todas la personas: sociales, expresivas, científicas, tecnológicas, intelectuales, motrices; y que el hilo que debe conducir y entrelazar una de éstas áreas debe ser siempre el juego. Los niños en edad de jardín, se encuentran en una etapa evolutiva netamente concreta, por lo cual cada actividad en cualquiera de las áreas es encarada de tal modo que los chicos tengan una participación activa, y donde cada experiencia les dé una posibilidad de ver, tocar, hacer; sacar sus propias conclusiones, e ir conociendo el mundo que ante ellos se va abriendo.

 

 

 

El aprendizaje


El aprendizaje es un proceso que comienza en el momento de nacer y que no tiene fin. Por eso los estímulos hacia las distintas áreas son pensados a partir de las salas maternales.
Los juegos y canciones para mover el cuerpo, los juguetes didácticos y los juegos de reconocimiento de utensilios de uso cotidiano, los juguetes elaborados con materiales descartables, los bloques gigantes que favorecen al desarrollo motor, los laberintos construidos con todo tipo de elementos, el rincón de la biblioteca, el telón de títeres y sorpresas y las masas de todo tipo, los momentos de juego libre dentro de la sala; y por supuesto, el enriquecedor juego en el patio que los pone en contacto con el aire libre y el esparcimiento; son infaltables en las salas maternales.

Los espacios físicos confortables y pensados en el bebé, el afecto y la contención, la higiene y la buena alimentación, son imprescindibles en los primeros años de vida; pero conformarnos solo con esto sería subestimar a nuestros pequeños.
El jardín maternal debe cubrir dos aspectos igual de importantes: el asistencial y el pedagógico. Cuando nuestro pequeño ingresa a su sala de 2, a nuestro entender, le está diciendo 2chau" a la etapa del bebé; por eso esta es una sala de transición entre el maternal y el jardín de infantes.
Las maestras jardineras tenemos como objetivo estimular el desarrollo de las potencialidades que cada niño trae consigo, siempre desde una mirada lúdica.

 

Las distintas áreas


El área social, tiene un predominio importantísimo durante toda la etapa de jardín, por ser generalmente el jardín de infantes el primer contacto social fuera del ámbito familiar. Cada grupo tiene sus características que lo distinguen, no solo por la edad; si no por sus necesidades, sus emergentes, sus bagajes culturales-familiares.

El área científica está íntimamente ligada a todo el lineamiento ambientalista que el jardín La Casita del Sol posee.


En el aspecto intelectual acerca a los niños a distintos tipos de conocimientos, acordes a la edad de cada grupo, siempre fieles a la idea de que los aprendizajes necesitan de un proceso de asimilación personal, y que por ende no tienen porque darse en todos los niños al mismo tiempo. Respetar los tiempos de cada individuo en éste y otros aspectos es, a nuestro entender, fundamenta.
En el área motriz se estimula el desarrollo de las capacidades motoras, al mismo tiempo que se promueve la independencia y la confianza en sí mismo.

En el área de la expresión recurrimos a los distintos lenguajes con el que el ser humano cuenta para comunicarse: corporal, artístico, plástico, musical, simbólico, literario y la palabra: oral y escrita.
En cuanto a la tecnología se pone a los niños en contacto con la computación a partir de la sala de 3 años.
A medida que los niños van creciendo, van desarrollando la posibilidad de abstracción, indispensable para su futuro ingreso al primario, por eso en la sala de 4 años los estímulos dirigidos hacia el lenguaje escrito, el acercamiento a diversos portadores de texto, y la introducción de manera más sistemática al uso de nociones matemáticas básicas y cotidianas; se van incrementando. La computadora comienza a ser una herramienta más de juego y trabajo, en la que los niños pueden ejercitar de manera lúdica las nociones trabajadas previamente en la sala.
En la sala de 4 y 5 se les ofrece a los niños una mayor cantidad de horas dentro del jardín, con el objetivo de incorporar nuevas actividades acordes a su edad: inglés e iniciación al deporte.

 

Las salas


Desde la sala maternal hasta la sala de 5 años, el ingrediente principal es el afecto: consideramos que el aprendizaje se hará posible si antes se logró un vínculo afectivo, importantísimo para todo ser, e indispensable para los niños en edad de jardín, acompañar y ayudar a los niños en el camino de la socialización es objetivo fundamental de todo jardín de infantes. Por tal motivo las pautas de convivencia son pilares de cada actividad, de cada experiencia que se ofrezca a los niños en las distintas salas del jardín.
 

Todo lo mencionado podrá llevarse a cabo si se cuenta con una persona que decodifique las necesidades de cada grupo, que valore al juego como modo de expresión y único recurso hacia el conocimiento que posee el niño, que ofrezca, demuestre, regale afecto; motor imprescindible de cualquier relación humana; que conozca acerca de las posibilidades con las que cada niño cuenta según la etapa evolutiva que esté atravesando; en resumidas, una persona idónea para llevar a cabo las consultas psicológicas o psicopedagógicas del jardín. Esta persona hará sus aportes cada vez que las docentes lo requieran.
A partir de la sala de 2 años cada docente propone a su grupo una diversidad de temas a desarrollar a lo largo del año, llamados proyectos. Éstos están siempre pensados teniendo en cuenta los intereses reales de cada grupo y cada edad. También a partir de ésta sala, los niños tendrán la posibilidad de trabajar algunas áreas con la modalidad de taller de ciencias, huerta y jardinería, artesanías y cocina.

 

 

 

El jardín como ente socializador


Como dijimos, generalmente el jardín materno-infantil es el primer ente socializador, por eso es tan importante no solo para el niño, si no para toda su familia; a quienes, a nuestro criterio, el jardín debe darles espacios para la participación. De ahí que celebremos cada fiesta con talleres, clases abiertas y todo tipo de actividad dirigida al grupo familiar.
La fluida comunicación entre el jardín, como institución educativa, y la familia, como primer ente de educación, es primordial. La cartelera que está siempre en la puerta del jardín y los cuadernos de comunicación intentan cumplir dicho objetivo; al igual que las reuniones de padres.
En síntesis: nuestro proyecto pedagógico se basa en el afecto, como pilar del proceso educativo; partiendo del juego, como herramienta fundamental; y del conocimiento que cada maestra jardinera tiene de la etapa evolutiva en que cada niño se encuentra para ofrecerle una estimulación adecuada; contando siempre con la participación de ustedes: las familias.

 

 

 

 

 

 

Te invitamos a que conozcas el lugar que preparamos para tu hijo....

 

 

Escuela Infantil bilingüe

 

 

 

 

 

Email:

 

 

Bienvenidos | Arriba | Novedades | Libro de visitas | Mapa del sitio | Publicidad | Prensa
Garabatos | La Casita del Sol

Escribe al Webmaster con preguntas o comentarios Acerca de Bebés en la Web o revisa nuestra Política de Privacidad.
Se modificó por última vez el día lunes 13 de abril de 2009 - Se visualiza mejor en 800x600 con Internet Explorer o Firefox.
Por favor, revisa los términos y condiciones del sitio , ya que la navegación por el mismo implica tu total aceptación.

Copyright © 2000 -  Bebés en la Web - Desarrollado por Visita nuestro sitio