El sitio del bebe, el niño y su familia

4º trimestre de vida

Tu hijo se arrastra gateando por toda la casa con una rapidez asombrosa. Se mete en la boca todo lo que esta al alcance de sus manos. Si es muy grande para poder “comérselo”, lo deja caer.

Tu bebé creceConductas esperadas del bebé en su etapa de crecimiento

Desde el nacimiento hasta el año de edad, tu bebé crecerá hasta convertirse en un niño que explorará por su cuenta el mundo que lo rodea.

Durante este periodo, observarás nuevos cambios en la conducta de tu hijo. Son varias las etapas por las que pasan todos los bebés, otros cambios serán propios de su personalidad.

A continuación te describimos las etapas del desarrollo psicomotor y social en los primeros 12 meses, que los ayudarán a prepararse para algunos de estos cambios a medida que tu bebé crece.

Puedes ayudar a crecer a tu bebé, estimulándolo con los siguientes consejos:

  • Acaricia suavemente su cuerpo.
  • Acércate a su carita y busca su mirada.
  • Háblale, cántale.
  • Colócale al alcance de su mano objetos con colores llamativos.
  • Ofrécele un objeto liviano para que lo tome con sus manos.
  • No es conveniente que tu bebé mire televisión.
  • Permite que se mueva
  • Habla con tu bebé aunque estés haciendo otras tareas.
  • Ofrécele objetos de tamaño mediano para que pueda pasarlo de una mano a la otra.
  • No lo pongas de pie aunque le guste, ya que aún le falta maduración.
  • Ayúdale a rodar o que cambie de posición.
  • Conversa con tu bebé.
  • Dele cosas pequeñas PARA QUE UTILICE SUS DEDOS COMO PINZAS.
  • Invítalo a tomar los objetos que desee por sus propios medios.
  • No lo deje solo en lugares peligrosos, se está moviendo y todo le despierta curiosidad.
  • Incentívalo para que se anime a dar sus primeros pasos.
  • Acompáñalo en cada caída.
  • Muéstrale revistas, libros de cuentos.

Estos son algunos consejos de la sociedad argentina de pediatría.

0

Basado en un documento de la Academia Americana de Pediatría

Medidas de seguridad 3

Los accidentes son la causa de enfermedad grave más frecuente en niños de 1 a 2 años de edad.

Progresivamente su niño será capaz de caminar, correr, trepar saltar y explorar todo. Dada sus capacidades y su falta de conciencia de¡ peligro, esta edad es particularmente peligrosa. Recuerde que el niño todavía no comprende la palabra NO y no tendrá noción de peligro hasta mas adelante.

Armas de fuego

Los niños de hogares donde hay armas de fuego (pistolas, armas de caza, etc.) tienen estadísticamente riesgo de recibir heridas accidentales producidas por ellos mismos, amigos o aún familiares.

Es mejor mantener las armas fuera de la casa. Si usted tiene de todas maneras un arma en la casa, manténgala descargada en un lugar bajo llave, y separada de su munición. Los revólveres son especialmente peligrosos.

Tóxicos y venenos

Los niños continúan usando la boca para explorar diversos objetos, aunque su gusto no sea el agradable.

El niño puede abrir puertas y cajones, llevarse cosas, abrir botellas, frascos y paquetes, así que los padres deben tomar todas las medidas de precaución para que los niños no accedan a medicamentos, solventes, artículos de limpieza, etc. Ponga todo alto y fuera del alcance del niño. Tenga el número de teléfono de un Centro de Intoxicaciones a mano, por ejemplo, el del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” (011) 4962-6666 (Buenos Aires, Argentina).

Caídas

Para prevenir caídas con serias consecuencias, cierre con llave el acceso a cualquier área peligrosa. Ponga puertas en los rellanos de escaleras y protección en las ventanas. Retire todo mueble con bordes filosos del cuarto del niño.

A esta edad el niño adquiere la capacidad de trepar, saltar y correr: una silla dejada en un rincón de la cocina le permitirá treparse a lugares altos (la mesada, por ejemplo). Recuerde que el niño no tiene conciencia del peligro.

Sí su niño tiene una caída seria o no actúa normalmente después de ella, llame al médico.

Quemaduras

La cocina es un lugar peligroso durante la preparación de las comidas. Cualquier líquido caliente que se derrame sobre el niño puede causar serias quemaduras, Puede apoyarse o tocar inadvertidamente la tapa del horno caliente y quemarse. Mantenga al niño fuera de la cocina mientras cocinan.

Acostúmbrese a colocar las ollas y sartenes en las hornallas de atrás de su cocina, de modo que el niño no pueda alcanzarlas.

Los niños, mientras aprenden a caminar, se agarraran a cualquier objeto para sostenerse, o pueden caer con facilidad. Por ambas razones, es importante mantenerlos alejados de radiadores y estufas encendidos poniendo una barrera que les impida el acceso.

Nunca lleve a su niño alzado y simultáneamente líquidos o comidas calientes, ya que su hijo se puede quemar.

No deje líquidos calientes al alcance del niño.

Si su niño se quemara, póngale agua fría en la zona afectada. No ponga aceite ni talcos. Cubra la zona afectada con un lienzo limpio y llame al médico o al servicio de emergencias.

Reduzca la temperatura del agua caliente proveniente de calefones o termo-tanques a no más de 38 grados. Coloque en su casa alarmas contra incendio.

Asfixia por inmersión

A esta edad a los niños les encanta jugar en el agua. Nunca deje a su niño en el agua ni cerca de bañaderas, piletas de agua o piletas de natación. Deje cerradas las puertas del baño. El que sepa nadar no significa que su niño este seguro cerca del agua.

Si Ud. tiene una piscina en su jardín, póngale cercas adecuadas por los cuatro costados (inclusive por el lado de la casa) y asegure las puertas de acceso con llave. Lleva segundos que un niño se escape de la casa y caiga en la piscina.

Y recuerde la seguridad en el auto…

Utilice el cinturón de seguridad en forma permanente. Los choques son un importante peligro aún a baja velocidad.

La manera de prevenir lesiones en su hijo es USAR el asiento de seguridad SIEMPRE.

Asegúrese que dicho asiento este instalado correctamente y que el asiento sea el adecuado para el peso y tamaño del niño. Lea y siga las instrucciones que vienen con el asiento.

El lugar mas seguro para su niño es el asiento trasero de su auto.

Mire siempre detrás de su automóvil antes de retroceder en el garaje de su casa, para cerciorarse que su niño no se ha escondido allí, ya que usted no puede ver a alguien que se encuentre por debajo de la visual del espejo retrovisor.

Estos consejos no tienen por objetivo asustarlos, sino llamar la atención sobre algunas situaciones de riesgo fácilmente prevenibles para los niños de esta edad.

Basado en un documento de la Academia Americana de Pediatría. Adaptado por Dr. Osvaldo Stoliar & Asociados.

0

Dermatitis de pañalLa dermatitis del pañal o sarpullido de la zona del pañal es uno de los problemas de la piel más comunes y frecuentes del bebé en el primer año de vida. Se trata de una inflamación de la piel que está en contacto con el pañal.

Primera causa

La primera causa es el exceso de humedad y fricción de la zona que lleva a la irritación de la piel, ya sea por el contacto prolongado con la orina y las heces, la temperatura elevada de la zona, el pañal que mantiene la humedad, o las bacterias y hongos.

Además cuando están presentes en la piel heces y orina simultáneamente, se produce amoniaco, que tiene efecto fuertemente irritante.

La alimentación

Los niños que toman pecho tienen menor incidencia de dermatitis.

Es interesante destacar que el bebé puede cambiar su carácter a causa de la irritación de la zona del pañal. Es importante la consulta inmediata al pediatra para diagnosticar las distintas formas de esta afección.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

El uso creciente de pañales de celulosa descartable ha contribuido mucho en reducir esta inflamación. El pañal empleado debe ser suficientemente grande y estar diseñado de manera de reducir el roce.

El pañal debe cambiarse cuando esté mojado o sucio. Para la higiene diaria se recomienda limpiar con aceite común u óleo calcáreo sin colocar polvos.

Se debe evitar el uso de goma ya que fomenta el calor y mantiene la humedad favoreciendo la irritación. También se debe utilizar la menor cantidad posible de agua.

¿Cómo tratar a un niño con dermatitis del pañal?

Se recomienda no usar agua y jabón en el lavado cada vez que se lo cambia. Es importante luego de la higiene antes mencionada dejar secar al aire libre por unos minutos. Luego se aplica un preparado a base de dermatol, ácido salicílico, lanolina y vaselina (pomada de Pacífico Díaz).

Si se agrega una infección con un hongo, se indica una crema antimicótica alternando con la pomada. Siempre está contraindicado el uso de cremas con corticoides en la zona del pañal. El tratamiento se hará entre ocho y diez días hasta que la piel se regenere.

0

OtitisNuestro hijo llora desconsoladamente, se toca las cabeza como diciéndonos que el problema está ahí. La otitis es más importante de lo que se cree. La tendencia natural a que vuelva nos enfrenta con efectos perjudiciales que a menudo no son debidamente tratados.

La otitis media aguda es una enfermedad común que afecta en especial a los niños, durante sus tres primeros años.

Se calcula que, en Argentina, el 80 por ciento de los niños se enferma, por lo menos en una ocasión, de otitis media. Un 30 por ciento se enferma en tres ocasiones e incluso más. Por lo tanto el riesgo de contraerla es alto.

¿Cómo podemos saber si tiene otitis?

Solo el pediatra puede hacer un diagnostico seguro por medio de una otoscopia, lo que le permitirá comprobar en que condiciones se encuentra la membrana del tímpano.

Si hay otitis, la membrana estará irritada. Incluso en algunos casos, hay pus.

¿La otitis afecta a los dos oídos?

Generalmente, sí. El hecho de que el niño tienda a dar señales de dolor en un solo lado se debe a que el proceso infeccioso no se inicia al mismo tiempo en ambos oídos.

¿La otitis media se cura con antibióticos?

Aunque no todas las otitis medias agudas son causadas por bacterias, ya que existen formas causadas por virus, cualquier otitis media aguda debe ser tratada con antibióticos que se administran por vía oral y no en forma local.

¿Es correcto poner gotas antibióticas?

Las gotas administradas de esta manera, además de inútiles, pueden ser dañinas. Esta enfermedad afecta a la parte del oído que esta detrás de la membrana del tímpano que lo protege. Por eso, si la membrana inflamada esta intacta, las gotas de antibiótico no podrán alcanzar el lugar donde se ha producido la infección.

¿Las gotas analgésicas son inútiles?

Su efecto analgésico suele ser ligero. Si se aplican antes de la consulta con el pediatra, pueden interferir en la apreciación de los signos haciendo difícil, casi imposible, un diagnostico seguro.

¿La otitis media aguda se repite?

De cada tres niños que han tenido otitis, por lo menos uno tendrá otras otitis en un futuro próximo.

Se sabe que la reaparición de la otitis media se produce con más facilidad entre los niños que pertenecen a familias numerosas, los hijos de padres fumadores, los que pertenecen a las clases sociales económicamente más débiles, así como entre aquellos que acuden a la guardería o al jardín de infantes.

¿Qué consecuencias tienen la otitis?

Si se trata en forma correcta, de un modo aislado no produce daños importantes, siempre se cura.

Las formas recurrentes sí pueden crear problemas, debido a que la reducción de la capacidad de percepción de los sonidos, típica de las fases agudas de la enfermedad, puede prolongarse durante semanas.

En los niños más pequeños, esto puede representar un retraso en el lenguaje y en el desarrollo psíquico. En los niños más grandes, provoca un menor rendimiento escolar.

0

Aprendiendo a caminarEl niño que aprende a caminar lo hace a intervalos. Cuando se fatiga, se sienta inmediatamente o bien adopta la posición de cuclillas. Es un error grave, contrario a las leyes naturales que rigen su desarrollo, obligarlo a incorporarse y proseguir la marcha.

La madre y quienes cuidan al niño deben vigilar atentamente las evoluciones del nuevo “caminante” de la casa. Un golpe malo puede traer, como consecuencia lógica, el atraso motriz que provoca el temor a sufrir otra experiencia dolorosa y desagradable como aquella.

Es necesario aquí no forzar al niño a caminar contra su deseo. Dejarlo “recordar” sus experiencias felices anteriores.

Seguramente, recurrirá al gateo; se parará sosteniéndose, reclamará ayuda otra vez para caminar, y todo esto le devolverá la perdida confianza en las propias fuerzas y el problema habrá desaparecido.

Tratar -como suelen hacer muchas madres- de hacer caminar al bebé antes de tiempo, trae siempre, como consecuencia, una frustración emocional y una deformación física. Huesos y articulaciones se ven forzados a mantener una actitud para la cual no están preparados.

Ayudar a crecer será siempre la más hermosa misión de la mamá.

Descalzo ¿sí o no?

Este interrogante es uno de los primeros que se formulan en cuanto el bebé es capaz de caminar. Mientras unos aconsejan a la madre dejarlo descalzo, otros indican lo contrario.

Como siempre, el término medio sale triunfante de la polémica. Pero veamos por qué: varios son los factores que deben sopesarse a fin de adoptar la actitud que más beneficie al niño. La temperatura del suelo sobre el cual camina el bebé; la textura del suelo; la temperatura ambiental; la calidad del calzado.

El niño no debe caminar solo sobre el piso duro y liso. Es conveniente que use allí un calzado flexible como su propio pie y que ofrezca a su bóveda plantar un apoyo anatómicamente construido.

Dentro de ese zapato, los dedos mantendrán su posición natural, extendidos y algo separados entre sí, en situación de reposo. El dedo gordo conservando la línea que se prolonga a lo largo del arco interno y no dirigido hacia los demás dedos.

El calzado debe permitir al bebé realizar los movimientos de presión sobre el suelo, que tan magníficamente realizó en los meses anteriores. Si es ajustado o rígido, este movimiento no puede ejecutarse.

Comienza aquí una verdadera atrofia muscular y el desequilibrio de las fuerzas que estos músculos realizan, pues no pudiendo apoyarse sobre los huesos en posición normal, traccionan de ellos defectuosamente.

La hermosa bóveda del pie de su bebé espera que usted la proteja hasta que él pueda hacerlo por sí solo.

Déjelo caminar descalzo, sobre cualquier terreno que se adapte a su huella. La arena, los suelos arcillosos, los montículos de tierra removida, ofrecen al pie infantil la mejor oportunidad de ejercitación que pueda esperarse.

Cuando la temperatura es baja o existe el temor de lastimaduras a causa de los accidentes comunes del terreno (astillas, piedritas, vidrios) proteja los pies del bebé con gruesas medias que se adhieran suavemente. Observe si son cómodas, no deben ser chicas ni grandes ni caerse sobre el tobillo.

Camine usted primero sobre la zona en que lo hará él, procurando librarla de todo objeto que pueda lastimarlo, y sobre todo no lo prive de esta experiencia que le proporcionará salud y alegría.

Para seguir leyendo sobre este tema, visita también Primeros pasos, primeros zapatos y Consejos al caminar.

0

El décimo segundo mesSe concentra mucho tiempo encendiendo o apagando la luz, o tocando un interruptor. Le gusta todo lo que se desplaza. Intenta agarrar un objeto que se encuentra fuera del alcance de su mano. Descubre distintas formas de hacer una misma cosa.

Hacia fin de este mes, aumenta su sentido del humor. Disfruta cuando nos reímos por algo que hace, a tal punto que tiende a repetirlo en otras ocasiones.
Nunca debemos recurrir a los castigos físicos

Nuestro hijo ya distingue lo que esta bien de lo que esta mal. En su interior comienza a desarrollarse una rudimentaria forma de conciencia. Esto no significa que no siga mostrándose caprichoso.

Somos nosotros quienes debemos tratar de no perder el control. Demasiados reproches lo pueden llevar a poner poca atención a todo lo que le decimos.

Será mejor llamarle la atención sólo por cosas de importancia, como un comportamiento peligroso para su salud, o cuando agrede a otras personas.

No debemos recurrir a los castigos físicos por insignificantes que sean. El chiquito los percibe como una agresión, como un rechazo a su persona.

Nuestro tono de voz o una expresión seria son medios mucho más eficaces. Después de su primer año, el niño actúa con más conocimiento ya que está aprendiendo a pensar, además de a hablar, para poder comunicarnos lo que piensa.

Se independiza

El bebé ha llegado a una etapa fundamental. De un bebito dependiente y frágil se ha convertido en un individuo casi autónomo, con gustos propios, pero siempre con una desesperada necesidad de tener cerca a su mamá.

0

El décimo primer mesPasea entre los muebles de toda la casa. Si tenemos alfombras u objetos que no deseamos que se rompan, será mejor quitar- los durante algún tiempo.

Apoyándose en una mano, probara levantarse del suelo, utilizando una silla como apoyo, También tendrá que hacer frente a sus primeras caídas. Será mejor no gritarle ni preocuparnos mas de lo necesario.

Hablémosle claro

Son pocos los bebés que hablan antes de cumplir un año, lo cual no es un signo especial de inteligencia. Ellos tienen un lenguaje propio. Algunas veces, resumen toda una palabra en una sola sílaba.

En otros casos, emplean sonidos que permiten identificar el objeto en cuestión: “chu-chu” quiere decir “tren” y “guau-guau” significa “perro”.

Lo que importa es que los adultos no empleen este lenguaje, sino que se dirijan a él empleando las palabras justas, con su pronunciación exacta, para que vaya aprendiendo a decirlas correctamente.

El niño es más consciente de su propia identidad. Sabe cuales son sus dimensiones, que necesita o lo que más le gusta.

También sabe con toda claridad lo que no le gusta y nos lo intenta decir. Su curiosidad es mayor. Le atraen mas los juegos de acción.

0

El décimo mesEl desarrollo del bebé de los diez a los doce meses

Tu hijo se arrastra gateando por toda la casa con una rapidez asombrosa. Se mete en la boca todo lo que esta al alcance de sus manos. Si es muy grande para poder “comérselo”, lo deja caer.

Nuestra casa se transforma en un campo de batalla. Es casi imposible controlarlo para impedir que se haga daño. En estos momentos, es necesario que la casa ofrezca una seguridad total. Los armarios que están a su alcance deben estar bien cerrados. Los enchufes deben tener protectores.

Cuantas más precauciones tomemos, mejor. Por eso, es imprescindible tener un botiquín con todo lo necesario: gasas estériles, algún antiséptico, vendas adhesivas (las hay suaves y elásticas, que no dejan pasar el agua y la suciedad así como con motivos infantiles), un producto calmante contra las quemaduras, crema contra las torceduras y contusiones, termómetro, algodón, pinzas, tijeras, etc.

Nuestro hijo esta descubriendo la independencia. Cuando come, quiere hacerlo solo. Si desea una cosa, la señala repetidamente.

Si le damos una orden sencilla, obedece si quiere. No le gusta estar solo. Cuando no le hacen caso, protesta con firmeza. Sus manos son capaces de agarrar cosas. Sus dedos se han especializado de tal forma que pueden agarrar hasta una miga de pan.

Es capaz de sostener dos objetos con una sola mano, lo cual hace a menudo cuando juega con bloques de plástico. Sabe “leer” a su manera un libro. Se pasa mucho tiempo estudiando sus ilustraciones.

Sus palabras aún no son claras, pero su manera de comunicarse con los demás si lo es. Sabe expresar por medio de la mímica todo lo que quiere decir. Cuando no lo comprenden, lo hace con un llanto de disgusto.

Este trimestre nos tiene preparadas algunas sorpresas desagradables: dolores de estómago, otitis, resfríos… Es posible, si tiene un hermanito, que incluso se presenten las enfermedades eruptivas como la rubéola o la varicela.

Mejora la habilidad manual y aumenta la capacidad para darse a entender, aunque sin palabras. Después, cerca del final de su primer año, el niño podría dar, incluso, sus primeros pasos.

Nuestro hijo es una persona emprendedora. Gatea con rapidez por toda la casa e intenta apoyarse en algo para pararse. Cerca de su primer año, se acercará tambaleándose hacia nosotros.

Este es un período de dolor de espalda, de paciencia, de mucha atención y de alegría. En este trimestre, nuestro hijo será capaz de dar algunos pasos, aunque muchas veces parezca que se tambalea para un costado.

El décimo mes

Ya distingue el tamaño de las cosas en relación con la distancia. Reconoce cuando le estamos preparando la papilla por los ruidos que proceden de la cocina. Sabe que vamos a salir, cuando ve que nos ponemos el suéter o que sacamos la campera del armario. Sus gorjeos se parecen mas a un autentico “discurso”.

Se consuela solo

Muchos niños se aferran a un pedazo de ropa, a un muñeco o a una colchita, porque les da un sentimiento de seguridad. Incluso, chupan estos objetos, ya que a través de ellos recuerdan a su mama. Es mucho mejor no reprimir esta conducta, el niño está solucionando por sí solo sus conflictos internos.

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles