El sitio del bebe, el niño y su familia

El niño y su seguridad

Como prevenir accidentes en nuestro hogar y fuera de ella debería ser una rutina incorporada de todos los padres. El pensar “a mi nunca me va a pasar” es la principal causa de no estar preparados o directamente desconocer que hay elementos no recomendados por los pediatras y otros que pueden llegar a salvar la vida de un niño.

Recomendaciones para viajar con niñosA todos los niños les emociona pensar en hacer un viaje en la época vacacional y creo que bien vale propiciarse un espacio para disfrutarlo con ellos. Los niños se apasionan con la idea y lo recordaran siempre.

Aquí, algunas ideas para que hagas de este viaje, una experiencia inolvidable:

La elección del lugar de viaje

Esta tarea es muy importante dependiendo de diversos factores: la estación, generalmente las vacaciones escolares coinciden con el verano. El tiempo disponible, también es básico para elegir el destino la edad de los niños, y por supuesto la economía familiar.

Son muy atractivos los viajes – especialmente cuando los niños cuentan con mas de 6 años – lugares con las playas para disfrutar de las bondades del sol y el mar y, practicar deportes acuáticos. Los campamentos de verano o en lugares de selva o montaña, permitirán el contacto de los niños con la naturaleza, conocer la flora, fauna, disfrutar de las noches estrelladas y de la amistad al aire libre con otros niños.

Igualmente seria magnifico ir a conocer ciudades que resulten interesantes por sus atractivos turísticos como museos, su desarrollo urbanístico, y otros espacios de entretenimiento.

La visita a un entorno rural es también magnífico para ellos, podrían hacer pequeñas caminatas, conocer establos, huertos con crianza de aves, hacer equitación, recoger flores y frutos silvestres etc.

Elegido el destino, tu agencia de viajes favorita debe prepararte un programa que tenga en cuenta estos detalles, para que puedan gozar en familia.

La preparación y el viaje

Una vez asegurado el destino los servicios, reservas e información que vas a necesitar sobre el transporte, el hospedaje y el programa de actividades que te preparara tu agencia de viajes, puedes dedicarte a explorar un poco sobre el itinerario de viaje y mejor aún si hacemos participar en esta tarea a los niños, de tal forma que van motivándose más. Puedes entrar a navegar en el Internet, para ver fotos, y referencias.

Los niños deben colaborar en la preparación de su equipaje, empacando la ropa adecuada, en la medida de sus capacidades. Casi siempre inclusive hasta los 12 años suelen llevar consigo algún muñeco, libro, música u entretenimiento de su preferencia y no te incomodes por ello. Tu también no dejaras de llevar por ejm. tu lectura, o pasatiempo favorito. Recuerda que los niños son muy ansiosos. Lleva también un poco de agua y algo de comer.

Antes de iniciar la partida, llénate de paciencia, un gran humor y ganas de disfrutar, porque los niños tienen una energía desbordante.

Deja en orden tu casa como te gustaría verla al retornar. Si no vas con el papá en el viaje, es importante que tengas un permiso que garantice tu relación con tu niño (a).

No dejes de llevar contigo, ropa adecuada algunos medicamentos básicos para afrontar algún tema de salud, especialmente de los pequeños. Si se viaja al extranjero, los niños necesitan pasaporte.

La travesía puede ser por avión, por bus o automóvil o por barco. En cualquier caso advierte previamente a los niños como deben conducirse en cada medio de transporte.

A partir d e los 6 años ya son algo más autónomos y lo mejor será que puedan viajar próximos a la ventanilla para disfrutar del exterior. les debes ayudar a cambiar de actividad, y emocionarlos para la llegada.

Es preferible si viajas en bus hacerlo en horas de la tarde o la noche para evitar que tu niño se fatigue o canse demasiado. Si viajas en automóvil, realizar algunas paradas ayudara mucho.

En los lugares de destino

Una vez instalada en cada lugar a visitar, procura anticipar a tu niño de las actividades a realizar así como de los cuidados que debes brindarle, pero sobre todo enséñale a ser autónomo, asimismo que haga amistad, que pueda compartir con otros pequeños, que saboree la comida típica .

En la playa podrás disfrutar de la natación, de pasear en un velero y/o, jugar en la arena y en las noches pueden pasear por los lugares cercanos, conversar, contar cuentos, etc.

Si vas a la montaña o al medio rural podrían hacer equitación, un poquito de escalada, hacer excursiones, pescar en el río y por las noches hacer algunas veladas de cuentos y canciones, tomando a lo mejor un chocolate caliente en la cabaña o pescar en el río…

Sea uno u otro el destino que hayan elegido, lo más importante es el como lo pasen, las experiencias visuales, y el disfrute que tus niños puedan tener al estar fuera de casa, viviendo intensamente y junto a ti nuevas y vitales experiencias y emociones. ¿Verdad que vale la pena?

Fuente: http://www.articuloz.com/sugerencias-sobre-viajes-articulos/recomendaciones-para-vajar-con-ninos-4756336.html

Sobre el Autor: Lourdes Irene Ascue Bravo

0

Consejos para su prevención y defensa

Incendios urbanosConsejos vertidos por la Superintendencia de Bomberos de lo Policía Federal Argentina, con motivo de las consecuencias de siniestros cuya ocurrencia es de conocimiento público:

  1. En las ventanas de las cocinas no utilice cortinas de material liviano, cuando éstas por razones de proximidad y efectos de las corrientes de aire, puedan acercarse al fuego, dando origen a un incendio.
  2. Cuando use carbón, leña, etc., no deje líquidos inflamables próximos ni pretenda avivar el fuego derramando sobre él, aunque sean pequeñas cantidades. Esa imprudencia puede pagarla con su vida.
  3. No utilice solvente ni otro líquido inflamable para la limpieza de pisos, ropas, etc., en lugares cerrados. Los gases que desprenden esos líquidos al contactarse con una fuente de ignición, aún lejana como llave de luz, reaccionan violentamente, creando un serio peligro para su vida.
  4. Cuando trasvase inflamables, hágalo en espacios abiertos y lejos de toda llama libre y tratando de evitar los derrames, para ponerse a cubierto de un posible accidente.
  5. Al retirarse, aunque transitoriamente de su hogar, cerciórese de no haber dejado artefactos eléctricos conectados, tales como: planchas, estufas, ventiladores, cocinas, etc. Un olvido en este sentido puede ser el causante de un incendio.
  6. No improvise instalaciones eléctricas, ni sobrecargue la línea, como así tampoco modifique o refuerce los fusibles.
  7. Preocúpese de que personal idóneo limpie y ajuste las estufas y todo otro artefacto de calefacción, antes de su empleo en la temporada invernal.
  8. Si la estufa es del tipo “Sin presión”, la misma deberá estar siempre bien nivelada.
  9. Los extinguidores de incendio no se instalan por su exhibición.  Es imprescindible que el personal conozca su utilización en caso necesario.
  10. No obstruya el acceso a las instalaciones contra incendio.
  11. En la certeza de que el incendio es una posibilidad latente, de concretarse el mismo, impida que el pánico lo haga presa para no acrecentar el peligro.
  12. No se subestime la peligrosidad del incendio por pequeño que fuere, llame siempre a los bomberos.
  13. Si el incendio se desarrolla en un nivel inferior respecto del que usted habita, no intente ascender o descender de un piso al otro.
  14. Por ningún motivo utilice los ascensores.
  15. PERMANEZCA EN SU DEPARTAMENTO CON LA PUERTA CERRADA, evitará así que el humo y los gases calientes de la combustión pongan en peligro su vida, ellos son más letales que las llamas.
  16. ABRA LAS VENTANAS y acérquese a ellas o balcones para respirar aire fresco.
  17. SI ELLO NO FUERA FACTIBLE, recuéstese sobre el piso ofreciendo la menor altura posible, a ese nivel la atmósfera es más respirable.
  18. ESPERE LA LLEGADA DE LOS BOMBEROS, ellos tienen los medios humanos y materiales para concurrir de inmediato en su apoyo.

NO OLVIDE, finalmente, que con su observación y comportamiento contribuirá notablemente a evitar accidentes trágicos.

0

Educación vialAccidentes en la calle y los niños

Escrito con la colaboración del Arquitecto Eduardo Schmunis con datos recopilados por la Defensoría del Pueblo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La ciudad de Buenos Aires tiene un alto número de accidentes de tránsito.

Esto puede verse en la tabla 1, que muestra el número total de víctimas fatales de los mismos en la Capital Federal:

Del número total de víctimas fatales el 74% corresponde a varones (año 1998), lo que los constituye en el principal grupo de riesgo.

El 12% de las víctimas fatales son menores a los 20 años (año 1998), y dentro de este grupo se mantiene la proporción mayoritaria de los varones. Para este grupo de edad el accidente en los ferrocarriles es más frecuente que para la población general, según puede verse en la tabla 2.

El 75% de las víctimas fatales menores de 20 años son peatones atropellados, y el 23% son pasajeros de vehículos automotores. La diferencia la constituye los varones en accidentes en los que está involucrado el ferrocarril mientras que prácticamente no hay víctimas fatales femeninas de accidentes en ferrocarril en este grupo de edad.

¿En donde ocurren los atropellamientos? La gran mayoría en avenidas, según puede observarse en la tabla 3:

¿En que horario ocurren la mayoría de los accidentes? Las estadísticas muestran que el 34% de los accidentes ocurren en el horario pico de regreso a los hogares después del atardecer.

Comentario

Los accidentes son la causa más importante de muerte e invalidez en niños de más de 1 año y adolescentes.

En los últimos años hemos asistido a una concienciación de este problema y a la adopción de medidas preventivas eficaces.

Al respecto las sillitas infantiles de seguridad son un avance importante. Como así también la utilización de los cinturones de seguridad.

Pero si bien útiles, vemos que no cubre del mayor riesgo de nuestra ciudad: el ser atropellado.

Constituyen factores de especial riesgo para los menores de 20 años, el ser varón, el cruzar avenidas, y las horas de mayor congestión especialmente al atardecer.
El varón tiene además, como factor de riesgo, el viajar en ferrocarril.

Uno de los objetivos es efectuar prevención, y siendo los accidentes de tránsito un serio problema para la salud de la población infantil en nuestra ciudad, sirvan los datos presentados para llamar a la reflexión y encarar medidas preventivas.

0

Accidentes eléctricos y su prevención

Por ELECTROLIVERA, su casa amiga

Desde los inicios de la humanidad el hombre se refugiaba en las cavernas del ataque de los depredadores y de las inclemencias del tiempo. Junto al fuego que le brindaba  luz y calor.

Pasaron miles de años y también hoy como ayer, nos refugiamos buscando la Seguridad, y la calidez en nuestro Hogar. Hoy, el Hombre utiliza la energía eléctrica para iluminar y calentar su casa y en todo quehacer de su vida. Su utilización se incrementó en las últimas décadas, proporcionándonos un notable aumento de la calidad de vida y con ella el bienestar que gozamos.

¿Es segura su utilización?

La intención de éstas líneas es llegar hasta los visitantes de esta página, haciendo un resumen de los peligros eléctricos que a diario se presentan en el hogar, y en todo ámbito donde se desenvuelve el quehacer humano.
Estos provocan pérdidas materiales y lesiones físicas a miles de personas diariamente en todo el mundo, en la mayoría de los casos irreparables.

Nuestro objetivo es tomar conciencia que el hogar es el lugar donde existen la mayor cantidad de accidentes provocados por el mal uso de la electricidad y que debemos utilizarla respetando normas de convivencia y de esta forma aprovechar los beneficios de esta energía maravillosa.

El creciente aumento del consumo de la Energía Eléctrica, motivado por el incremento del nivel de electrificación en todo los ámbitos de nuestra vida, con la instalación de todo tipo de electrodomésticos, de máquinas y equipos de iluminación. Ha aumentado en forma alarmante el número de accidentes conocidos normalmente por “descargas eléctricas”.

¿Qué efecto produce el paso de la corriente en el cuerpo humano?

Si una corriente eléctrica atraviesa el cuerpo humano, se produce en el mismo fuertes contracciones musculares y puede, según su valor producirle la muerte. En la mayoría de las ocasiones, la causa de la muerte se origina en el corazón, que sometido a una actividad intensa e irregular por el paso de la corriente eléctrica se agota y se paraliza.

Según estudios, se calcula que son fatales las corrientes que sobrepasan los 30ma (30 miliamperes) produciendo el efecto mencionado.

Algunas orientaciones… FUERA DEL HOGAR

ACCIDENTES POR NEGLIGENCIA

Son los originados por hechos que el hombre sí puede prever, en la mayoría de los casos, informándose y aplicando las normas correspondientes. La caída de conductores, postes, etc. por malas condiciones atmosféricas en muchos de los casos son originados por la falta de mantenimiento y previsión de la red eléctrica y alumbrado público.

Es muy común encontrar cajas con tensión sin tapas de protección en el hogar, las calles y paseos público a mano de nuestros niños. No olvidemos las instalaciones “provisorias”, muy comunes en el hogar.

Algunas orientaciones… EN EL HOGAR

Formas de protección

Instalación de puesta a tierra

Es  uno de los sistemas más antiguos de protección. Este consiste en conectar todas las partes metálicas de una instalación eléctrica (por ejemplo tableros, cajas y tomacorrientes) a un conductor de protección de cobre electrolítico aislado de color verde, que recorre toda la instalación junto a los conductores de energía, siendo firmemente conectado a una toma de tierra o jabalina que se hincará en la tierra.


En esencia lo que se pretende con este método es derivar a tierra toda corriente de fuga  que pudiese ocurrir en los casos de accidentes por contactos directos e indirectos, y de esta forma hacer que la tensión de paso por las personas o animales no supere los 24 volts, evitando el impacto eléctrico, produciéndose el disparo de los fusibles de  protección o los interruptores termo magnéticos y  disyuntores diferenciales del tablero correspondiente. Los tomas de la instalación serán siempre de tres patas, y fabricados de acuerdo a las normas IRAM.

Algunas orientaciones…

Disyuntores diferenciales

La función del disyuntor diferencial es la de proteger a las personas contra contactos  accidentales, no permitiendo el paso de intensidades de defecto que puedan ser perjudiciales al cuerpo humano. Además de prevenir los riesgos de incendio provocados por fugas de corriente eléctricas.

En las instalaciones eléctricas domiciliarias se instalan interruptores diferenciales de alta sensibilidad. Este interruptor es un dispositivo de  protección sensible a la corriente de fuga de tierra que recibe el nombre de corriente diferencial porque es igual a la diferencia entre todas las corrientes entrantes y saliente en la  instalación consumidora.

El balance de tales corrientes es generalmente nulo cuando no hay pérdida alguna. Pero si difiere de cero por  un defecto a tierra de la instalación, se  produce la apertura del mismo en un tiempo de respuesta de 50  milisegundos, y dejando pasar una corriente no mayor de 30 miliamperes.

Este dispositivo junto a la instalación de puesta a tierra, constituyen los pilares fundamentales de una instalación eléctrica confiable, motivo principal de ésta nota para evitar los PELIGROS ELÉCTRICOS.

¡¡¡ATENCIÓN!!!

El interruptor diferencial brinda protección solo en el caso de corrientes de fuga de tierra. La protección contra sobrecargas y corto circuitos debe efectuarse con interruptores termo magnéticos de calibres adecuados a los consumos.

La única prueba que garantiza el correcto funcionamiento del disyuntor es la de apretar el botón de prueba que se encuentra en todos los disyuntores, no importa su marca o procedencia. Esta prueba hay que hacerla por lo menos una vez al mes.

Para completar lo antedicho del efecto protector de los protectores diferenciales, conviene aclarar que ninguno de estos dispositivos puede proteger personas que tocan simultáneamente fase y neutro (ambos bornes del enchufe) estando éstas sobre un piso aislante, puesto que en este caso el aparato no puede discriminar la posible causa de la circulación de la corriente.

RECUERDE: Adquiera solo materiales de firmas reconocidas y aprobados por las normas IRAM.

Estas notas son de carácter informativo, y los trabajos siempre deberán ser efectuados  por personal idóneo o matriculado de acuerdo a las normas en vigencia.

0

“Una profunda transformación”

Andadores peligrososHay dos mitos acerca de los andadores: que enseñan a caminar y que son seguros.  De acuerdo a lo que hoy día se sabe, los andadores en realidad enlentecen y dificultan el proceso de aprendizaje de la marcha: en realidad disminuyen la ejercitación de los músculos de los muslos y las caderas, indispensables para la marcha.

Además, eliminan la motivación para caminar, ya que le permiten al niño andar mas fácilmente. Y a los niños con handicaps les dificulta el progreso, induciéndolos a desarrollar movimientos compensatorios anormales.

Los servicios de urgencia pediátricos atienden cientos de accidentes ocurridos con andadores. Los traumatismos de cráneo son especialmente frecuentes, cuando los andadores se precipitan por escaleras o vuelcan a raíz de pasar por un escalón entre niveles.

Pueden volcar al enredarse en alfombras, umbrales de puertas, etc. Pueden permitir acercarse al niño a hornos o estufas donde se quema, caerse al traspasar el cordón de las veredas (de la calle o dentro de jardines, parques, etc) y caerse dentro de piletas de natación.

LOS ANDADORES ESTAN DENTRO DE LOS PRODUCTOS MAS PELIGROSOS DE ACUERDO A LA REVISTA “CONSUMERS REPORTS” DE ESTADOS UNIDOS.

Tanto la Academia Americana de Pediatría como la Consumers Union instan firmemente a los padres a no usarlos.

0

Sobre los hornos microondasUno de los aparatos eléctricos que ha adquirido gran popularidad y que se ha hecho imprescindible en el hogar es el horno de microondas. Con ellos se descongelan, calientan y cocinan los alimentos en muy corto tiempo y hacen la vida más fácil a las amas de casa.El principal efecto de las microondas es la producción de calor que resulta de la conversión de energía electromagnética en energía térmica. Como cualquier aparato electrónico, éstos tienen sus formas adecuadas de uso y sus restricciones y el uso incorrecto hace que surjan problemas.

Uno de estos problemas es consecuencia de que el horno calienta a diferentes temperaturas los distintos tipos de alimentos, lo cual se debe a que las microondas penetran a través de las diferentes sustancias y sólo son absorbidas al alcanzar los tejidos o materiales profundos; por ejemplo, al calentar una hamburguesa con lechuga y tomate, mientras que la carne aún está fría, la lechuga y el tomate lo queman a uno; o una factura rellena de mermelada, mientras el exterior está tibio, la mermelada alcanza altas temperaturas, habiendo la posibilidad de causar quemaduras en la boca y en el esófago.

Por todo esto, se debe tener cuidado al calentar los biberones, si se pone poca cantidad a la máxima temperatura, la leche alcanza temperaturas tan elevadas que puede que explote la mamadera.
Además la temperatura alcanzada en la parte superior es mucho mayor que la de la parte de abajo del biberón, y si se le administra a un bebé puede ocasionarle quemaduras. No hay una pérdida significativa de vitaminas ni nutrientes durante el calentamiento.

Aunque lo más recomendable es siempre administrar la fórmula láctea al bebé a temperatura ambiental, si es que se tiene que calentar en el horno de microondas hay que seguir las siguientes recomendaciones:

  • Calentar 120 ml. de fórmula o más.
  • Calentar sólo la fórmula que se ha mantenido refrigerada.
  • Siempre poner el biberón en posición vertical y no acostado.
  • Siempre dejar la mamadera destapada.
  • En biberones de 120 ml. no calentar más de 30 segundos a la máxima potencia del horno y en biberones de 240 ml. no más de 45 segundos.
  • Invertir el biberón 10 veces después del calentamiento para emparejar la temperatura de todo el líquido contenido.
  • Cambiar la tetina del biberón.
  • La temperatura de la formula debe de ser fresca al tacto, si se siente tibia pudiera estar muy caliente para el bebé.
  • Siempre pruebe la fórmula antes de ofrecerla al bebé poniendo unas gotas en su lengua o en la mano.

La leche materna posee dentro de sus componentes diferentes elementos que proveen defensas contra agentes infecciosos, como por ejemplo, la inmunoglobulina llamada IGA secretora que actúa adhiriéndose a la mucosa intestinal evitando la invasión y penetración de microorganismos.

La madre que trabaja puede hacer extracción manual o con bomba de su leche, almacenarla y posteriormente administrarla al bebé.
Pero muchos se preguntan ¿se puede calentar la leche materna en el horno de microondas? Un estudio reciente de la Dra. Moreno-Ruiz publicado en el Boletín Médico del Hospital Infantil de México concluye que no es recomendable usar el horno de microondas para calentar la leche materna almacenada, ya que con el calentamiento a las temperaturas muy altas y no controladas que generan los hornos de microondas hay una pérdida o disminución significativa de los elementos que componen la leche humana y que ayudan a combatir las infecciones.

Los hornos de microondas no sirven para esterilizar el equipo que se utiliza en la preparación de los alimentos del bebé ni para esterilizar la fórmula ya preparada. El horno de microondas sólo puede esterilizar si se adopta el método tradicional de hervir el agua, pero este método no resulta económico ni en tiempo ni en el gasto de energía que conlleva.

Otra recomendación importante es que nunca hay que dejar entrar a la cocina a los niños . Los diseños actuales de los hornos de microondas, que se operan fácilmente, que tienen numerosas luces, colores brillantes, campanas o alarmas, botones de colores o perillas, los hacen un “juguete” muy atractivo para los niños y la manipulación de los mismos generan accidentes.

También es sabido que los hornos de microondas pueden interferir con el funcionamiento de equipos médicos que operan en frecuencias similares; tal es el caso de los pacientes que tienen un marcapasos cardíaco, y aunque estos hornos cada vez son mejores y tienen filtros para evitar la fuga de microondas, el riesgo existe.

En resumen, los hornos de microondas se usan actualmente en muchos hogares, restaurantes y oficinas, y han producido un cambio en el estilo de vida de las personas. Debemos de estar conscientes de los riesgos que éstos pueden ocasionar, principalmente por mal uso, pues mucha gente no se da cuenta de que lo está empleando mal. También insistir que los niños no los deben usar y mucho menos dejarlos jugar con ellos.

0

Seguridad y nataciónHogar

  • Enseña a tu hijo a nadar cuanto antes. Los niños pueden aprender a nadar desde los doce días de vida.
  • Jamás dejes a tu niño solo en la bañera doméstica. Un niño pequeño puede ahogarse en 30cm de agua en pocos segundos.
  • Prepara todos los elementos de higiene (jabón, shampoo, esponja, toalla) antes de sumergir al niño en la bañera.
  • Deja sonar el teléfono o el timbre si estás bañando al niño, o quita a tu hijo de la bañera si atiendes el llamado.
  • No dejes a tu hijo más pequeño al cuidado de sus hermanos en la bañera.
  • Responsabilízate (papá o mamá) por el cuidado de tus hijos cuando están en el agua o cerca de ella.
  • Aprende las maniobras de resucitación cardiopulmonar.

Navegación

  • No navegues si no sabes nadar.
  • Aprende a nadar tan pronto como te sea posible y con urgencia las técnicas elementales de supervivencia.
  • En la navegación, los niños y adultos deben usar indefectiblemente el chaleco náutico salvavidas, que por sus características reglamentadas, es en verdad seguro ante un naufragio o chapuzón inesperado.
  • Jamás nades solitariamente, ni permitas que tus hijos lo hagan. El buen nadador jamás nada solo.
  • Aprende las maniobras de resucitación cardiopulmonar

Buceo

  • No bucees sin haber recibido un entrenamiento previo que te provea de conocimiento y seguridad técnica.
  • Verifica cuidadosamente el estado de todo el equipo y haz que lo revise tu compañero de práctica.
  • Establece el acuerdo corriente para los avisos de elevación para las personas que quedan en la superficie.
  • Si tu función es cuidar la seguridad de los que descienden, no te distraigas ni un momento, ni pierdas de vista los cables.
  • No bucees nunca en soledad.

PISCINAS I (Natatorios)

  • Las aguas turbias dificultan e impiden el éxito de los salvatajes. No dejes entrar a tus hijos en una piscina cuyo fondo no sea perfectamente visible.
  • No coloques flotadores a tus hijos, es preferible sostenerlos en brazos. Los flotadores no deben confundirse con los salvavidas que tienen aprobación de la Prefectura Naval Argentina y llevan su sello. Los demás son peligrosos juguetes que facilitan los accidentes.
  • No permitas a tus niños saltar de pie desde el borde de la pileta. Es peligroso para ellos porque pueden caer mal y golpear su cabeza contra el borde. También es peligroso para otros nadadores que pasan bajo el agua sin ser advertidos.
  • Colocar una red de protección sobre la piscina sin uso. Los cercos no son útiles como protección porque trepar sobre ellos es una travesura común en la infancia.
  • Evita la inmersión completa de los niños que no han aprendido a controlar su respiración bajo el agua pues ésta puede ser aspirada y pasar a los pulmones con graves consecuencias.
  • Vigila constantemente a los niños cerca del agua, sepan o no nadar.
  • Prohíbe, sin excepciones, los empujones y juegos de manos en el agua, así como también las corridas alrededor de la pileta (causa de resbalones y trágicas caídas) y los gritos que puedan tapar un pedido de auxilio e impedir un oportuno salvataje.
  • Cuida que todos se zambullan sobre el agua libre y cuida estrictamente el área bajo el trampolín.
  • Evita a tus hijos sufrir daño emocional o físico; confía solamente en profesores con título e idoneidad. Asegúrate de la veracidad de los datos que te informan.

PISCINAS II (Natatorios)

  • La contratación de guardavidas asegura una vigilancia continua sobre el espejo de agua y sus alrededores.
  • Evita piletas de dudoso control higiénico y sanitario porque son causa de serias infecciones y enfermedades.
  • Presta particular atención a la instalación eléctrica y conexión en la piscina. Los equipos deberán estar adecuadamente protegidos, por sistemas de corte, en lo posible dobles (por si alguno fallara) siendo indispensable conservar actualizado el mantenimiento.
  • El equipo deberá estar fuera del alcance de los niños, que como se sabe, son atraídos por llaves y botones.
  • No ingresar a la piscina si hay tormenta
  • Jamás nades solitariamente, ni permitas que tus hijos lo hagan.
  • El buen nadador jamás nada solo.
  • Aprende las maniobras de resucitación cardiovascular.

En aguas abiertas

  • No te arrojes o zambullas en aguas desconocidas. El fondo puede estar más cerca o lejos de lo que supones, puede haber rocas o elementos cortantes u otros peligros.
  • Respeta las señales de peligro en la playa o mar adentro. No burles la protección exponiéndote inútilmente al ahogamiento.
  • No acampes cerca de un curso de agua sin informarte primero acerca de las crecientes.
  • En ríos o arroyos acepta la opinión de los lugareños. Ellos conocen el carácter de la corriente en cada época del año. Algunos ríos engañan con su mansedumbre y cambian sin dar tiempo a reaccionar.
  • No nades nunca solitariamente. El buen nadador jamás nada solo.
  • Aprende las maniobras de resucitación cardiopulmonar.
0

Desde la primera vez que transportan al recién nacido en automóvil, los nuevos padres deben preocuparse por la seguridad.

Al sacarlo por primera vez, siempre tienen cuidado de abrigarlo para protegerlo de la inclemencia del clima, temerosos de las consecuencias de un viento fuerte o una llovizna.

Sin embargo, no suelen tomar conciencia de la importancia de protegerlo en un eventual accidente en el automóvil.

A pesar de que la breve exposición a las malas condiciones del tiempo generalmente no tiene un efecto perjudicial, el viajar sin la protección del asiento de seguridad infantil apropiado o viajar en uno que no esté asegurado adecuadamente, podría tener consecuencias graves.

En la Argentina se desconocen las estadísticas, pero va siendo público que los accidentes de tránsito son la causa mas importante de mortalidad y secuelas graves en niños y adultos jóvenes.

La mayoría de esas lesiones podrían evitarse, si se usaran cinturones de seguridad y asientos infantiles apropiados de manera consistente y correcta.

Estudios recientes en Estados Unidos demuestran que sólo la mitad de los niños van asegurados correctamente cada vez que viajan en auto y se calcula que hasta el 80% de los asientos de seguridad se instalan o se usan incorrectamente.

Con este instructivo tratamos de motivar a los padres a seleccionar para sus hijos y a usar un asiento apropiado, y a cuidarse ellos mismos mediante el cinturón de seguridad.

Con esta información, usted y su niño podrán sentarse y disfrutar de los viajes con seguridad.

El asiento de seguridad infantil

Los automóviles modernos proporcionan asientos seguros para los adultos, tienen cinturones en los asientos delanteros y traseros y muchos están equipados con bolsas de aire (airbag) para el conductor y el acompañante del asiento delantero derecho.

Pero para que los lactantes y los niños viajen seguros, es necesario utilizar asientos infantiles diseñados especialmente, instalarlos correctamente en el área apropiada y usarlos siempre que viaje: la mayor parte de los accidentes graves ocurren en viajes cortos, cerca del hogar.

Para la seguridad de su niño cuando viaje, se requiere…

El asiento infantil de seguridad correcto

Cuando seleccione un asiento infantil de seguridad, siempre busque la etiqueta que indique que el asiento cumpla, o supere, los requisitos de las Normas Federales Estadounidenses de Seguridad para Vehículos con Motor, o con las Normas Canadienses de Seguridad para Vehículos con Motor, ya que no existen estándares aprobados para la Argentina.

El tipo correcto de asiento depende de la edad y tamaño del niño. Los modelos varían de un fabricante a otro, así que lea siempre toda la información que se incluye y si es posible, pruebe el asiento en su vehículo antes de comprarlo.

De acuerdo a la edad y el tamaño del niño, podrán utilizar:

El asiento-porta bebé orientado hacia atrás

Este tipo de asiento brinda apoyo a la espalda, al cuello y a la cabeza del bebé pequeño y permite que se coloque al niño en posición reclinada.

El asiento debe usarse el asiento mirando hacia atrás hasta que el bebé pese 9 o 10 kilos y tenga un año de edad. Busque los modelos que tengan cinturón de tres o cinco puntos, que la hebilla sea fácil de asegurar y de soltar (pruebe que puede efectuar estas maniobras rápidamente).

Algunos modelos de estas sillitas pueden instalarse o quitarse del asiento del automóvil con el bebé sentado (una ventaja).
Este tipo de asiento debe reemplazarse por uno más grande cuando el bebé pese mas de 9 o 10 kilos y tenga aproximadamente un año de edad.

Un asiento convertible

Esta sillita puede utilizarse orientada hacia atrás con niños menores de un año (casi siempre hasta los 10 kilos, según el modelo) y en posición hacia el frente para niños que pesan hasta 20 kilos y hasta aproximadamente los 4 años de edad.

La desventaja es que es incómoda y menos segura para los recién nacidos que un asiento-porta bebés común ya que los niños pequeños pueden deslizarse para abajo o para los costados.

Pero si se usa con este asiento un sujetador de cinco puntos (co un punto en la entrepierna) en vez de uno de cuatro o de un resguardo con bandeja, aumentará la comodidad y seguridad del infante cuando va sentado mirando hacia atrás. Algunos modelos vienen con almohadillas accesorias para el bebé muy pequeño.

Cuando el asiento va orientado hacia el frente, es importante que se instale en posición vertical.

Asientos integrados de seguridad infantil

Hay algunos vehículos importados en el mercado que traen asientos de seguridad infantil orientados hacia el frente, de fábrica, integrados al mismo asiento del vehículo. Estos asientos son muy convenientes, ya que eliminan la necesidad de instalar y remover el asiento de seguridad. Examine la guía del vehículo para usarlo apropiadamente.

Sujetador de seguridad

Este equipo liviano, que incluye correas para el hombro, cadera y entrepierna, se puede usar en niños mayores de un año y que pesan entre 12 y 20 kilos y es particularmente conveniente para llevarlo en la valija cuando se viaje en avión o tren y usarlo en el automóvil cuando llegue a su destino.

Consiste en una correa sobre cada hombro, una correa sobre cada cadera y una correa de entrepierna, que se ajustan hasta quedar en posición correcta. Los expertos en seguridad lo consideran como la mejor protección niños de 1 a 3 años de edad.

Como las correas tienen la tendencia a retorcerse y enredarse, siempre es importante asegurarse de que queden

Asientos elevadores

Son para utilizar el cinturón combinado del vehículo en forma apropiada.
Estos sujetadores, de los que hay modelos con respaldos altos y bajos, son para niños que pesan más de 20 kilogramos y sus asientos infantiles de seguridad les quedan chicos, pero aún son pequeños como para utilizar apropiadamente el cinturón de seguridad del vehículo.

Se deben utilizar si los hombros sobrepasan la altura de las ranuras de los cinturones del asiento de seguridad o si las orejas rebasan la altura del respaldo de la sillita.

Los asientos elevadores son necesarios porque mantienen la correa de la cintura sobre las caderas y la correa cruzada del hombro queda en la posición apropiada.

Los asientos elevadores con respaldo alto ofrecen mejor protección. Un niño cuyas orejas quedan más arriba del respaldo del asiento cuando se encuentra sentado en un asiento elevador con respaldo bajo, debe usar un modelo con respaldo alto.

Algunos asientos elevadores vienen con una correa sujetadora, la cual se recomienda para niños que pesan menos de 20 kilos. La correa debe quitarse una vez que el niño llegue a pesar 20 kilos, convirtiéndose en un asiento elevador con guías para el cinturón de seguridad para el cinturón de seguridad del automóvil. Si su automóvil tiene en el asiento trasero solo cinturón de cintura del auto, hágale colocar uno combinado, de tres puntos.

Cinturones de seguridad combinados de tres puntos del auto

Los niños están listos para viajar protegidos sólo con el cinturón del automóvil cuando cumplan con los siguientes requisitos: ser lo suficientemente maduros como para sentarse reclinados sobre el respaldo y quedarse quietos y lo suficientemente altos como para que las rodillas alcancen el borde del asiento; además, la cinta oblicua debe poder ajustarse cómodamente al hombro y al pecho sin quedar floja, y sin que pase por la cara o el cuello; la cinta de la cintura debe quedar ajustada a través de los muslos y no subirse al abdomen.

Algunos niños podrían no cumplir con estos requisitos hasta la edad de ocho años o más.

El sitio correcto

La mitad del asiento trasero es, según las estadísticas, el lugar más seguro del automóvil (los asientos delanteros y laterales son más vulnerables en un choque) y generalmente tiene un cinturón de cintura (el cual es más fácil de usar para instalar un asiento infantil que con una correa de hombro o un cinturón combinado).

Si usted lleva solo un niño en el automóvil, la mitad del asiento trasero es el mejor sitio para la silla a menos de que el niño se encuentre en un asiento elevador que requiera el uso del cinturón de seguridad combinado.

Por otra parte, el asiento delantero del pasajero es el lugar más peligroso del automóvil, y es aún más peligroso para los niños pequeños cuando el automóvil está provisto de un air-bag para el asiento del acompañante. Por lo tanto, cada vez que le sea posible, siente a los niños menores de 13 años en la parte trasera del vehículo.

Si un niño que tiene edad suficiente para viajar mirando hacia el frente tiene que viajar sentado en el asiento delantero (cuando todo el espacio del asiento trasero esté ocupado con otros niños), es indispensable que se coloque el asiento en posición vertical y esté lo más retirado que se pueda del tablero.

El niño debe estar asegurado apropiadamente según su tamaño y edad, y no debe permitírsele que se incline hacia adelante. Bajo ninguna circunstancia deberá viajar un bebé en un asiento de seguridad mirando hacia atrás en el asiento delantero de un auto que esté equipado con airbag. La fuerza de este al inflarse podría provocarle lesiones graves.

La instalación correcta

Los autos modernos suelen tener asientos donde se pueden asegurar las sillitas de seguridad. Los modelos más antiguos requieren muy a menudo el uso de broches u otras adaptaciones.

Lea las instrucciones que se incluyen con el asiento de seguridad de su niño, así como las que están en su vehículo antes de iniciar la instalación.
He aquí algunas pautas generales que deben seguirse:

Siempre asegúrese de pasar el cinturón del vehículo correctamente a través del asiento de seguridad y vea y escuche el sonido de la traba cuando queda asegurada.

Si usted está usando un cinturón de tres puntos para cintura y hombro, debe guiar ambas cintas a través del asiento de seguridad.

Si sus cinturones de seguridad tienen un mecanismo de cierre automático , asegúrese de estirar el cinturón del hombro hasta que esté completamente extendido para activar el modo de abroche automático, y después permita que el cinturón se enrolle.

Una vez que esté abrochado el cinturón, revise traccionando el asiento en varias direcciones para asegurarse que esté bien sujeto y que no haya quedado flojo.

Cada vez que use el asiento de seguridad, revíselo antes de colocar al bebé, para asegurarse de que esté bien sujeto en su lugar (el asiento no debe moverse de lado a lado ni hacia el frente).

Se le facilitará más si presiona el asiento hacia abajo mientras lo coloca en su sitio. Si tiene problemas al instalar el asiento o no está seguro si lo está instalando correctamente, llame al fabricante de su vehículo para solicitar asistencia. Aún cuando no esté el niño en el asiento infantil, asegúrese de que quede bien sujeto para que no se convierta en un proyectil en caso de una frenada repentina o un choque.

El uso adecuado

Recomendaciones para el asiento infantil de seguridad

  • Ajuste las correas del sujetador según el tamaño de su niño. Para los asientos orientados hacia atrás, guíe las correas a través de las ranuras para que estén al nivel o debajo del nivel del hombro. Para los asientos orientados hacia adelante, generalmente se recomienda que los tirantes pasen por las ranuras superiores. Para todos, abroche el sujetador al nivel de la axila. Es posible que los bebés muy pequeños necesiten soporte adicional con el asiento orientado hacia atrás, tanto para su seguridad como su comodidad (vea más arriba).
  • No envuelva al niño con una manta antes de colocarlo en un asiento infantil de seguridad: ajuste las correas primero y después cubra al bebé con la manta (si hace frío en el interior del vehículo). Cuando use el porta bebé de asiento de seguridad, asegúrese que el asa nunca quede frente a la cabeza del niño cuando el automóvil esté en movimiento.

Recomendaciones para los cinturones de seguridad, con o sin asientos elevadores

  • El asiento del vehículo debe estar vertical, no reclinado hacia atrás (un niño reclinado podría deslizase hacia abajo y no quedar retenido por el cinturón en caso de accidente).
  • La correa de la cintura debe estar bien ajustada y tan baja como sea posible en las caderas.
  • El cinturón del hombro debe ajustarse sobre el hombro y a través del pecho, y no cruzando el rostro y/o cuello o el abdomen. Si el niño no se siente cómodo con el cinturón del hombro, no deslice el cinturón debajo del brazo o detrás de la espalda, porque esto podría causar una lesión grave en caso de un choque. En vez de esto, use un asiento elevador.

Las normas de manejo

Las siguientes reglas se aplican a la seguridad automovilística:

  1. Nunca arranque el automóvil hasta que todos tengan el cinturón puesto. No hay ninguna razón para que un niño o un adulto viaje en un automóvil sin estar sujeto en todo momento. En caso de accidente, no sólo las personas que viajan sin asegurarse pueden resultar lesionadas sino que también pueden convertirse en peligrosos proyectiles lesionando a los demás, especialmente a los niños pequeños. Si alquila un automóvil, pida que la agencia de autos le proporcione un asiento infantil apropiado, o mejor aún, traiga el suyo. Jamás permita que los niños viajen sin asiento infantil de seguridad. Un accidente ocurre en un instante y los estudios comprueban que es más probable que ocurra un choque en un viaje corto dentro de la ciudad que en un viaje largo.
  2. Nunca viaje con un niño a upa. No importa lo fuerte que sujete al niño, usted no podrá mantenerlo seguro en caso de accidente. La fuerza de una frenada puede hacer escapar al niño de sus brazos y arrojarlo al aire, contra el tablero, contra una bolsa de aire que se infla (durante un choque), o fuera del automóvil a través del parabrisas o una ventana. 0 el niño podría quedar aplastado por el peso de un cuerpo o del automóvil en un choque o vuelco. Los bebés y los niños siempre deben ir asegurados en un asiento infantil.
  3. Nunca use un cinturón para asegurar a dos personas. No es eficaz, ni seguro, sujetar a dos niños, o a un adulto y un niño en un solo cinturón. Nunca lo haga.
  4. Nunca deje a un bebé o a un niño pequeño solo desatendido en un automóvil. Las consecuencias pueden ser imprevistas e insólitas. Por ejemplo: un niño de edad preescolar jugando sólo en el automóvil podría soltar el freno de mano, permitir que el automóvil se deslice y arrolle a alguien o algún objeto; un desconocido podría llevarse el vehículo y/o al niño.
  5. Si su automóvil tiene ventanas eléctricas, no permita que los niños pequeños las controlen. Use el control usted mismo desde el asiento del conductor, manteniéndolas cerradas. Y nunca toque el botón sin asegurarse primero que nadie se esté asomando y que ninguna mano, dedos, ni ninguna parte del cuerpo vaya a quedar atrapada.
  6. Nunca comience a manejar hasta que todas las puertas del automóvil estén aseguradas. Enséñeles a los niños pequeños y también a los más grandes a no jugar con los cerrojos de las puertas.
  7. Para protección adicional, algunos vehículos tienen cierres de seguridad en las puertas traseras para seguridad de los niños que impiden que abran las puertas desde adentro.
  8. Guarde el equipaje y otros artículos que podrían convertirse en proyectiles, en el baúl. No deje artículos sueltos en la bandeja debajo de la ventana trasera, en el tablero o en la parte trasera de una camioneta pues podrían volar contra los pasajeros del vehículo en una parada repentina o un choque.

¿Qué hacer cuando el niño se resiste a usar el asiento?

Los niños pequeños, y hasta los bebés activos más grandes, con frecuencia se resisten a ser sujetados. Y no es de sorprenderse. El estar sujeto a un asiento de seguridad restringe su independencia (la cual están tratando de establecer) y su movilidad (lo cual es algo nuevo y emocionante).

Aún así los niños pequeños que viajan en vehículos (o en carritos, sillas altas de comer o carritos del supermercado) sin estar sujetados, pueden lesionarse. El uso del asiento infantil de seguridad puede significar muchas veces la diferencia entre la vida y la muerte, hasta en un accidente menor. Por lo tanto, siendo este un tema de seguridad mayor, no es negociable con el niño.

Es claro que en esta batalla entre la voluntad del niño y la suya, usted debe imponerse. Pero trate de hacer las cosas lo más fácil posible para su pequeño con estas estrategias:

  • Explíquele la razón. Siempre es más fácil seguir una regla si se sabe la razón. Tan pronto su niño sea capaz de entender, explíquele que los asientos de seguridad del niño y los cinturones de seguridad ayudan a que todos estén seguros en el automóvil y a que no se lastimen.
  • Haga que el niño esté cómodo. Si las correas están muy ajustadas o apretadas sobre la ropa, si la correas están pegajosas o la hebilla de metal está demasiado caliente y toca la piel descubierta en un día de verano o si el asiento es demasiado chico, la incomodidad intensificará las protestas. Si corrige estos problemas puede cambiar la actitud de su niño.
  • Aborde el tema indirectamente. En vez de comenzar el viaje cada vez con “ahora te vamos a abrochar en tu sillita” lo cual provocará una protesta inmediata, distraiga al niño con una conversación diciendo “mira como llueve”, “vamos a ver a los abuelos esta tarde” o “vamos a tener un rico almuerzo cuando lleguemos a casa”. O hágale preguntas, a la vez que rápidamente lo asegura. O tenga a mano su juguete favorito para ocupar su mente y sus manos. Sea que esta táctica permita que su niño se olvide de lo que está sucediendo o simplemente le proporciona una manera agradable de evitar una pataleta. No importa lo que tenga que hacer, siempre y cuando le dé resultados.
  • Todos asegurados. La regla del cinturón debe aplicarse a toda persona que viaje en el vehículo, incluyendo al conductor, no sólo por seguridad sino por equidad (si el conductor no usa el cinturón, todos los pasajeros corren un riesgo mayor).
  • Permita que su hijo asegure a un muñeco. Si hay suficientes cinturones de seguridad desocupados, permita que su niño asegure un osito, una muñeca o su juguete favorito antes de sentarse en el asiento de¡ automóvil. Explíquele que los cinturones de seguridad evitarán que los juguetes se caigan o se “lastimen” y es por eso que las personas también necesitan asegurarse.
  • Dele responsabilidad a su niño. Cuando el niño ya tenga edad suficiente para entender una idea, nómbrelo el inspector de cinturones de seguridad, responsable de recordar a todos los viajeros que se “aseguren.” De vez en cuando, “olvídese” de abrochar su cinturón para que el “inspector” sienta la emoción de recordarle (pero no comience a conducir hasta que se ponga el cinturón).
  • No permita ninguna excepción. Esto es tan importante que merece repetirse. Aún un viaje corto a la otra cuadra podría ser fatal para un niño pequeño que no esté sujetado en un asiento infantil. Y el ceder una sola vez podría minar su autoridad, dándole falsas esperanzas al niño de que él podrá persuadirlos una y otra vez. Y todo padre con experiencia sabe que éste sería un error.

Adaptado por Dr. Osvaldo A. Stoliar y Asociados con material de la Academia Americana de Pediatría.

La Academia Americana de Pediatría dispone una Guía para Comprar Sillitas de Seguridad, en idioma inglés obtenible en su website www.aap.org
0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles