El sitio del bebe, el niño y su familia

La salud del niño

La salud de nuestros hijos es un tema que preocupa a todos los padres por igual. Esta sección no da consejos de ningún tipo ni reemplaza al pediatra, solo intenta informarte sobre las enfermedades más comunes a las que están expuestos los niños.

La práctica deportiva en los niñosLa práctica deportiva es recomendable desde edades tempranas, informando a los más pequeños la importancia de tener una vida sana, tener cotidianamente la conciencia de una buena alimentación y poder interesarlos por los valores que propone el entrenamiento, considerándose al mismo no solo como una forma de ejercitar los músculos, sino como una tarea que permite prepararlos ante las distintas adversidades que nos plantea la vida.

Siempre se puede encontrar el momento para practicarlo, ya sea dentro de las actividades extraescolares, en el patio del colegio o los fines de semana.

Además, puede ser un buen momento para compartir tiempo con papá y mamá o con los amigos.

Los padres pueden ayudar a orientarlos, teniendo en cuenta algunas variables: las preferencias del niño, el carácter, la edad, la aptitud física, los horarios, etc. Pero siempre dejando que sea el niño el que finalmente elija el deporte que le guste, porque lo más importante es que los niños se diviertan y disfruten lo que hacen.

0

Consejos de alimentación para los niñosSi hay algo que anhelan los padres es ver a sus hijos sanos y felices, correteando por ahí sin tener padecimientos de ningún tipo que les impidan divertirse, explorar e inventar el mundo.

Sin embargo, no siempre es suficiente el anhelo, pues las afecciones en los pequeños parece aumentar cada vez más, y las alergias, los problemas respiratorios, estomacales, los dolores de cabeza, etcétera, son motivo de que muchos pequeños no puedan disfrutar como se debiera este periodo de crecimiento.

Hay muchas opiniones respecto a cual es la mejor dieta para que un niño se mantenga sano. En realidad, mantener a un niño sano es muy fácil, de hecho, no se tendría que hacer realmente nada para estar sanos, pues la salud es una condición natural del organismo.

Lo anterior no significa que el niño no deba de toser o estornudar ni por error, pues el organismo de los pequeños, al estar en periodo de crecimiento, está en periodo de formación de sus sistemas, incluyendo el de defensa, y es por lo general normal que tenga ciertas reacciones en este proceso de adaptación, como toser, tener un poco de catarro, incluso la fiebre y hasta el dolor de cabeza son reacciones adaptativas de todo organismo ante diversos factores.

Sin embargo, el problema viene cuando se rompen ciertas leyes naturales, y se cae en abusos y hábitos nocivos para la salud, principalmente cuando se incluyen en la dieta alimentos con muy baja calidad nutricional, provocando desequilibrios y un debilitamiento de las funciones del organismo, dando lugar a lo que se conocen como enfermedades crónicas, el catarro que no se va, la tos que vuelve a cada rato, los dolores de cabeza, el salpullido y, entre muchos otros, el “mal” humor (berrinches constantes, gritos, apatía, ira frecuente, etcétera) el cual, aunque no este catalogado realmente como una enfermedad, sin duda es un síntoma debido al malestar interior del pequeño.

A continuación te damos 5 valiosos consejos para ayudar a que tu niño mantenga su organismo en sus más óptimas condiciones, y hasta se pueda dar el lujo de comer algunas golosinas. Estos consejos son aptos para la mayoría de los pequeños y se pueden adaptar en dietas especiales.

  1. Todas las mañanas debes procurar darle a tu pequeño, como primer alimento, un jugo o fruta cítrica: esto le ayudará a depurar su organismo de toxinas. Es importante que sea el primer alimento pues es cuando la sangre está cargada de los desechos desprendidos durante la noche. Lo ideal es que le des el jugo y no le des ningún otro alimento durante 20 minutos, de manera que el poder depurativo de estas frutas pueda hacer efecto. Si va a la escuela, puedes darle el jugo antes de vestirlo, de manera que para el desayuno ya haya pasado este tiempo.
  2. Evita el azúcar blanca y sus derivados: el azúcar es uno de los “alimentos” más nocivos y uno de los más consumidos por los niños. Los refrescos, los dulces, incluso mucha comida enlatada, como los tomates o frutas en almíbar, contienen gran cantidad de azúcar la cual, además de cariar los dientes y provocar una mala absorción de nutrientes, es una irritante poderosa del sistema nervioso. Es muy importante que evite que tus niños consuman refrescos a la hora de comer, pues el azúcar contenida fermenta los alimentos antes de que estos puedan ser aprovechados en el cuerpo. El azúcar procesada desmineraliza el cuerpo y debilita órganos esenciales, además de causar un sinfín de consecuencias nada favorables en el cuerpo. Cierto es que el azúcar es indispensable para muchas funciones del organismo, pero el azúcar que el cuerpo realmente necesita es la glucosa de las frutas y otros alimentos naturales, no la del azúcar procesada. Es una falta grave que los medios no comuniquen lo nocivo de este alimento y que lo vendan e incluyan de manera exagerada en los alimentos, sobre todo en los cereales de caja que desayunan o cenan diariamente muchos niños, disfrazando el azúcar muchas veces como sacarosa, fructuosa, etcétera. Así que si vas a dar cereal a tus pequeños, prefiere aquellos que no contienen azúcar y agrega alguna fruta o miel. Un paladar se puede acostumbrar a paladear las cosas sin tener que estar azucaradas, el problema es acostumbrar a los niños a que todo debe llevar azúcar, la cual, además de todo, es adictiva, y cada vez los niños querrán y pedirán más.
  3. Un jugo de verduras frescas al día: no importa mucho lo que el niño coma o las costumbres de los padres. Lo que importa es que el pequeño tenga los minerales y vitaminas suficientes, y las verduras contribuyen en gran medida a este balance. Acostumbrar a los niños a los jugos de verduras desde pequeños es una labor que agradecerá el cuerpo de los niños. Lo mejor es darle un vasito de jugo en la tarde, si diariamente se hace el jugo con distintas verduras, el niño no se aburrirá, y poco a poco hasta lo pedirá. Además, se sentirá saciado y no demandará golosinas extras. Te sugerimos poner como base de los jugos a la zanahoria.
  4. Tomar agua: es importante que los niños beban suficiente agua, de manera que el cuerpo siempre esté bien hidratado. Las aguas pueden ser de frutas, endulzadas minimamente con miel o azúcar morena.
  5. Golosinas: las mejores golosinas para los niños son sin duda las frutas, las barritas de semillas (granola), las verduras con sal y limón, el pan con miel, etcétera. Esto parece muy aburrido porque la televisión gana terreno en sus cabeza con la espectacularidad de los productos que anuncian, y les infunde la necesidad de consumir productos de todo tipo, agregando estampitas y demás como incentivos para el consumo. Sin embargo, el padre debe estar bien consciente de esto y negociar con el pequeño, tratando de no comprar aquellas golosinas con demasiados colorantes, endulzantes y aditivos químicos, y procurando siempre ofrecer la alternativa de comer manzanas, duraznos, barritas de cacahuete, almendra, mazapanes, verduras con limón y sal y demás, tenerlas “a la vista” ofrécelas mientras ve la TV, de manera que su paladar se acostumbre a lo fresco y sano.
0

Primeros pasos, primeros zapatosAprender a caminar podría compararse, en cierto modo, con una carrera maratón. Al igual que los deportistas, los bebés entrenan durante meses antes del gran acontecimiento.

Aunque, a diferencia de lo que ocurre en la popular carrera olímpica, aquí no cabe el abandono: algunos llegan a la meta antes que otros, pero todos, tarde o temprano, la alcanzaron (para alegría y tranquilidad de los adultos, por lo general, excesivamente preocupados en que sea cuanto antes).

Cuando observamos a un recién nacido, tan torpe, tan limitado, cuesta imaginar que en tan sólo un año será capaz de hacer un montón de cosas. A los nueve o diez meses, ya podrá sentarse sin ayuda, y la mayoría empezará a gatear; al llegar a los 11 ó 12, se agarrará a los muebles para pararse; y, desde ese momento, se lanzará a dar unos pasitos con algún apoyo… Aunque también pueden pasar semanas o meses antes de que lo haga, y no por eso hay que angustiarse.

Lo que sí debería preocupar a los padres es la elección del calzado más adecuado para cuando empiece a desplazarse sobre sus pies. De hecho, durante sus primeros 11 meses la condición más natural es la de andar descalzo; los zapatos, e incluso las medias, no son absolutamente indispensables, salvo para resguardarlo del frío, la humedad o posibles lesiones, pero dejando siempre libertad de movimiento a sus pies.

Estos, que se encuentran en una etapa de crecimiento rápido, se ven sometidos a cargas no habituales. “Si no se les proporciona un calzado adecuado a los chicos -advierte el doctor Antonio Díaz, cirujano ortopédico y traumatólogo infantil-, se pueden dañar unos pies que han nacido sanos. Y si eso ocurre cuando da sus primeros pasos, tendrá que sufrirlo el resto de su vida.”

Nuestros pies son una sofisticada obra de ingeniería biológica, con sus 28 huesos, sus 33 articulaciones y una compleja red de más de 100 tendones, músculos y ligamentos. Tienen que recorrer un largo camino con nosotros y llevarnos a cuestas. Y para que la travesía discurra sin problemas, conviene cuidarlos, especialmente al principio, cuando son tan moldeables y, por lo tanto, fácilmente deformables.

El objetivo es no perder el equilibrio

El pie de un chico no es una simple versión a escala del de un adulto, sino algo muy diferente. No en vano, la forma de caminar de ambos tiene poco en común: el objetivo inmediato del pequeño es mantener el equilibrio, de ahí que tienda a caminar con los pies muy separados y apuntando hacia fuera.

Además, sus terminaciones nerviosas aún tienen que madurar, por lo que raramente se quejará aunque el calzado lo oprima; cuando esto ocurre, su forma de protestar es descalzarse insistentemente. “Por eso, el calzado para los niños debe estar adaptado a sus necesidades y no ser una réplica del de los mayores”, recuerda el especialista.

“Debemos prestar especial atención al talón, a la longitud, al ancho y a la zona que toma las cabezas de los metatarsianos, es decir, la parte más ancha del pie.”

Esta es la primera diferencia: su forma, ya que el punto más ancho se sitúa a la altura de los dedos, mientras que en el adulto está algo más abajo del comienzo de éstos.

El pie del pequeño, hasta los dos años de edad, es rollizo, flexible y blando. “El arco es menos rígido y una almohadilla de grasa le confiere el aspecto de un pie plano”, señala el traumatólogo.

El esqueleto de su pie también es diferente. Cuando empieza a caminar, sus huesos no están totalmente desarrollados; de hecho, algunos son todavía cartílagos, más blandos y flexibles, que reemplazará durante el crecimiento.

Elegir el más idóneo

Pero, si la condición natural del chico es la de caminar descalzo o con un calzado que Simule esta situación, ¿cómo saber cuál es el más idóneo? “Aquel que protege su pie sin deformar la marcha -explica el doctor-, que facilita la realización normal del paso permitiendo las variaciones de volumen que experimenta durante la marcha, que respeta la circulación sanguínea y, fundamentalmente, aquel con el que se siente cómodo.”

O dicho con otras palabras, el que respeta las formas y las dimensiones funcionales de los pies del chico, se adapta a sus movimientos y amortigua las cargas que se producen durante su actividad. Y los principales movimientos a tener en cuenta son: el de los dedos y despegue del pie del piso, el de torsión, el del arco plantar y el del tobillo.

Es importante controlar la longitud y el ancho de sus pies y compararlos con las medidas de las botas o zapatos. El calzado debe tener la forma natural del pie, sobrepasando 6mm su ancho y 12mm la longitud, ya que debe permitir el juego de dedos.

Deben ser flexibles en la parte anterior, para no comprimir el pie y permitir, a la vez, libertad de movimiento. Dicha flexibilidad en la suela depende del material y de su espesor: a esta edad se recomienda una entresuela fina (menos de 5mm) para que pueda percibir las irregularidades del terreno y con algún tipo de refuerzo en la punta que contrarreste el desgaste.

En cuanto al material, debe ser de cuero natural la horma y la suela (provista de> pequeñas piezas de caucho antideslizante), sin tinturas extrañas que puedan provocar alergias. Hay que vigilar el acabado interior, ya que costuras gruesas o mal rematadas pueden dañarle la piel. Es importante que la suela esté adaptada a las condiciones del terreno sobre el que vaya a caminar, siendo resistente para evitar torsiones laterales.

“Resulta muy beneficioso para el buen desarrollo del pie -recomienda el especialista- andar descalzo sobre terrenos blandos, como la arena de la playa o el césped”.

La suela debe tener un taco recto y, como máximo, de 15mm de espesor para facilitar el juego de articulación del pie. En cuanto al tipo de atadura del zapato, es indiferente siempre que éste quede bien sujeto, aunque el sistema de cordones permite abrir más el calzado facilitando su uso.

La articulación debe tener margen de movimiento, y ello lo permite la hebilla, el cordón o cualquier otro sistema de abrochado alto sobre el empeine, con una lengüeta suave y acolchada.

Respecto del tipo de calzado, no conviene que emplee siempre zapatillas. Y entre botas o zapatos no existen diferencias, si bien las primeras sujetan algo más un tobillo que aún se caracteriza por su debilidad.

0

Sobre el autismoEl autismo es un grupo de serios problemas de desarrollo llamados trastornos del espectro autista (TEA) que aparecen en la primera infancia, con mayor frecuencia antes de la edad de tres años.

Síntomas y la gravedad varían, pero todos los trastornos del autismo afectan la habilidad del niño de comunicarse e interactuar con otros.

Según la Clínica Mayo, alrededor de tres a seis de cada 1.000 niños en los Estados Unidos tienen autismo.

No es claro si esto se debe a una mejor detección y notificación de autismo, un aumento real del número de casos, o ambos. Lo que está claro es que, si bien no existe cura para el autismo.

Intensiva, el tratamiento precoz puede hacer una enorme diferencia en las vidas de muchos niños con el trastorno. Lea más acerca de las opciones de tratamiento para niños con autismo en revistas como padres de crianza, los padres y los padres y el Niño revista.

Los médicos y los investigadores todavía están aprendiendo acerca de la genética del autismo, que es compleja. Algunas teorías sobre la genética del autismo incluyen múltiples interacciones de genes o de mutaciones genéticas raras. Causas de la enfermedad todavía se están investigando, pero son algunas de las posibilidades de errores genéticos, factores ambientales y los problemas durante el parto.

Una de las mayores controversias en la medicina ahora es si las vacunas infantiles contribuyen a causar el autismo.

Si bien esta causa se ha investigado, no hay pruebas científicas entre las dos se ha encontrado, todavía muchos de los padres incluyendo la actriz Jenny McCarthy argumentan que existe un vínculo. Recientemente la revista Time entrevistó a McCarthy en su punto de vista sobre el autismo. El hijo de McCarthy tiene el trastorno.

Muchos niños muestran signos de autismo en la primera infancia. Otros niños pueden desarrollarse normalmente durante los primeros meses o años de vida, pero luego de repente se retiró, agresivos o perder habilidades lingüísticas que ya ha adquirido.

Aunque cada niño con autismo puede tener un único patrón de conducta, signos comunes de la enfermedad incluyen pero no están limitados a:

  • No responder a su nombre
  • Mal contacto visual
  • Aparece no oírle a veces
  • Resiste contacto físico como caricias y la celebración de
  • Parece desconocen otros sentimientos
  • Comienza a hablar más tarde que otros niños
  • Pierde anteriormente adquirido capacidad para decir palabras o frases

Mientras que los bebés desarrollen a su propio ritmo y no seguir exactamente los plazos, el momento de buscar consejo médico si su niño muestra signos de retraso en el desarrollo por 18 meses.

Si su hijo ya ha sido diagnosticado con autismo, mantenerse al día con las últimas noticias e investigaciones mediante la lectura de la revista Autismo Asperger’s Digest.

Fuente: http://www.lartys.com

0

La lactancia y la enfermedad celíacaUn proyecto patrocinado por la Unión Europea que investiga desde hace cuatro años la forma de prevenir la intolerancia al gluten está estudiando la posibilidad de que la lactancia materna combinada con pequeñas tomas de gluten podría prevenir la enfermedad celíaca.

Es la intolerancia alimentaria más frecuente en la Unión Europea y cada vez más entre los niños, así que cualquier forma de frenarla sería muy esperanzador para los padres.

‘Prevenir la Enfermedad Celíaca’ es una investigación que se está llevando a cabo con 1.200 niños de diez países de la UE e Israel cuyo objetivo es comprobar si con una dosificación controlada del gluten más la lactancia materna se puede evitar la enfermedad celiaca antes de que se desarrolle.

El bebé puede estar predispuesto genéticamente a padecer la enfermedad, pero es el factor ambiental, concretamente el consumo de gluten, lo que desencadena la celiaquía, por eso se cree que su introducción controlada mientras se da lactancia materna podría evitar que se manifestase.

Cada vez hay más acuerdo en que lo importante no es retrasar la edad de introducción del gluten, sino prolongar la lactancia materna. Incluso se ha asociado el retirar el pecho antes de los seis meses con un mayor riesgo de ser celíaco.

Según han comentado los expertos, “la lactancia es muy importante, a los niños que tienen más lactancia materna, los protege de tener la enfermedad, no indefinidamente, pero sí más tiempo, algunos años”.

Hoy por hoy, la enfermedad celíaca no se puede prevenir ni curar. Aunque se ha informado del desarrollo de una vacuna, este es un tratamiento relativamente sencillo de implementar que podría dar buenos resultados.

Por eso, sugieren introducir pequeñas cantidades de gluten poco a poco mientras se está tomando lactancia materna. Alternar papillas de cereales con gluten entre las tomas de pecho, en lugar de cortar radicalmente la leche materna podría ser una buena forma de prevenir la enfermedad celíaca.

Fuente: http://www.articulo.org/7083/dchiari

0

Comer frutas en la infancia fortalece el corazónSabemos que las frutas y verduras deben formar parte de la dieta de toda la familia cada día, y desde la infancia es importante que los niños reciban todos los beneficios de estos alimentos. Entre otras ventajas, los niños que comen frutas y verduras tendrán un corazón más sano a lo largo de su vida.

Un reciente estudio elaborado en Finlandia incide en los beneficios que la ingesta de estos vegetales reporta al organismo, en especial al corazón. Más allá del rico aporte de fibra, vitaminas y de antioxidantes, las frutas y las verduras pueden reducir las posibilidades de que los niños sufran del corazón cuando sean grandes.

En concreto, el estudio dice que comer frutas y verduras durante la infancia puede evitar o prevenir la arteriosclerosis, un endurecimiento y estrechamiento de las arterias (por donde pasa la sangre hasta el corazón), que pierden flexibilidad debido a que en su interior se deposita lo que se denomina “placa”, compuesta por colesterol, grasa y otras sustancias de la sangre.

Este hecho sucede a través de un largo proceso que puede durar años e incluso décadas, por ello el estudio se centra en demostrar que ya desde la infancia la dieta puede ayudar a prevenir esta enfermedad. Cuando el organismo da señales de alerta en este sentido, puede ser demasiado tarde para empezar una dieta sana.

Por todo ello, y porque otros estudios señalan que desde la temprana edad de nueve años algunos niños ya pueden presentar síntomas de problemas cardiacos, se ha de promover una alimentación rica en estos alimentos.

Se recomiendan cinco raciones de frutas y verduras al día, con ello estamos cuidando nuestra salud y la de nuestros hijos. Y es que, entre otros beneficios como la prevención de la obesidad, las frutas y las verduras desde la infancia traen corazones más sanos.

Fuente: http://www.articulo.org/7083/dchiari

0

Influenza A H1N1

Sobre la gripe porcina A H1N1El propósito de acercarles este cuestionario es, simplemente, para que estemos más informados, y de esta manera menos perseguidos. Es casi imposible no caer un poco en el “pánico general” producido por los medios, pero lo importante no sólo es la prevención sino entender lo que en verdad sucede.

Y como siempre, ante cualquier inquietud no duden en consultar a su médico:

1.- P: ¿Cuánto tiempo dura vivo el virus porcino en una manija o superficie lisa?
R: Hasta 10 horas.

2. -P: ¿Qué tan útil es el gel de alcohol para limpiarse las manos?
R: Vuelve inactivo al virus y lo mata.

3.- P: ¿Cuál es el medio de contagio más eficiente de este virus?
R: La vía aérea no es la mas efectiva para transmisión del virus, el factor más importante para que se fije es la humedad (mucosa de la nariz, boca y ojos) puesto que éste no vuela y no alcanza más de un metro en distancia.

4.- P: ¿Es fácil contagiarse en los aviones?
R: No, es un medio poco propicio para contagiarse.

5.- P: ¿Cómo puedo evitar contagiarme?
R: No llevarse las manos a la cara, ojos nariz y boca. No estar con gente enferma. Lavarse las manos más de 10 veces al día.

6.- P: ¿Cuál es el período de incubación del virus?
R: En promedio de 5 a 7 días y los síntomas aparecen casi de inmediato.

7.- P: ¿Cuándo se debe de empezar a tomar medicamento?
R: Dentro de las 72 horas los pronósticos son muy buenos, la mejoría es del 100%.

8.- P: ¿Cómo entra el virus al cuerpo?
R: Por contacto, al darse la mano o besarse en la mejilla y por la nariz, boca y ojos.

9.- P: ¿El virus es letal?
R: No, lo que ocasiona la muerte es la complicación de la enfermedad causada por el virus, que es la neumonía.

10.- P: ¿Qué riesgos tienen los familiares de la gente que ha fallecido?
R: Pueden ser portadores y formar una cadena de transmisión.

11.- P: ¿El agua de las piscinas transmite el virus?
R: No, porque contiene químicos y está clorada.

12.- P: ¿Qué hace el virus cuando provoca la muerte?
R: Una cascada de reacciones como deficiencia respiratoria, la neumonía severa es la que ocasiona la muerte.

13.- P: ¿Cuándo se inicia el contagio, antes de los síntomas o hasta que se presenten?
R: Desde que se tiene el virus, antes de los síntomas.

14.- P: ¿Cuál es la probabilidad de recaer con la misma enfermedad?
R: Del 0%, porque quedas inmune al virus porcino.

15.- P: ¿Dónde se encuentra el virus en el ambiente?
R: Cuando una persona que lo porta estornuda o tose, el virus puede quedar en las superficies lisas como manijas, dinero, papel, documentos, siempre y cuando haya humedad. Por tal motivo se recomienda extremar la higiene de las manos.

16.- P: ¿Si voy a un hospital particular me deben cobrar la medicina?
R: No, hay un acuerdo de no cobrarla ya que el gobierno la está suministrando a todos los centros de salud públicos y privados.

17.- P: ¿El virus ataca más a las personas asmáticas?
R: Sí, son pacientes más susceptibles, pero al tratarse de un nuevo germen todos somos igualmente susceptibles.

18.- P: ¿Cuál es el rango de edad de la población que está atacando este virus?
R: De 20 a 50 años de edad.

19.- P: ¿Es útil el cubre bocas?
R: Hay algunos de más calidad que otros, pero si usted está sano es contraproducente, porque los virus por su tamaño lo atraviesan como si éste no existiera y al usar la máscara se crea en la zona de la nariz y boca un microclima húmedo propicio al desarrollo viral: pero si usted ya está infectado, úselo para NO infectar a los demás, aunque es relativamente eficaz.

20.- P: ¿Puedo hacer ejercicio al aire libre?
R: Sí, el virus no anda en el aire ni tiene alas.

21.- P: ¿Sirve de algo tomar Vitamina C?
R: No sirve de nada para prevenir el contagio de este virus, pero ayuda a resistir su ataque.

22.- P: ¿Quién está a salvo de esta enfermedad o quién es menos susceptible?
R: Nadie está a salvo. Lo que ayuda es la higiene dentro de hogar, oficinas, utensilios y no acudir a lugares públicos.

23.- P: ¿El virus se mueve?
R: No, el virus no tiene ni patas ni alas, uno lo empuja a entrar dentro del organismo.

24.- P: ¿Las mascotas contagian el virus?
R: Este virus NO, probablemente contagian otro tipo de virus.

25.- P: ¿Si voy a un velorio de alguien que se murió de este virus me puedo contagiar?
R: No.

26.- P: ¿Cuál es el riesgo de las mujeres embarazadas con este virus?
R: Las mujeres embarazadas tienen el mismo riesgo pero es por dos. Ellas pueden tomar los antivirales en caso de contagio, pero con estricto control médico.

27.- P: ¿El feto puede tener lesiones si una mujer embarazada se contagia de este virus?
R: No sabemos qué estragos pueda hacer en el proceso, ya que es un virus nuevo.

28.- P: ¿Puedo tomar ácido acetilsalicílico (aspirina)?
R: No es recomendable, puede ocasionar otras enfermedades, salvo que usted lo tenga prescrito por problemas coronarios, en ese caso siga tomándolo.

29.- P: ¿Sirve de algo tomar antivirales antes de los síntomas?
R: No sirve de nada.

30.- P: ¿Las personas con VIH, diabetes, sida, cáncer etc., pueden tener mayores complicaciones que una persona sana si se contagia del virus?
R: Sí.

31.- P: ¿Una gripe convencional fuerte se puede convertir en influenza?
R: No.

32.- P: ¿Qué mata al virus?
R: El sol, más de 5 días en el medio ambiente, el jabón, los antivirales, gel de alcohol.

33.- P: ¿Qué hacen en los hospitales para evitar contagios a otros enfermos que no tienen el virus?
R: El aislamiento.

34.- P: ¿El gel de alcohol es efectivo?
R: SÍ, muy efectivo.

35.- P: ¿Si estoy vacunado contra la influenza estacional soy inocuo a este virus?
R: No sirve de nada, todavía no hay vacuna para este virus.

36.- P: ¿Este virus está bajo control?
R: No totalmente, pero se están tomando agresivas medidas de contención.

37.- P: ¿Qué significa pasar de alerta 4 a alerta 5?
R: La fase 4 no hace las cosas diferentes a la fase 5, significa que el virus se ha propagado de persona a persona en más de 2 países; y fase 6 es que se ha propagado en más de 3 países.

38.- P: ¿El que se infectó de este virus y se sana, queda inmune?
R: Sí.

39.- P: ¿Los niños con tos y gripa tienen influenza?
R: Es poco probable, los niños son poco afectados.

40.- P: ¿Qué medidas deben tomar las personas que trabajan?
R: Lavarse las manos muchas veces al día.

41.- P: ¿Me puedo contagiar al aire libre?
R: Si hay gente infectada y que tosa y/o estornude sí puede ocurrir, pero la vía aérea es un medio de poco contagio.

42.- P: ¿Se puede comer carne de puerco?
R: Sí se puede y no hay riesgo alguno de contagio.

0

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las enfermedades infecciosas más comunes que se puedan dar en los jardines de infantes y guarderías?

Sobre los jardines y guarderíasLas infecciones frecuentes de los jardines y guarderías son las mismas que afuera de los mismos y son producidas por virus o por bacterias. Las infecciones pueden localizarse mas frecuentes son las respiratorias, las gastrointestinales y las de la piel.

Entre los virus: los de la influenza o gripe; y los que producen los cuadros catarrales y faringitis. Si bien el sarampión, las paperas, la rubéola, y la varicela, son también posibles, su frecuencia es decreciente por el uso de vacunas. Entre las bacterias , el estreptococo beta hemolítico del grupo A y el neumococo son frecuentes.

La tos convulsa es poco frecuente ya que los niños suelen estar vacunados. La tuberculosis, ha dejado de ser un problema frecuente en los jardines y guarderías con niños de buen medio socioeconómico. La hepatitis A es otra posibilidad, pero las buenas condiciones de higiene y la progresiva vacunación de los niños la hacen menos frecuente.
Entre los parásitos los oxiuros y las giardias en el intestino, y la sarna y los piojos en la piel son los más frecuentes.

¿Cómo se transmiten las enfermedades en las guarderías y jardines y que medidas podemos tomar para controlarlas?

Las enfermedades pueden ser:

  1. De transmisión respiratoria: a través de las gotitas que salen de la boca cada vez que hablamos o tosemos (ejemplos: influenza, neumococo, resfrío común, adenovirus, influenza, rubéola, varicela).
  2. De transmisión fecal-oral: (ejemplo las bacterias y los virus que producen diarrea, el virus de la Hepatitis A y parásitos como oxiuros y giardias).
  3. Transmisión por piel: las piodermitis, el impétigo y los forúnculos aparecen en la piel son transmitidos por contacto, pero un factor importante son los portadores nasales.

Con respecto a las medidas a tomar dentro del jardín ha sido tradicional preconizar una política de aislamiento estricto para los niños con infecciones respiratorias: hoy día se sabe que esto no es eficaz. En cuanto a las infecciones intestinales y la hepatitis A es importante la higiene estricta y el buen lavado de manos de los niños y del personal. Para las infecciones de la piel el tratamiento precoz de las mismas y el buen lavado de manos.

¿Y la conjuntivitis?

La conjuntivitis es producida por tanto por bacterias y virus. Se transmiten básicamente por contacto a través de las manos. Requieren que el niño no concurra al colegio por unos pocos días y recibir tratamiento.

¿El momento del contagio puede ser cuando todavía no se ha manifestado la enfermedad?

Si, en general es así y es lo que hace que el aislamiento sea una medida poco eficaz. Por ejemplo, la varicela tiene un período de incubación de 14 a 21 días y su máxima contagiosidad comienza uno o dos días antes de que la enfermedad se manifieste: esto explica su rápida diseminación entre los niños y lo inefectivo del aislamiento. Para la varicela la única medida preventiva adecuada es la vacuna.

¿Qué hay que hacer cuando en la guardería o en el jardín se detecta alguna de estas enfermedades?

En primer lugar, se debe estimular la vacunación de los niños para las enfermedades para las que hay vacuna, no solo las del Plan Oficial. Hoy día hay vacuna eficaz contra la gripe (influenza) que se usa cada vez mas en niños.

También contra la varicela, rubéola, paperas, sarampión, Haemophilus influenza (incluida en la cuádruple) y hepatitis A y B.
Próximamente también dispondremos de una vacuna contra el neumococo útil especialmente para los niños de menos de 2 años que van a guarderías.

¿Qué se debe hacer cuando se detecta una enfermedad en una escuela?

Se debe consultar al médico ya que para cada enfermedad hay una respuesta diferente. Es bueno que el jardín o guardería tenga asesoramiento ya que, lamentablemente, no todos los niños tienen pediatra de cabecera, y las respuestas de los pediatras de los diferentes niños deben ser coordinadas por alguien.

Hay enfermedades en las cuales el chico no debe ir al colegio, por dos motivos fundamentales: uno es porque cualquiera de estas enfermedades disminuyen sus defensas predisponiéndolo a adquirir una segunda enfermedad; y el segundo motivo es para no enfermar a otros: hasta que no pase el período de contagio no debe volver al colegio.

¿Y la meningitis?

Meningitis hay de diverso tipo y prácticamente la única que tiene riesgo epidémico es la meningocóccica. Si la infección del niño afectado es por meningococo la medida a tomar es hacer lo que se llama quimioprofilaxis, esto es la prevención de la enfermedad en los contactos directos del individuo enfermo.

Quien y como debe recibir quimioprofilaxis lo debe decidir el médico y al respecto tanto la Academia Americana de Pediatría como la Sociedad Argentina de Pediatría tienen normas muy claras que se pueden consultar. La gente, estimulada por la prensa sensacionalista y la TV amarilla, tiene un terror irracional a la meningitis, no importa el tipo. No es necesario cerrar los colegios como mucha gente dice y hace, ni desinfectar maníacamente.

¿Qué se recomienda para el personal del jardín?

El personal del jardín esta constituido mayoritariamente por mujeres jóvenes en edad de procrear y frecuentemente susceptibles a las mismas enfermedades que los alumnos. Deben mantener sus vacunas actualizadas (doble de adultos, antigripal, la triple viral (contra sarampión, rubéola y paperas), antipoliomelítica, Sabin y las de hepatitis A y B.

También deben lavarse frecuentemente las manos durante el trabajo. Si tienen niños a los cuales deben cambiar pañales o asistirlos para que hagan sus necesidades, deben lavarse las manos estrictamente después de hacerlo.

¿Y para los piojos?

Aquí son totalmente válidas las recomendaciones que hacemos en nuestro instructivo “Piojos, una picazón persistente”. Al respecto, si bien sugerimos una actitud vigilante, y tratar a los niños afectados, sugerimos una actitud alejada de la “caza de brujas” (¿liendres?). Se debe tranquilizar a los padres ya que los piojos por una lado son inocuos y por otro lado no son un estigma social.

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles