El sitio del bebe, el niño y su familia

Embarazo

Estás iniciando una de las etapas más importantes de tu vida, una etapa llena de cambios, porque tu cuerpo se esta preparando para dar vida a un nuevo ser, tu bebé, ahora más que nunca debes de comer muy bien, y llevar algunos cuidados durante el embarazo.

Controles prenatalesPrenatal es un concepto que se utiliza para nombrar a aquello que surge o que tiene existencia desde instancias previas al nacimiento. El término se forma con la unión del prefijo pre (referente a lo que antecede) y el adjetivo natal (vinculado al nacimiento).

Los controles prenatales incluyen diversos procesos y evaluaciones que se realizan de manera sistemática para estudiar el estado de salud de la embarazada y del feto. El objetivo de estos controles es prevenir, diagnosticar y, eventualmente, tratar aquellos trastornos que pueden incidir en el normal desarrollo del embarazo.

El control prenatal, por lo tanto, consiste en analizar cómo avanza el embarazo para que, llegado el parto, éste se produzca sin problemas, con la madre y el niño en buen estado de salud.

Es posible referirse también a la atención prenatal, un concepto que se emplea como sinónimo del control prenatal y que hace referencia directa a la atención que la embarazada y el hijo que lleva en el vientre reciben en los centros de salud.

El análisis prenatal y el diagnóstico prenatal son otras nociones que pueden aparecer en la etapa que transita la mujer mientras se encuentra embarazada.

La estimulación prenatal, por último, es el proceso que busca fomentar el aprendizaje y promover el desarrollo sensorial e intelectual del bebé mientras se encuentra en el útero de su madre.

0

¿Qué es el embarazo precoz?El embarazo precoz es aquel embarazo que se produce en niñas y adolescentes. A partir de la pubertad, comienza el proceso de cambios físicos que convierte a la niña en un adulto capaz de la reproducción sexual. Esto no quiere decir, sin embargo, que la niña esté preparada para ser madre.

En concreto muchas son las consecuencias negativas que tiene que una pequeña de esta edad quede en estado. Entre las mismas podríamos destacar, por ejemplo, un brutal cambio emocional que la lleve a la depresión y también una ruptura de su vida hasta ese momento. Y es que debe hacer frente no sólo a una carga de adulto, como es tener un hijo, sino también a ver paralizados sus proyectos formativos, laborales o de vida.

Todo ello a su vez trae consigo que a su vez el bebé que nace pueda estar sometido a los problemas físicos y mentales de la madre lo que suponga al final que él tenga que enfrentarse a sufrir patologías tales como ceguera, mal formación o diversos retrasos psíquicos.

Embarazo precoz

Según diversos estudios, el embarazo precoz es cada vez mas frecuente. Se trata de un problema de prioridad para la salud pública por el alto riesgo de mortalidad que suele presentar. Los bebés de madres adolescentes, por lo general, presentan bajo peso al nacer y suelen ser prematuros.

El embarazo precoz está vinculado a una cierta situación social, que combina la falta de educación en materia de reproducción y comportamientos sexuales, la falta de conciencia propia de la edad y otros factores, como puede ser la pobreza (que obliga a vivir en situaciones de hacinamiento, por ejemplo). En muchas ocasiones, incluso, el embarazo precoz está vinculado a violaciones.

Y todo ello sin olvidar otras causas que igualmente se encuentran entre las principales originarias del llamado embarazo precoz. Así, entre las mismas se hallan también el consumo de todo tipo drogas, una falta de modelos adecuados en la joven, violencia en el seno de la familia y la influencia de vivir en un entorno donde es frecuente que las mujeres queden embarazadas a edad muy temprana.

Es común que el embarazo precoz sea condenado a nivel social y familiar. La adolescente embarazada es vista como “culpable” de una situación “indeseada”, por lo que suele ser discriminada y no cuenta con el apoyo que necesita. Por eso, los especialistas insisten en que la madre precoz debe contar con la asistencia de la familia y ser acompañada en las visitas a los médicos y en los cuidados.

De todas formas, los médicos resaltan que es necesario trabajar en la prevención de los embarazos precoces, con campañas de concienciación, educación sexual y el reparto gratuito de métodos anticonceptivos.

En este caso podemos decir que se establecen tres modelos de prevención:

  1. Primaria: Consiste en desarrollar todo tipo de medidas, fundamentalmente educativas y sociales, para evitar que se produzca el embarazo precoz. Se encamina hacia el cambio de comportamientos sexuales.
  2. Secundaria: En este caso lo que se intenta es que una vez el embarazo ha tenido lugar se limiten los problemas que él trae consigo, es decir, persigue la evolución satisfactoria tanto de la madre como del bebé.
  3. Terciaria: Tiene como objetivo el conseguir la felicidad y estabilidad del bebé.
0

¿Cómo hablar con tus hijos sobre el Embarazo?Mientras que el embarazo es un momento de alegría para ti, puede ser un momento de sentimientos encontrados para tu hijo. A medida que tu cuerpo va cambiando, tu niño puede preocuparse por tu bienestar.

Él o ella puede estar seguro acerca de cómo será tener un hermano y de cómo su vida va a cambiar cuando llegue el bebé.

Explicarle y tranquilizarlo puede transformarse en recorrer un largo camino para calmar los temores de tu hijo mayor y ayudarlo a comprender la trascendental ocasión para su familia.

Que sea sencillo

Considera la edad de tu niño y su nivel de desarrollo. Dale a tu hijo hechos simples que pueda entender y evítale proporcionar demasiada información innecesaria o incidental.

Evita las distracciones

Elige un momento tranquilo para hablar con tu hijo, sin distracciones. Evita tener esta discusión en el recreo o cuando creas que tu hijo va a mostrarse desinteresado. Después del baño, antes de acostarse y durante la hora de comer son las opciones para hablar con tu hijo acerca de tu embarazo.

Lo que hay que decir

Puedes decirle cuando el niño es más pequeño, “El bebé está creciendo en el vientre de mamá” o “Cuando una mamá y un papá se aman mucho, a veces un bebé crece en el vientre de mamá.” Los niños mayores pueden beneficiarse de una breve lección de reproducción. Explicarle el proceso en el que un espermatozoide y un óvulo se unen para hacer un bebé es un buen medio para tener una charla apropiada para su edad.

Preguntas y respuestas

Prepárate para cualquier pregunta y todas. Tu hijo puede ser indiferente o puede tener muchas preguntas. Algunas de las preguntas que pueden surgir son: “¿Cómo será el bebé?” o “¿Te duele?” Se honesta con todo apropiado para la edad en tus respuestas a sus preguntas. Mentir sólo creará una mayor confusión para tu hijo.

Apropiada a la edad

Mantén la charla del trabajo de parto y el parto de acuerdo a su nivel de desarrollo. Explicale el factor de dolor y asegurale que vas a estar bien. Después de todo, él nació de ti y viviste para contarlo.

Mostrar y contar

Muéstrale al niño dibujos apropiados y libros que muestren el embarazo. Un gráfico que muestre cómo cambia tu cuerpo durante los nueve meses podría ser útil para que comprenda los cambios físicos. También puedes comprarle un libro de hermano o hermana mayor para aclimatar a tu hijo a su nuevo cargo, inminente.

Cuéntale tus sentimientos

Habla con tu hijo acerca de cómo te sientes durante tu embarazo. Explícale a tu hijo cómo las hormonas provocan las náuseas matutinas o te generan cansancio. Habla con tu hijo acerca de por qué no puede levantarlo a él en los últimos meses del embarazo para prepararlo para el cambio. Los niños mayores pueden ser capaces de ayudar con sus hermanos menores si es necesario.

Involúcralo

Involucra a tu hijo en el embarazo tanto como sea posible. Es posible que desees llevarlo a ver una ecografía o sonograma y mostrarle sus fotos. Deja que toque tu vientre, hable con el bebé, y deja que te ayude a escoger la ropa o los colores de pintura para su habitación.

0

Gimnasia y yoga para embarazadasGimnasia para embarazadas

El objetivo es lograr una preparación integral en el embarazo y pos-parto, esto significa brindarle a la embarazada un espacio donde pueda realizar una actividad física adecuada a su estado que le permita vivenciar no solo un embarazo saludable, sino también llegar bien preparada al parto.

Las clases son variadas en cuanto al uso de diferentes técnicas y elementos ya que apuntan a trabajar distintos aspectos en el embarazo.

La actividad física durante el embarazo resulta muy beneficiosa no solo porque permite fortalecer el cuerpo y aliviar molestias típicas de esta etapa, sino también porque acompaña las progresivas y profundas transformaciones que se producen a lo largo de los nueve meses de gestación.

Gimnasia – Yoga

La práctica del yoga resulta muy beneficiosa durante el embarazo.

El objetivo de estas clases es realizar un trabajo específico sobre aquellos músculos exigidos en esta etapa; para ello la práctica de asanas (posturas), respiración y relajación resulta ideal.

Las ásanas permitirán tonificar la musculatura, especialmente la pélvica comprometida en el parto.

También se trabaja el fortalecimiento de los músculos del pecho preparando las mamas para el período de amamantamiento y se tonifican los músculos de la espalda aliviando los dolores típicos por los cambios posturales.

La práctica de la relajación permitirá eliminar cansancio físico y mental, logrando un verdadero reservorio de energía, indispensable en esta etapa en la que el organismo se encuentra tan exigido, ya que la mayor parte de la energía está destinada a la formación del nuevo ser.

Por otra parte, la práctica regular de técnicas de respiración,aportarán mayor oxigenación a la sangre lo que beneficiará por partida doble tanto a la mamá como al bebé.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

0

Actividad física en el pospartoLa gimnasia posparto es una actividad que puede iniciarse una vez dada el alta por parte del médico obstetra.

Teniendo en cuenta las enormes transformaciones que la mujer tuvo durante su embarazo, sumada a las exigencias del parto yo cesárea más la demanda del recién nacido, la actividad física a realizar, deberá ser moderada y progresiva.

En estos encuentros, las recientes mamás no solo tendrán la posibilidad de volver a poner su cuerpo en movimiento sino que también podrán compartir un espacio de charla con otras mamás sobre diferentes inquietudes relacionadas con la crianza.

A diferencia de asistir a algún otro lugar donde se realice actividad física, en estos lugares dedicados exclusivamente a maternidad, tendrán la posibilidad de formar parte de un grupo de pertenencia donde al ser exclusivo de recientes mamás se sentirán motivadas por las mismas inquietudes. Además podrás asistir con tu bebé evitando de esta manera, dejarlo prematuramente cuando aún no te sientes segura de dejarlo.

El objetivo de estas clases es realizar ejercicios para lograr la pérdida de peso, recuperar los músculos del suelo de la pelvis (perineales), fortalecer abdominales, relajar zonas sobrecargadas durante el embarazo, eliminar tensiones propias de las malas posturas al sostener al bebé, amamantarlo, cambiarlo, elevar la masa muscular y recuperarse para un próximo embarazo, entre otras cosas, partiendo así de un peso ideal.

Se pondrá también especial interés en técnicas de relajación y respiración teniendo en cuenta que en el posparto la mujer suele sentirse estresada por lo que es importante regular el sistema neurológico para que así se re equilibre el sistema hormonal facilitando así la lactancia en el posparto.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

 

0

Hinchazón en los pies durante el embarazoMuchas mujeres experimentan inflamación en los pies durante el embarazo.

Dependiendo de la causa, esto puede ser una simple aunque un tanto incómoda condición que desaparecerá por su cuenta, o él mismo puede ser indicativo de una enfermedad subyacente grave que requiere atención médica inmediata.

La hinchazón de los pies y tobillos es una condición que puede ser experimentada por cualquier persona, pero es ocurrente durante el embarazo.

La hinchazón durante el embarazo a menudo ocurre debido a un edema, una condición que resulta de la acumulación de líquido en el sistema femenino.

Las mujeres embarazadas requieren producir sangre adicional para ayudar a cuidar a su bebé en crecimiento. Pero además de eso, su útero crece y se expande en tamaño, lo que aumenta la presión en sus venas.

Esto frena un poco la circulación y como resultado, la sangre se acumula en ciertas áreas y el agua se acumula en los tejidos del pie.

Esta agua puede demorarse a veces para ser eliminada por el sistema y mientras se desecha, produce los edemas.

En casos de hinchazón severa puede presentarse también hinchazón facial y en las manos, lo que en la mayoría de los casos, es síntoma de preeclampsia, que es una condición muy seria que puede reducir el flujo sanguíneo de la placenta y por lo tanto puede ser peligroso tanto para bebés y madres.

La hinchazón ocasional en los pies durante el embarazo no es señal de preocupación ya que es una condición transitoria que aparece y desaparece a lo largo del embarazo.

Existen remedios caseros para la hinchazón que se pueden utilizar sin afectar la salud del bebé; mientras esté descansando mantenga los pies en alto para ayudar a drenar el líquido de ellos.

Estar embarazada no es excusa para no comer bien o no hacer ejercicio. Evite los alimentos salados.

Coma más proteínas vegetales; sea más activa, el ejercicio ayuda a que la sangre fluya con mayor libertad. Su bebé lo agradecerá también.

Tome abundante agua, la deshidratación puede conducir a un enema. Por último, usted debe visitar el médico si la hinchazón y la inflamación persisten o se vuelven dolorosas.

Como se ha mencionado, podría ser indicativo de un problema más grave.

Fuente: www.articulo.org/articulo/36013/hinchazon_en_los_pies_durante_el_embarazo.html

0

La anemia durante el embarazoNos ocuparemos de una afección muy frecuente durante el embarazo: la anemia por deficiencia de hierro.

Este es un tema de control obligado ya que no tratar este problema puede ocasionar problemas de salud muy graves tanto en el bebé como en la madre.

Aquí encontrarán una breve guía con la información más relevante al respecto.

La anemia es una afección causada por la baja cantidad de glóbulos rojos de la sangre o por su baja cantidad hemoglobina (una proteína presente en los glóbulos rojos), cuya función es transportar el oxígeno a diferentes tejidos y órganos del cuerpo.

Para que el organismo pueda producir la cantidad necesaria tanto los glóbulos rojos como de hemoglobina, el cuerpo requiere de ciertas vitaminas y de hierro.

Cuando estamos embarazadas, aumenta el volumen de sangre ya que nuestro bebé obtendrá de ella los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Entre ellas, consumirá enormes cantidades de hierro, pudiendo ocasionar que no tengamos suficiente cantidad para que nuestro organismo produzca glóbulos rojos y hemoglobina en forma adecuada.

El problema de la anemia por deficiencia de hierro es usual entre las embarazadas, especialmente si se dan durante la gestación otras situaciones como: vómitos frecuentes, embarazos anteriores recientemente, o una alimentación baja en hierro.

Los síntomas de la anemia son variados, y no necesariamente se dan en forma combinada: cansancio fácil, debilidad, dolor de cabeza, agitación, fatiga, mareos, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca aumentada, baja concentración, falta de memoria y calambres en las pantorrillas.

Muchos de los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro se asemejan a los síntomas del embarazo, por ello es fundamental realizar las pruebas de diagnóstico necesarias para la detección de esta enfermedad.

Dentro de los controles del embarazo, deberás realizarte diferentes análisis de sangre y con ellos tu médico podrá chequear cuál es el estado de tus glóbulos rojos.

Fuente: www.articulo.org/articulo/31541/cuidado_con_la_anemia_durante_el_embarazo.html

0

Las ecografías 3D y 4DLa tecnología al servicio de la maternidad, las ecografías han supuesto una gran revolución en los controles prenatales. Antes de ella era impensable ver al bebé dentro del útero materno.

La ecografía 2D (bidimensional) es la más extendida, pero en los últimos años hemos conocido también la ecografía 3D (tridimensional), que nos permite ver el aspecto de volumen del bebé, y la llamada ecografía 4D que añade el complemento de ver al bebé en movimiento en tiempo real.

A continuación explicaremos cuál es el mejor momento del embarazo para realizar la ecografía 4D y así poder disfrutar de las mejores imágenes del bebé por nacer.

Las ecografías 3D y 4D pueden realizarse en cualquier momento del embarazo aunque las mejores imágenes se obtienen entre las semanas 24 y 30 pues las condiciones son las más adecuadas.

La proporción de líquido amniótico y el tamaño intermedio del bebé permiten visualizarlo mejor.

Dependiendo de la etapa de gestación, la ecografía se puede realizar por vía transvaginal o por vía abdominal.

De cualquier modo, no es recomendable realizarla antes de las semana 12 de gestación pues el aspecto del feto distará mucho de su aspecto definitivo.

Hay quienes incluso se impresionan del aspecto de su bebé y no tiene sentido gastarse el dinero que vale la ecografía para llevarse una desilusión.

A partir de la semana 12 y hasta aproximadamente la 20 se puede ver al feto en su totalidad viendo tronco y extremidades al mismo tiempo, pero no se podrán ver tan en detalle las facciones de la carita.

En cambio, al realizarla hacia fines del segundo trimestre o principios del tercero (alrededor del 6to o 7mo mes) no lo veremos completo, sino en partes pero obtendremos imágenes más reales del bebé pues sus rasgos estarán ya más definidos y podremos verlo, por ejemplo, haciendo muecas, chupándose el dedo o sacando la lengua.

A medida que avanza el tercer trimestre el bebé ya tiene un aspecto muy similar al que tendrá cuando nazca, pero después de la semana 32 su tamaño, la posición y una menor proporción de líquido amniótico puede dificultar que podamos ver al bebé de forma nítida o que no podamos verle bien la carita.

Por eso lo ideal si decides hacerte una ecografía 4D es que te lo plantees con antelación como para pedir cita en el momento en que las condiciones son más idóneas para ver y disfrutar completamente de la primeras imágenes de tu bebé.

Fuente: www.articulo.org/articulo/25480/las_ecografias_3d_y_4d.html

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles