El sitio del bebe, el niño y su familia

Ejercicios

El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos que usarás en el parto, como los del abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda.

Gimnasia y yoga para embarazadasGimnasia para embarazadas

El objetivo es lograr una preparación integral en el embarazo y pos-parto, esto significa brindarle a la embarazada un espacio donde pueda realizar una actividad física adecuada a su estado que le permita vivenciar no solo un embarazo saludable, sino también llegar bien preparada al parto.

Las clases son variadas en cuanto al uso de diferentes técnicas y elementos ya que apuntan a trabajar distintos aspectos en el embarazo.

La actividad física durante el embarazo resulta muy beneficiosa no solo porque permite fortalecer el cuerpo y aliviar molestias típicas de esta etapa, sino también porque acompaña las progresivas y profundas transformaciones que se producen a lo largo de los nueve meses de gestación.

Gimnasia – Yoga

La práctica del yoga resulta muy beneficiosa durante el embarazo.

El objetivo de estas clases es realizar un trabajo específico sobre aquellos músculos exigidos en esta etapa; para ello la práctica de asanas (posturas), respiración y relajación resulta ideal.

Las ásanas permitirán tonificar la musculatura, especialmente la pélvica comprometida en el parto.

También se trabaja el fortalecimiento de los músculos del pecho preparando las mamas para el período de amamantamiento y se tonifican los músculos de la espalda aliviando los dolores típicos por los cambios posturales.

La práctica de la relajación permitirá eliminar cansancio físico y mental, logrando un verdadero reservorio de energía, indispensable en esta etapa en la que el organismo se encuentra tan exigido, ya que la mayor parte de la energía está destinada a la formación del nuevo ser.

Por otra parte, la práctica regular de técnicas de respiración,aportarán mayor oxigenación a la sangre lo que beneficiará por partida doble tanto a la mamá como al bebé.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

0

Actividad física en el pospartoLa gimnasia posparto es una actividad que puede iniciarse una vez dada el alta por parte del médico obstetra.

Teniendo en cuenta las enormes transformaciones que la mujer tuvo durante su embarazo, sumada a las exigencias del parto yo cesárea más la demanda del recién nacido, la actividad física a realizar, deberá ser moderada y progresiva.

En estos encuentros, las recientes mamás no solo tendrán la posibilidad de volver a poner su cuerpo en movimiento sino que también podrán compartir un espacio de charla con otras mamás sobre diferentes inquietudes relacionadas con la crianza.

A diferencia de asistir a algún otro lugar donde se realice actividad física, en estos lugares dedicados exclusivamente a maternidad, tendrán la posibilidad de formar parte de un grupo de pertenencia donde al ser exclusivo de recientes mamás se sentirán motivadas por las mismas inquietudes. Además podrás asistir con tu bebé evitando de esta manera, dejarlo prematuramente cuando aún no te sientes segura de dejarlo.

El objetivo de estas clases es realizar ejercicios para lograr la pérdida de peso, recuperar los músculos del suelo de la pelvis (perineales), fortalecer abdominales, relajar zonas sobrecargadas durante el embarazo, eliminar tensiones propias de las malas posturas al sostener al bebé, amamantarlo, cambiarlo, elevar la masa muscular y recuperarse para un próximo embarazo, entre otras cosas, partiendo así de un peso ideal.

Se pondrá también especial interés en técnicas de relajación y respiración teniendo en cuenta que en el posparto la mujer suele sentirse estresada por lo que es importante regular el sistema neurológico para que así se re equilibre el sistema hormonal facilitando así la lactancia en el posparto.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

 

0

Beneficios de caminar durante el embarazoPrimero que todo hay que saber que todas las actividades fisicas deben consultarse primero con el medico que esta a cargo del embarazo, el medico hará las correspondientes recomendaciones para los ejercicios de la madre en la etapa biológica. La mujer embarazada y el bebé en gestación, saldrán altamente beneficiados.

“Probablemente el mejor ejercicio para una mujer embarazada es caminar, una excelente manera de tonificar los músculos, respirar aire fresco, mantener su cuerpo regular, y ayudarle a dormir bien por la noche, pero recuerde:. No se exija al punto del agotamiento como aocurre en el caso de las abdominales en el embarazo. Es mucho mejor tomar varios periodos cortos de agradables caminatas, paseos relajantes a lo largo del día en lugar de una larga y agotadora caminata. “. Fuente: Guide for Expectant Parents.

Caminar es una actividad que realizamos con frecuencia, no tiene un alto impacto que no resulta muy exigente si su ritmo es moderado, por eso, su realización proporciona grandes ventajas.

1. Ayuda a controlar el aumento de peso sin esforzar al organismo, debido a que es un ejercicio aeróbico pero de bajo impacto.

2. Activa la circulación sanguínea, lo cual previene los edemas y sus consecuencias, tales como la hinchazón de pies, hemorroides u otras.

3. Facilita el trabajo de parto debido al balanceo pélvico que se produce durante la caminata.

4. Al fortalecer los músculos de las piernas, este ejercicio en el embarazo permitirá llegar con fuerza al momento de dar a luz y evitar los calambres en dicho momento tan especial.

5. Favorece la recuperación posparto al proporcionar fuerza, tonicidad y mejorar la forma física en general.

6. Caminar al aire libre llena de vitalidad a las embarazadas, mejora la oxigenación de su organismo y el del bebé, y previene estados emocionales negativos como la depresión.

Los beneficios de caminar durante el embarazo son innumerables, pero nunca olvides seguir las indicaciones de tu médico, quién sabrá si ésta y otras actividades son oportunas en cada caso particular.

Además, hay algunos consejos respecto a la actividad física como el embarazo y los ejercicios abdominales, que conviene respetar para que el embarazo reciba correctamente todas las bondades del ejercicio.

Siempre que sigamos las recomendaciones de profesionales conocedores del tema, no debemos alarmarnos y disfrutar junto al bebé, de los efectos positivos que nos ofrece la caminata durante el embarazo.

Fuente: www.articulo.org/7333/miguelx2

0

Ejercicios terapéuticosLos ejercicios están indicados para las FUTURAS MAMÁS desde el PRIMER MES hasta los ÚLTIMOS MESES DE EMBARAZO. En TODOS LOS CASOS los EJERCICIOS TERAPÉUTICOS deberán ser AUTORIZADOS por el médico especialista.

Son ejercicios terapéuticos globales, realizados en grupos pequeños de 2 a 3 mamás, CONTROLADOS y SUPERVISADOS por un profesional de la salud. De esta manera, se logra un trato PERSONALIZADO a las FUTURAS MAMÁS.

Objetivos de los ejercicios terapéuticos en las futuras mamás

  • Prevenir dolores por contracturas musculares, especialmente a nivel de la columna vertebral, ocasionados por los constantes cambios que se producen a lo largo de los nueve meses de gestación.
  • Prevenir dolores a nivel de las articulaciones sacroilíacas por el aumento de los diámetros de la pelvis.
  • Mejorar la mecánica respiratoria, aumentando la capacidad ventilatoria y reforzando la actividad diafragmática, alterada por el aumento del volumen y presión abdominal.
  • Mejorar el gasto cardíaco, aportando mayor cantidad de oxígeno a nivel de los tejidos de la mamá y también del bebé.
  • Aliviar la fatiga y edemas que se producen en los miembros inferiores, estimulando el retorno venoso.
  • Mantener y mejorar la movilidad articular.
  • Reforzar el tono muscular global, mejorando la resistencia, coordinación y fuerza muscular general.
  • Reforzar el complejo diafragmático pélvico cuya función es el sostén de los órganos pélvicos contra la gravedad y la presión abdominal que van en aumento a lo largo de los nueve meses de embarazo.
  • Mejorar la función esfintérica del piso pelviano, ayudando en el control de las aberturas perineales, contribuyendo al mantenimiento de la continencia.

COORDINA

Lic. Carina Culebras Biocca
Lic. Kinesióloga y Fisiatra (U.B.A.), Terapista Física (N.D.T.)
(USAL) (MN 5729) (MP 2720)
Consultas al 4790-0257 – Olivos, Buenos Aires – Argentina

0

Lo que debe evitarse en una clase de trabajo corporal

Trabajo corporalLa actividad física durante el embarazo resulta muy beneficiosa, no solo porque permite fortalecer el cuerpo y aliviar las molestias típicas de esta etapa, sino también porque acompaña las progresivas y profundas transformaciones que se producen a lo largo de los nueve meses de gestación.

Sin embargo, a la hora de elegir deberá tenerse en cuenta ciertos puntos: la actividad física no debe producir fatiga en el embarazo.

No olvidemos que en esta etapa el organismo está muy exigido, destinando la mayor parte de su energía a la formación de un nuevo ser.

Agregar a esto una sobrecarga extra, producirla cansancio en la futura gestante lejos del verdadero objetivo buscado. Debe pues, evitarse todo lo que implique actividades bruscas, caídas y golpes en el abdomen.

No olvidemos que una de las características del útero es su irritabilidad o excitabilidad lo que hace que este reaccione con contracciones frente a distintos estímulos: físicos (palpación, el frío, movimientos bruscos, exceso de movimiento, viajes en lancha o cualquier otro vehículo en el que haya golpeteo, etc.) y estímulos psíquicos (emociones).

Hay mujeres que sienten temor a realizar determinados ejercicios que creen contraindicados. Para ellas, es importante explicarles que lo que se está proponiendo no es en absoluto peligroso, sino que por lo contrario luego de un tiempo de iniciado la actividad comenzarán a notar diferencias en cuanto a un mejor estado general.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que la embarazada no debiera estar acostada mucho tiempo boca arriba sin moverse ya que en esta postura se produce la obstrucción de la vena cava inferior.

Si recomienda recostarse siempre sobre el lado izquierdo para que se descomprima completamente dicha vena mejorando el gasto cardíaco y disminuyendo la frecuencia cardíaca.

También es recomendable esta posición para garantizar una buena oxigenación del bebé. Para ellos los ejercicios de relajación deberían realizarse en decúbito lateral.

Siendo el embarazo un intenso proceso de cambios no sólo corporales sino emocionales sería importante que luego de la actividad física siguiera un espacio de contención donde la futura mamá puede dar rienda suelta a sus expectativas, ansiedades, miedos, etc. para que puedan ser reflexionadas y elaboradas.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

0

Los ejercicios durante el embarazo

Los ejercicios durante el embarazoMantenerte en forma siempre es importante, especialmente durante el embarazo.

El ejercicio moderado puede fortalecer los músculos que usarás en el parto, como los del abdomen, la pelvis y la parte baja de la espalda.

Además, el ejercicio puede mejorar tu postura y aliviar molestias como tensión en la espalda y calambres en las piernas.

Y el ejercicio prenatal te ayuda a prepararte para el parto al aumentar tu resistencia y vigor, consume calorías que puedes ingerir en exceso, oxigena más tu sangre y por consiguiente la del bebé y mejora considerablemente tu condición física, indispensable para llevar sin complicaciones las etapas finales del embarazo.

En general, si tu embarazo se desarrolla normalmente, puedes continuar practicando los mismos deportes o ejercicios que hacías antes de quedar embarazada.

Sin embargo, tendrás que hacer ejercicios a un paso más lento a medida que tu embarazo progresa y de sentir algún dolor, náuseas, o mareo, deja de hacerlos inmediatamente.

Esta es la manera en que tu cuerpo te pide que disminuyas el ejercicio. Si no has estado haciendo ejercicios regularmente, el embarazo es el momento ideal para comenzar un programa de ejercicios. Recuerda que todos los ejercicios deben ser supervisados por tu médico personal.

Para conocer lo que debes evitar durante una clase de trabajo corporal, presiona aquí.

Puedes informarte más sobre los ejercicios e institutos para futuras mamás en ejercicios terapéuticos. Pulsa sobre los gráficos para agrandarlos:

Después de tener tu bebé, el ejercicio te ayuda a perder el peso extra que ganaste y a volver a ponerte en forma. Acude a consulta antes de comenzar un plan de ejercicios después del parto.

El ejercicio regular después del parto ayuda a endurecer todos los músculos que se estiraron durante su embarazo, especialmente en el abdomen y la base de la pelvis.

El cuerpo del embarazo

Por Norma Grispi (Natal)

El cuerpo de la mujer es el escenario done ocurren todos los cambios y transformaciones que provoca el embarazo.

Al principio estos cambios producen desconcierto: el cuerpo comienza a cambiar más rápido de lo que la embarazada puede registrar, y así puede sentirse rara o extraña con estas modificaciones.

Es por eso que es tan importante el trabajo corporal, el moverse, la gimnasia para acompañar estos cambios.

Muchas embarazadas tiene miedo de moverse, otras ni siquiera registran el embarazo; y en general otras preguntan ¿qué tipo de gimnasia es adecuada para el embarazo?.

De acuerdo a nuestra experiencia, proponemos la gimnasia del Sistema Natal. Esta es una gimnasia integradora, que trabaja tanto lo articular como lo muscular, que apunta a generar más energía, más vitalidad, más agilidad. Cuando una embarazada se mueve los beneficios son múltiples:

A nivel articular:

  • articulaciones más blandas
  • evita el dolor de espalda y cuello
  • evita problemas de rodillas
  • mejora la apertura de la cadera
  • reubica la pelvis para que no moleste la cintura

A nivel muscular:

  • obtiene más tono muscular
  • evita el sobrepeso
  • evita várices y edemas

A nivel circulatorio:

  • la oxigenación que obtiene beneficia tanto a ella como al bebé
  • la presión
  • evita calambres, etc.
  • mejora el sueño evitando el insomnio

A nivel emocional:

  • está tranquila
  • controla el miedo y la ansiedad
  • maneja recursos que la ayudan tanto al embarazo como al parto
  • está menos demandante
  • está más preparada para el proceso normal que va vivir

Todo esto sin contar otros beneficios adicionales como es mejorar la piel, el pelo, etc.

Realmente es muy importante que el trabajo corporal forme parte de la rutina de una embarazada.

Si bien hay muchas gimnasias o deportes que puede hacer, recomendamos la especializada para el embarazo, para aprovechar al máximo la oportunidad que la naturaleza le da de experimentar un nuevo cuerpo para conocer y mejorar.

Por Norma Grispi (Natal)

0
Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles