El sitio del bebe, el niño y su familia

¿Cómo dar el pecho? La lactancia materna debe de ser una experiencia confortable y agradable. La mayoría de nosotros ha oído acerca de pezones lastimados. Tu puedes evitar este problema la mayoría de las veces.

Sin embargo, muchas madres primerizas, encuentran que sus pezones son muy suaves durante los primeros días, cuando el bebé comienza la lactancia. Esto usualmente desaparece a la primera o segunda semana.

Precaución: ampollas, grietas, sangrado y/o dolor que continúa durante o entre alimentos no es normal. Consulta a tu ginecólogo o pediatra si tienes cualquiera de estos problemas.

Distintas posiciones

Posición de cuna

Coloca una almohada o dos en tus piernas, para apoyar a tu bebé. Acomoda la cabeza de tu bebé en la curvatura de tu brazo. Asegúrate que tu bebé se vuelve hacia ti (tórax con tórax) a nivel de la mama (fig. 2).

  1. Apoya tu mama con tu mano en posición en “L” o “C” (fig. 3), el pulgar encima del pecho, y los demás dedos abajo, lejos de la areola.
  2. Haz cosquillas en el labio inferior de tu bebé hasta que abra ampliamente la boca, entonces atráelo rápidamente hacia tu pecho. Se paciente, esto puede tomar un minuto.
  3. Asegúrate que los labios de tu bebé abarcan la areola.
  4. La punta de la nariz de tu bebé debe tocar el pecho.

Posición de balón de Football

Sobre una almohada o dos apoya tu brazo y a tu bebé. Detén el cuello de tu bebé y la parte baja de su cabeza en tu mano, con tu antebrazo apoya su cuerpo contra el costado tuyo (fig. 4)..

Sigue los pasos 1, 2, 3, 4 descritos en la posición de cuna.

Posición acostada

Recuéstate de lado con almohadas apoyando tu espalda y su pierna que queda hacia arriba, la cual debe de estar doblada. Coloca a tu bebé de lado frente a ti (fig. 5).

Sigue los pasos 1, 2, 3, 4 descritos en la posición la cuna. Varía la posición de la lactancia durante la primera semana.

Amamanta frecuentemente

Cada 1½ a 3 horas (8 a 12 alimentos en 24 horas). Manteniendo a tu bebé recién nacido en un horario artificialmente alargado lo pondrías desesperadamente hambriento y acrecentaría la probabilidad de una lactancia demasiado vigorosa lo que hará que tus pezones se lastimen.

No retires a tu bebé hasta que termines la succión de la mama. Haz esto poniendo un dedo limpio en un lado de la boca de tu bebé entre sus mandíbulas (fig. 6). No lo retires hasta que sientas que la succión termina.

Después de retirar a tu bebé, exprime un poco de tu leche y frota con ella en forma de masaje, el pezón y la areola. Deja secar al aire libre tanto como sea posible. Nunca uses jabón, alcohol, o cremas especiales en tus pechos o pezones. Agua es todo lo que se necesita para limpiar tus pechos cuando se baña.

Manejo

Si tus pezones llegan a lastimarse:

  1. Respira profundo, oye música suave u otra técnica de relajación antes y durante la succión del bebé.
  2. Limita el tiempo de lactancia en el pezón dañado.
  3. Alimenta primero del lado menos lastimado.
  4. Exprime un poco de leche antes, para estimular a que baje.
  5. Dale masaje a tus senos mientras amamantas, esto estimula a que la leche baje.
  6. Usa brasieres sin varillas plásticas. Usa almohadillas (fig. 7). Cambia frecuentemente las almohadillas, para mantener seco el pezón.
  7. Si tus pezones llegan a secarse o agrietarse, usa cremas con lanolina. Esto forma una barrera contra la humedad y los mantiene secos.
  8. Si tus pechos llegan a ingurgitarse, prueba exprimirlos un poco primero. Los pechos ingurgitados dificultan a tu bebé el comer. Al extraer un poco de leche manualmente, con sacaleche o con bomba, ayudan a que se haga la areola más suave, el pezón más erecto y la alimentación más fácil.
  9. Usa cubiertas agujereadas para los pezones lastimados entre las lactancias, esto permite que circule el aire y los protege de la irritación por el brasier.

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles