El sitio del bebe, el niño y su familia

Cuidados en veranoDurante el verano, es necesario tomar una serie de precauciones para mitigar los efectos agobiantes de las altas temperaturas, mucho más durante el embarazo, ya que de por sí, este estado conlleva algunas molestias propias tales como exceso de cansancio, problemas de circulación sanguínea, sensación de sofocación, etc.

Algunos de los consejos enumerados a continuación podrán servir a la mujer en gestación a sobrellevar esta etapa de la mejor manera posible.

Hábitos tales como baños y duchas a repetición permitirán aliviar el cansancio y el calor.

Es ideal alternar en las duchas chorros de agua fría con agua templada inmediatamente a continuación ya que esto produce un estímulo en la circulación sanguínea debido a que durante el embarazo está más lenta.

En caso de estar en un lugar donde no sea posible tomar una ducha, puede sumergir los brazos en agua fría o colocarse paños en la frente y/o nuca.

El uso de ventiladores y aire acondicionado serán útiles especialmente en los automóviles para movilizarse de un lado a otro. Descansar en esta etapa es fundamental, ya que estar permanentemente en actividad, sin alternar con períodos de descanso, produce una disminución de aporte sanguíneo al bebé.

Con respecto a la actividad física, es recomendable una gimnasia y/o yoga especializada para el embarazo, que permita alternar el movimiento con ejercicios de relajación y respiración.

También son beneficiosas las caminatas siempre y cuando se eviten los horarios de sol fuerte. En caso de estar en una zona veraniega, caminar a orillas del mar si mejora la circulación de las piernas.

Otra actividad recomendada es la natación, ya que refresca y relaja el cuerpo permitiendo descansar a la columna vertebral del sobrepeso de la panza. También activa la circulación.

Con respecto al cuidado que hay que tener frente a la exposición al sol, es necesario saber que debido a los cambios hormonales se producen manchas oscuras en la piel de la cara que pueden tardar mucho tiempo en desaparecer.

Para ello es fundamental usar cremas con factor de protección elevado en todo momento, aún cuando se esté bajo una sombrilla o caminando por la calle.

Con respecto a la alimentación, una dieta fresca, rica en frutas y verduras ayudarán a reponer el potasio que se pierde con la transpiración al tiempo que refresca. De más está decir la importancia de una ingesta abundante de líquidos, tales como agua o jugos.

Asesoró: Prof. Claudia Murno
Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto
Especialista en Maternidad
Teléfono: 4502-8761

Prof. Claudia Murno

MAMILAND: Nos dedicamos a acompañar a los futuros papás durante el crecimiento del nuevo ser en gestación. La llegada de un hijo, implica sin duda un cambio fundamental para cualquier pareja. Creemos que acompañándolos en este proceso, podremos favorecer en ellos un verdadero crecimiento en los aspectos físicos, emocional y mental. Así, los futuros papás contarán con una serie de elementos que le permitirán asumir un rol protagónico durante el embarazo-parto y posterior crianza del bebé. Prof. Claudia Murno: Coordinadora de Grupos de Pre y Post Parto - Especialista en Maternidad. Teléfono: 4502-8761

Notas de Prof. Claudia Murno (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles