El sitio del bebe, el niño y su familia

Nutrición para la madre y el hijo

La alimentación durante el embarazoComer los alimentos correctos cuando estás embarazada, es quizá el mejor regalo que le puedes hacer a tu bebé.

Una buena dieta para el embarazo debe ser variada y estar bien balanceada.

Esta incluye suficientes frutas y vegetales frescos, granos enteros, productos lácteos, proteínas, algunas grasas y ocho tazas de líquidos al día.

El comer alimentos en abundancia y ricos en calorías es perjudicial para tu salud y la del bebé.

El sobrealimentarte sólo te llevará al sobrepeso, lo que trae complicaciones al final del embarazo y durante el parto.

Así entonces olvida eso de que debes “comer por dos”.

Alimentos que debes comer

  • Proteínas: Carnes, pescados, huevos, aves, frijoles, nueces, quesos, leche, lentejas, salchichas, jamón.
  • Vitaminas, minerales y fibra: Frutas y vegetales frescos, cereales y panes de granos enteros. El consumo moderado de sal es necesario para tú y tu bebé, sólo en casos muy especiales se restringe su ingesta. El hierro, el ácido fólico y el calcio, deberán tomarse mediante medicamentos que tu ginecólogo te indique.
  • Calcio: Productos lácteos.
  • Hierro: Verduras, frutas secas, frijoles y almendras.
  • Líquidos: Mucha agua, jugo de frutas y otros líquidos proporcionan la cantidad adecuada de fluidos necesarios para tú y tu bebé.

Alimentos que debes limitar

  • Grasas: Mantequilla, margarina, frituras, aceites.
  • Dulces: Azúcar, jarabes, postres, bocadillos y refrescos, harinas, galletas.

Cosas que debes evitar

  • Cafeína: Café, té, cacao, refrescos de cola, chocolate, algunos medicamentos.
  • Alcohol y tabaco: Está plenamente demostrado el enorme daño que ocasiona el tabaco a los adultos, y en mucho mayor proporción a bebés en formación: abortos, retardo en el crecimiento intrauterino (bajo peso al nacer); es tres veces más frecuente la muerte de cuna en hijos de madres fumadoras, parto prematuro, desprendimiento prematuro de placenta, ruptura prematura de membranas, labio leporino, microcefalia, excitación aumentada del sistema nervioso, menor coeficiente intelectual, déficit de atención, comportamiento desadaptativo, alergias, bronquitis, asma, etc. El humo de cigarro perjudica al bebé en gestación, aunque no sea la madre la fumadora sino el esposo, el compañero de trabajo, la visita a su casa, etc.
  • Medicinas: Todo tipo de medicina que no sea recetada por tu médico.
  • Otros: No son recomendables los viajes largos, y si es necesario realizarlos se debe descansar 5 o 10 minutos (estirar las piernas) cada 90 minutos de camino. Las relaciones sexuales sólo son limitadas en el último mes del embarazo o si se presenta alguna complicación del mismo como amenaza de aborto o de parto prematuro. Se aconseja usar vestimenta holgada y zapatos de tacón bajo.

EXÁMENES: Para un buen control, es indispensable además de corroborar el aumento de peso y de los signos vitales junto con el desarrollo del bebé, practicar exámenes de rutina como lo son biometría hemática, glucosa y examen general de orina, y en casos especiales coombs indirecto (en pacientes con Rh negativo), perfil tiroideo, pruebas de coagulación, etc.

ESOS CONSEJOS… Son muy frecuentes los consejos de amigas o familiares, acerca de lo que ocurre en el embarazo siempre con muy buena intención, pero a veces desorientadores y confusos y hasta en ocasiones preocupantes (ver mitos).

Es mejor hacer una lista escrita de las dudas que por lo común son justificadamente muchas y pregúntalas en la consulta.

Si algún cuestionamiento debe ser resuelto con urgencia no dudes en consultarlo con tu médico.

Aumento de peso durante el embarazo

El peso promedio que se recomienda ganar durante el embrazo es de 10 Kg. Ganar éste peso recomendado aumenta grandemente tus probabilidades de tener un bebé sano al término normal del embarazo. De tu peso inicial, el aumento deberá ser de la siguiente manera:

El primer mes: 300g, el segundo mes: 600g, el tercer mes: 1 Kg, el cuarto mes: 2 Kg, el quinto mes: 3 Kg, el sexto mes: 4 Kg, el séptimo mes: 6 Kg, el octavo mes: 8 Kg, y el noveno mes: 10 Kg. Después del parto, si continúas comiendo debidamente y haciendo ejercicios, no debes tener problemas en regresar a tu peso original.

¿Cómo evitar molestias digestivas?

Náuseas

  • Evita grandes comilonas. Come raciones pequeñas, cinco o seis veces por día.
  • Por las mañanas come galletas saladas o cereal seco antes de dejar la cama.
  • Evita los alimentos grasosos, espesos, fritos y condimentados.
  • Prefiere los alimentos fríos y frescos en raciones pequeñas.
  • Toma líquidos fríos entre comidas y no junto con ellas.

Estreñimiento

  • Come alimentos ricos en fibras como es el caso de los cereales integrales, verduras y frutas.
  • Consume más líquidos.
  • Camina diariamente.

Bebés en la Web

Bebés en la Web es un sitio de Internet comprometido con la divulgación de información para los nuevos padres. Los temas que en él se tratan y que intentamos ampliar en forma permanente, tienen por finalidad el bienestar de los hijos desde su misma concepción, poniendo en manos de los padres, los recursos de conocimiento que muchas veces es dificultoso que encuentren compilados en forma amplia y amena en otros medios.

Notas de Bebés en la Web (ver todo)

Notas relacionadas:

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secciones
Suscribimos al código de ética sobre sitios de salud. Ver más detalles